Compartir
Publicidad

940 millones de dólares para los vehículos autónomos repartidores de Nuro

940 millones de dólares para los vehículos autónomos repartidores de Nuro
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez que SoftBank invierte en algo es como una apuesta en el futuro, algo que tiene todo para explotar en los próximos años. Y es que el gigante japonés hoy día tiene inversiones en los coches autónomos de Uber, en una empresa que quiere hacer streaming desde el espacio entre otras. Además, es dueña de la importantísima compañía de chips ARM y los impresionantes robots de Boston Dynamics.

Pues hoy SoftBank acaba de hacer un nuevo e importante movimiento estratégico: una inversión de 940 millones de dólares en Nuro, una compañía fundada por dos ex ingenieros de Google que desarrollaron un vehículo autónomo para tareas de reparto.

SoftBank sigue apostando de forma importante en las plataformas de conducción autónoma

Nuro inició operaciones en 2016 cuando dos ex miembros del equipo de coche autónomo de Google decidieron formar su propia compañía, después de todo muchos de estos ingenieros se volvieron millonarios con ello. La idea era crear un pequeño vehículo autónomo con capacidades para llegar consigo paquetes o bolsas sin la necesidad de tener un conductor.

Hace exactamente un año, Nuro se convirtió en la primera empresa en tener autorización para poner en las calles públicas sus vehículos autónomos, donde el objetivo es entregar desde comida, bolsas del supermercado hasta paquetes de Amazon. Para la entrega de comida y la compra, Nuro se asoció con Kroger, una de las cadenas de supermercados más antiguas de los Estados Unidos.

El vehículo conocido como Nuro R1 es la segunda versión tras hacer pruebas con coches Prius de Toyota. La ventaja del R1 es que es eléctrico, mucho más pequeño que un sedán, tiene dos compartimentos para almacenar hasta seis bolsas del supermercado y cuenta con sensores, LiDAR y cámaras que le permiten moverse tanto por las calles como por las aceras de forma autónoma.

Nuro opera actualmente en California, Arizona y Texas con seis vehículos R1. Ahora con la inversión de 940 millones de dólares por parte de SoftBank, la compañía busca mejorar la plataforma de conducción autónoma, fabricar 50 nuevos vehículos e iniciar con los planes para llegar a nuevos países fuera de Estados Unidos.

Por otro lado, SoftBank sigue apostando en la tecnología de conducción autónoma. El año pasado, la compañía invirtió 2.250 millones de dólares en la división Cruise de coches autónomos de General Motors; en 2017 adquirió el 20% del negocio de taxis autónomos de Uber, y a esto le siguieron inversiones en Didi Chuxing de China, competencia de Uber, Grab del sudeste asiático y Ola de India.

Y por si no fuera suficiente, SoftBank también posee una participación millonaria en Nvidia, donde su objetivo es impulsar el desarrollo de chips para coches autónomos. Es decir, los japoneses están

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio