Publicidad

LG G8 ThinQ, primeras impresiones: sorprende por los gestos a distancia, pero nos convence por su diseño
Móviles

LG G8 ThinQ, primeras impresiones: sorprende por los gestos a distancia, pero nos convence por su diseño

Publicidad

Publicidad

LG se presenta en el Mobile World Congress de Barcelona con dos nuevos teléfonos de gama alta, el LG V50 ThinQ 5G y LG G8 ThinQ, hemos estado probándolos y aquí os traemos nuestras primeras impresiones. La renovación del buque insignia de LG para 2019 incorpora un par de tecnologías que hasta la fecha no habíamos visto en ningún móvil.

Por un lado se añade el sonido Crystal Sound OLED, capaz de transmitir el sonido desde la propia pantalla sin necesidad de altavoces y más sorprendente todavía, tenemos una curiosa tecnología que a través de un sensor ToF 3D nos permite interactuar con el LG G8 ThinQ sin tocarlo, de forma totalmente inalámbrica.

LG G8 ThinQ, toma de contacto en vídeo

Ficha técnica del LG G8 ThinQ

LG G8 ThinQ

Pantalla

6,1" OLED 19.5:9 QHD+

Procesador

Snapdragon 855

RAM

6 GB

Almacenamiento

128 GB + microSD (hasta 2TB)

Batería

3.500 mAh
Quick Charge 3.0

Cámara trasera

12MP, f/1.5 (1.4μm) + 16MP, f/1.9 (gran angular) + 12MP, f/2.4 (telefoto)

Cámara frontal

8MP, f/1.7, Z Camera (ToF)

Software

Android 9.0 Pie

Dimensiones y peso

151.9 x 71.8 x 8.4mm
167g

Sonido

Crystal Sound OLED

Otros

Resistencia IP68
Hand ID + Face ID
Lector de huellas trasero
NFC, BT 5.0, radioFM, DTS:X 3D Surround, 32-bit HiFi QuadDAC, USB tipo C

Un gran diseño en acabado, dimensiones y agarre en mano

G8 Thinq 5g

Con la generación anterior ya vimos que los móviles de LG tienen un diseño excelente y afortunadamente en este aspecto la marca ha decidido ser conservadora. Incorporando algos toques que hemos visto en terminales más recientes como el LG V40, el LG G8 ThinQ está construido en cristal pero con un acabado muy liso que sorprendentemente resbala muy poco.

En la parte trasera del LG G8 ThinQ tenemos un cristal Gorilla Glass 6 que al tacto sienta muy bien. Nuestra unidad de prueba era de color rojo y las huellas se impregnaban con facilidad, pero aún así tenemos un móvil llamativo, con buen feeling en mano y que visto en primera persona gana bastante. Un diseño similar a lo que ya teníamos, pero que sigue consiguiendo buenos resultados.

Diseno Lg G8 Thinq

A nivel de peso y grosor, el LG G8 ThinQ sube ligeramente en comparación con otros terminales pero hay un motivo de peso; la batería crece hasta los 3.500 mAh. Y lo cierto es que no los aparenta. En mano nos ha parecido un teléfono compacto y bastante ligero. Aún así, pese a que en mano se nota muy liviano, si lo enfrentamos con otros móviles del mismo tamaño como el Galaxy S10, el LG G8 ThinQ sale perdiendo en la comparativa directa.

El diseño del LG G8 ThinQ es bastante ligero y compacto, pero lo que nos gusta realmente es el tacto y las sensaciones que ofrece en mano. Sorprende el buen agarre que tiene y lo premium que se siente.

La curvatura de los bordes es la justa para ofrecer un buen agarre y me ha parecido un móvil que va sobre seguro pero es muy funcional y manejable. ¿Es el más ligero o delgado? No. Pero por ejemplo, tener un grosor de 8,3mm le permite que la triple cámara trasera esté totalmente integrada en el chasis. Únicamente la presencia del lector de huellas físico nos impide tener un móvil con un cuerpo minimalista en su totalidad.

Lg G8 Thinq Color

Nos hubiera gustado encontrar el lector de huellas integrado en la pantalla y por qué no, un 'notch' más pequeño. Aunque el motivo de la muesca tradicional es debido a la incorporación del sensor 3D en la cámara frontal. Con un diseño tan cuidado, nos hemos quedamos con las ganas de encontrar también esa apuesta por el minimalismo en la pantalla.

El cuerpo del LG G8 ThinQ es resistente al agua IP68 y nos transmite buenas sensaciones a nivel de construcción. Los acabados de los botones son buenos y la colocación es la idónea. En la parte inferior tenemos el puerto USB tipo C y además el jack de 3.5mm. Un añadido que todavía sigue siendo bastante útil, sobre todo en un móvil que cuida tanto el sonido.

Todavía es pronto para ver si la tecnología Crystal Sound OLED ofrece una ventaja clara.

Este año el buque insignia de LG llega con una nueva tecnología de sonido, además del Quad DAC Hi-Fi 32bits, la colaboración con Meridian y la certificación exclusiva DTS-X. Se trata de Crystal Sound OLED, una tecnología que LG tenía desarrollada para televisores y que han decidido traer al móvil. El sonido sale de la pantalla y el cuerpo del terminal hace de caja de resonancia. Hemos podido probarlo brevemente durante nuestra primera toma de contacto y si no nos explican que está, no nos habríamos dado cuenta. El nivel de vibración es muy bajo y el sonido producido parece bastante limpio. Habrá que esperar eso sí al análisis para tener una mejor opinión, ya que con un par de canciones y algún vídeo es demasiado pronto para discernir su calidad.

Lo último de LG en paneles OLED

Pantalla Lg G8 Thinq

Durante la presentación del LG G8 ThinQ, la marca nos explicó que en su buque insignia utilizan los últimos paneles OLED QuadHD+ de la compañía, unos que ofrecen mejor brillo y colorimetría que cualquiera en el mercado.

En el LG G8 ThinQ tenemos una pantalla OLED de 6,1 pulgadas en formato 19.5:9 para un ratio aproximado del 83.5%. A nivel de calidad, me ha parecido un panel muy bueno. El contraste era el esperado en este tipo de paneles y el brillo suficiente alto, aunque por detrás del IPS del año pasado. Personalmente, prefiero la apuesta de este año con el OLED ya que cuando utilizo el móvil me aporta colores más intensos, algo que encuentro más agradable.

Una pequeña queja que podríamos tener es que el LG G8 ThinQ no ha apostado por maximizar el ratio todo lo que suele ser habitual en los nuevos modelos de 2019. Mientras otras marcas nos dan un 'notch' en forma de gota de agua o el agujero, LG sigue manteniendo la muesca en la pantalla que tantas críticas tuvo el año pasado.

El panel OLED del LG G8 ThinQ es bastante bueno en brillo y contraste, aunque quizás un 'notch' más pequeño habría ayudado a ofrecer una estética todavía más limpia.

LG ha decidido ser tradicional aunque nos ofrecen algo a cambio. Seguidamente os explicaremos cómo funcionan los gestos a distancia, pero mi pregunta es ¿hasta qué punto el usuario cambiaria estos gestos por un 'notch' más pequeño?

Nos harán más pruebas, principalmente en exteriores, para comprobar si el OLED de LG ofrece la mejor calidad. Aún así, nos quedamos con la duda de cómo habría sido este LG G8 ThinQ en caso de haber optado por un diseño más minimalista y optimizado en vez de sorprendernos con un añadido para el control del móvil.

Pocos cambios en el software

Xataka Lg G8 Thinq

El LG G8 ThinQ viene de fábrica con Android 9.0 Pie y su capa de personalización propia. Como no podía ser de otra manera, el móvil de prueba va rápido y abre todas las aplicaciones instantáneamente. Tenemos en el interior el último Snapdragon 855 de Qualcomm junto a 6GB de memoria RAM y todo el sistema vuela.

Desde LG nos informaron que el software no es final, pero lo notamos suficiente estable y no detectamos fallos o cierres inesperados. Sí seguimos viendo bastante 'bloatware' y aplicaciones preinstaladas. Aquí creemos que ha habido pocos cambios a nivel del launcher y el sistema en general. Parece la capa de siempre con ligeros retoques.

Eso no significa que no haya importantes novedades en el software, pero la mayoría están relacionadas con el siguiente apartado.

'Air Motion': cómo funcionan los gestos a distancia y para qué sirven

Lg G8 Software

El LG G8 ThinQ se presenta como el primer móvil del mundo con detección avanzada de las venas de la palma de la mano gracias al uso de una combinación de sensores infrarrojos y un sensor ToF. El móvil incorpora tres maneras de desbloquearlo, por un lado el lector tradicional, el reconocimiento facial Face ID y el nuevo Hand ID, que permite identificar a alguien por las venas de sus manos. La idea es similar al lector de huellas pero con la palma abierta de la mano y sin tocar el teléfono.

No hemos podido realizar pruebas sobre la efectividad del lector de manos, aunque sí hemos podido utilizar su Z Camera y 'Air Motion' para controlarlo a distancia. ¿Cómo funciona? Básicamente mantenemos la mano a una distancia de hasta 20 centímetros y el móvil automáticamente detecta la mano. Una vez detectada, lo que si lo hacemos bien es bastante rápido, nos permite abrir aplicaciones inalámbricamente, contestar llamadas, subir el volumen, abrir aplicaciones o posponer para después una alarma.

Dsc00719
La utilidad de los gestos a distancia se limita a situaciones muy concretas, pero la experiencia es "mágica". Un añadido diferente que no me importaría ver repetido en más terminales, aunque con más aplicaciones compatibles y mejorando la precisión.

Es realmente curioso y de seguro que se convertirá en una de las herramientas más llamativas y entretenidas de enseñar a amigos y conocidos. LG promete que expandirá esta tecnología para poder realizar más acciones en el sistema.

Al principio cuesta encontrarle el truco para hacerlo efectivo, pero una vez lo haces funciona correctamente. Le falta algo de velocidad, pero parece bastante usable en el día a día. La duda es, ¿en qué momentos voy a utilizar esta tecnología? ¿Acaso no tardo menos clickando en la pantalla directamente? La ventaja de este sistema de control por gestos es que no hace falta ser tan específico para encontrar el icono o lugar donde clickar. En el momento que aprendes como funciona, es posible llegar a controlar el móvil casi sin mirar la pantalla.

Dsc00733

Desde LG nos explican que un buen caso de uso puede ser como manos libres en el coche. Al no hacer falta tocar la pantalla ni mirar, puede ser muy útil para contestar llamadas inalámbricamente o cambiar de canción. En este sentido, el control por gestos a distancia nos parece una tecnología sorprendente y con bastante recorrido. No me resultaría descabellado en un futuro que lo veamos en más sistemas, aunque por el momento está bastante verde.

Dsc00730

El control por gestos a distancia funciona aunque tengamos guantes. Cuando nos detecta la mano, justo debajo de la muesca en la pantalla aparece una pequeña animación para indicarnos que se nos ha detectado. La distancia es más alejada de lo que podríamos pensar. No se trata de rozar el móvil, realmente lo controlamos a una distancia suficiente. Incluso quizás demasiada, ya que por ejemplo si tenemos el móvil encima de la mesa no pasaremos la mano tan lejos.

La primera impresión con esta tecnología ha sido positiva, pero más por la sorpresa que por la posible utilidad que llegue a tener. Tampoco conocemos su gasto consecuente en batería. Creemos que tiene posibilidades en situaciones concretas, pero personalmente no me basaría únicamente en esto para valorar la compra del LG G8 ThinQ.

El gran angular como protagonista de la triple cámara

Lg Camara

El LG G8 ThinQ tendrá varias versiones, algunas con doble y otras con triple cámara. El modelo que nosotros hemos podido probar y previsiblemente sea el más habitual es el de tres cámaras. El sensor principal es de 12 megapíxeles con una apertura f/1.5, el segundo sensor es de 16 megapíxeles para un gran angular de 107 grados y un tercer sensor para telefoto. Se trata de la misma configuración que vimos en el LG V40, que ahora se traslada a la serie G.

Nos gusta que la triple cámara quede totalmente integrado en el cuerpo, aunque nos extraña que el flash quede tan cercano a un lateral. Más allá del tema estético, a nivel de calidad la fotografía nos ha parecido buena.

La aplicación de cámara es sencilla y está bien organizada. Podría estar más cuidada a nivel visual, pero tiene prácticamente todas las opciones que vamos a necesitar y además son fáciles de encontrar.

Foto Lg

En estas primeras impresiones es muy difícil apreciar la calidad de la cámara. El tiempo es limitado y la luz es la que es. El detalle es correcto aunque echamos quizás un tono de colores más vivo e intenso. El modo retrato con la cámara trasera es bueno y el nivel de calidad del gran angular está entre los mejores que he probado. Normalmente en esta lente secundaria la calidad suele bajar y en la de LG no hay tanta diferencia.

Telefoto
bokeh
foto

El sensor de la cámara frontal 'Z Camera' está fabricado por Infineon. Gracias a este sensor es posible controlar el nivel de profundidad del modo bokeh con mucha precisión. El sensor principal es de 8 megapíxeles con píxeles mejorados de 1.22μm y un campo de 80º. Si bien con las opciones de Studio, modo belleza y retrato es posible ajustar mucho el bokeh, nuestra primera impresión es que los recortes del borde del rostro no los realiza muy bien. No ocurre lo mismo con la disposición de doble cámara frontal del LG V50, que sí consigue un mejor resultado.

LG G8 ThinQ: la opinión de Xataka

Lg G8 Thinq

El LG G8 ThinQ es un gama alta que mantiene los elementos que le han ido bien anteriormente a LG como es el diseño, que continúa mejorando, el cambio a las pantallas OLED, que aportan un plus en calidad de imagen y un sonido muy cuidado. La primera sensación con Crystal Sound es positiva, aunque no creemos que sea un cambio revolucionario en el sonido de los móviles.

La tecnología 'Air Motion' es curiosa y tiene potencial, aunque es una primera generación que no logra aportar un plus claro.

Se ha mejorado la batería, se añade la triple cámara y tenemos una tecnología muy llamativa como es el sensor ToF que nos permite controlar el móvil por gestos a distancia. Es algo diferente, una apuesta arriesgada en una marca que cada cierto tiempo nos sorprende con añadidos innovadores. Nos gusta que LG arriesgue.

'Air Motion' puede ser útil en algunas situaciones pero como muchas veces ocurre, la implementación de software es importante y la de LG está algo limitada. Un camino por delante que nos gustaría ver por dónde continúa.

Lg G8 Vs V50
El LG G8 ThinQ es móvil innovador por una parte, pero una apuesta segura por otra, ya que mejora en varios apartados mientras sigue ofreciendo un diseño sensacional en mano.

La innovación tiene un precio. En el caso del LG G8 ThinQ es no tener un frontal tan aprovechado como hubiera sido deseable. Aún así, el diseño general es muy bueno y en mano ofrece una sensación excelente. No será el más ligero, ni el más compacto pero el LG G8 ThinQ es un gama alta que sienta genial en mano y además ofrece varias características únicas y diferentes en el mercado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir