En Tesla no ganan para disgustos: ahora Musk dice que necesita recortar el 10% de su plantilla

En Tesla no ganan para disgustos: ahora Musk dice que necesita recortar el 10% de su plantilla
31 comentarios

De la pérdida de beneficios laborales al despido. Esta semana no está siendo nada buena para los trabajadores de Tesla. Si el martes su CEO, Elon Musk, comunicó a los empleados que no podrían teletrabajar si no pasaban 40 horas a la semana en la oficina como mínimo, este jueves el magnate de origen sudafricano ha anunciado que necesita recortar alrededor del 10% de la plantilla del fabricante de coches eléctricos, según Reuters.

Musk ha elegido el mismo soporte para comunicar ambas decisiones, correos electrónicos que han acabado filtrándose a la prensa. Este segundo, el que aborda los despidos, lleva por título “pausar todas las contrataciones en todo el mundo”, y en el cuerpo de texto el CEO de Tesla asegura que tiene un “súper mal presentimiento” sobre la economía mundial y que la empresa necesita deshacerse de alrededor de un 10% de sus empleados. Por el momento, no ha trascendido más información al respecto.

Tesla, una más. De esta forma, Tesla se una a la ya larga lista de empresas tecnológicas que han pausado las contrataciones o han abordado procesos de despido. Una de las primeras en congelar la llegada de nuevos empleados fue Meta, a mediados de mayo, después de que su balance de resultados del primer trimestre de 2022 fuera peor de lo esperado. A los de Zuckerberg pronto se sumaron otras compañías como Twitter, Salesforce o Microsoft.

Del lado de los despidos, Netflix fue una de las primeras que inició un proceso de reducción de plantilla como consecuencia, entre otras cosas, de la mala situación de la economía global y la pérdida de suscriptores. Tras la plataforma de streaming, Robinhood, Klarna o Paypal también anunciaron despidos.

Vagos. El anuncio de recortes en Tesla se produce sólo dos días después de que Musk dijese a sus empleados de oficina que sólo podrían seguir teletrabajando si pasaban, al menos, 40 horas a la semana en las instalaciones de la empresa. Lo que, de facto, supone acabar con el trabajo en remoto en la compañía.

El CEO del fabricante de coches eléctricos señaló que el trabajo a distancia ya no era aceptable para Tesla, y que, de no estar de acuerdo con la decisión, ya sabían dónde estaba la puerta. Y no contento con eso, el magnate de origen sudafricano también dijo a través de su cuenta de Twitter, al ser preguntado por un usuario sobre las personas que piensan que volver a la oficina es algo anticuado, que “ellos deberían fingir que trabajan en otro lugar”. Es decir, Musk considera que el teletrabajo no es productivo y la oficina sí.

Imagen | NVIDIA Corporation

Temas
Inicio