Más despidos, menos contrataciones: Microsoft y PayPal resumen el estado del sector tecnológico ahora mismo

Más despidos, menos contrataciones: Microsoft y PayPal resumen el estado del sector tecnológico ahora mismo
19 comentarios

El mal momento de las tecnológicas sigue cobrándose víctimas entre los trabajadores del sector. Después de que Meta, Twitter o Salesforce decidiesen congelar las contrataciones, de que Netflix, Robinhood o Klarna hayan acometido despidos, y de que Amazon anunciase que está valorando reducir la plantilla de su división de logística, ahora Microsoft es la que ha dicho que va a frenar la llegada de nuevos empleados, según el Wall Street Journal, y Paypal la que va a echar a parte de su personal, según Bloomberg.

Microsoft. La compañía de Redmond, Washington, va a frenar las contrataciones de desarrolladores de software para productos como Windows, Office o Teams. De acuerdo con el rotativo neoyorquino, la decisión se ha tomado para responder a la creciente incertidumbre económica que se da a nivel internacional, el mismo motivo que han esgrimido otras tecnológicas para tomar medidas similares. No obstante, una portavoz de Microsoft ha asegurado que esperan retomar el ritmo normal de contrataciones a partir del año que viene.

Microsoft, sin embargo, no va a dejar de contratar en estas divisiones, simplemente va a hacerlo menos y sólo en aquellos puestos que necesiten cobertura inmediata. Asimismo, todas las nuevas llegadas de trabajadores tendrán que ser aprobadas por la alta gerencia de la compañía, algo que hasta ahora no sucedía.

Además de esta medida, Microsoft no va a abordar otras acciones de control de gastos, al menos que sepamos. De hecho, a principios de mayo la empresa le dijo a sus trabajadores que iba a aumentar sus sueldos, por lo que en estos momentos se estaría centrando en retener a sus empleados más valiosos en lugar de intentar atraer talento nuevo.

Paypal. El servicio de pagos en línea, por su parte, ha ejecutado recientemente nuevos despidos después de que hace unas semanas echase a 80 empleados de su sede de San José, en Estados Unidos. Los miembros afectados por el último ajuste de plantilla pertenecen a las sedes de Paypal en Chicago, Arizona y Nebraska.

De acuerdo con Bloomberg, la decisión vendría motivada por la desaceleración de los ingresos de Paypal durante el primer trimestre de 2022. La empresa siguió siendo rentable, y de hecho creció un 15% con respecto al año anterior, pero ese aumento ha sido menor del esperado.

Esas circunstancias llevaron a los responsables de la empresa a aprobar una “reducción estratégica de la fuerza global”, según recoge Reuters. Por el momento, la compañía habría gastado unos 20 millones de dólares en indemnizaciones para acometer ese plan, y espera gastar otros 100. Los directivos de Paypal aseguran que la reducción de la plantilla supondrá un ahorro de 260 millones de dólares al año.

Vacas flacas. Son varias las tecnológicas que han decidido contener gastos en las últimas semanas a través de la congelación de las contrataciones o los despidos. Todas ellas, en mayor o menor medida, se están viendo afectadas por la inflación y la inestabilidad financiera que ha provocado la guerra de Ucrania. Un mal común que se ve agravado, en algunos casos, por otros particulares que están llevando a estas compañías a ser más conservadoras que nunca.

Meta, por ejemplo, ha parado las contrataciones en buena medida por el retraimiento del sector publicitario, al que se suma el lento pero inexorable ocaso de Facebook como potosí del conglomerado y el ingente gasto que han realizado en los últimos meses en el desarrollo del metaverso.

El descenso de los ingresos publicitarios también ha afectado a Twitter, aunque en su caso la incertidumbre sobre su venta a Elon Musk también ha tenido bastante peso en la decisión de detener la llegada de nuevos empleados. Y Netflix, por su parte, vive la crisis económica dentro de su particular crisis de suscriptores: perdió 200.000 suscriptores en el primer trimestre de 2022, en parte por el cese de su servicio en Rusia, pero también por la cada vez más feroz competencia del resto de plataformas de streaming. Algo que se está saldando con numerosos despidos en la compañía.

Temas
Inicio