Amazon está experimentando algo hasta ahora inédito en su historia: un empequeñecimiento de sus almacenes

Amazon está experimentando algo hasta ahora inédito en su historia: un empequeñecimiento de sus almacenes
8 comentarios

Varias de las tecnológicas más grandes del mundo no están pasando por su mejor momento, como demuestran las políticas de contención de gastos que han decidido aplicar recientemente y que, en buena medida, tiene que ver con el empleo. Amazon es una de ellas.

Los de Jeff Bezos ya sugirieron en su último balance trimestral de resultados que iban a recortar su plantilla de logística, sobredimensionada durante los primeros años de la pandemia, y ahora Bloomberg ha revelado que el gigante del comercio electrónico también se quiere deshacer de una parte importante de sus almacenes.

Tres mil kilómetros cuadrados. De acuerdo con esta información, la reducción de la actividad del comercio electrónico después del pico alcanzado durante las fases más duras de la pandemia, sumada a los malos resultados económicos registrados durante el primer trimestre de 2022, ha hecho que Amazon haya decidido deshacerse, al menos temporalmente, de un número importante de sus almacenes.

En total, el gigante del comercio electrónico estaría buscando dar salida a unos 3.000 kilómetros cuadrados de espacio mediante el subarrendamiento de las naves que alquiló en los dos últimos años y que ahora apenas utiliza. También estaría negociando la rescisión de algunos de estos contratos. Aunque las fuentes consultadas por Bloomberg no se ponen de acuerdo, y algunas de ellas señalan que la cifra final podría ser bastante superior.

En Estados Unidos. Por el momento, estas medidas parecen que se van a aplicar sobre todo en territorio estadounidense, y afectarían principalmente a los almacenes de Nueva York, Nueva Jersey, California y Atlanta. No se sabe si la compañía está estudiando deshacerse de espacio fuera de los Estados Unidos.

Si finalmente la superficie de la que se deshaga Amazon es de 3.000 kilómetros cuadrados de almacenes, dicho espacio equivaldría, aproximadamente, al de sus 12 centros logísticos más grandes del mundo, y sería alrededor del 5% del terreno agregado durante la pandemia.

Eso sí, Amazon estaría planeando subarrendar buena parte de esas superficies por espacio de uno o dos años solamente, lo que indica que la compañía prevé que la reducción de sus ventas es algo coyuntural derivado de la mala situación económica mundial, y que podrá recuperar el nivel de transacciones de la pandemia una vez mejoren las circunstancias del mercado internacional.

Reducción de personal. La disminución de espacio no será la única medida que Amazon aplicará en su división de logística para contener el gasto. En su última presentación de resultados trimestral, el director financiero de la compañía, Brian Olsavsky, señaló que la empresa había contratado demasiado rápido a personal de almacén durante la pandemia para afrontar el aumento de la actividad y cubrir las bajas de trabajadores infectados por el coronavirus, según el Washington Post.

Unas afirmaciones que hacen prever posibles despidos entre el personal de almacén ahora que el volumen de ventas ha disminuido y, sobre todo, que Amazon ha visto enormemente disminuidos sus ingresos: durante los tres primeros meses de 2022 registró su peor balance de resultados trimestral en 20 años.

Otras medidas. Además de los recortes en su división de logística, Amazon también ha incrementado el precio de algunos de sus productos para tratar de compensar sus malos resultados y, sobre todo, tranquilizar a sus inversores. Así, el comercio electrónico está cobrando un 5% más a los vendedores de su plataforma y ha incrementado el precio de la suscripción anual de Prime de 119 a 139 dólares, aunque de momento sólo en Estados Unidos.

Temas
Inicio