La crisis de Netflix ya se está cobrando a su primera gran víctima: sus trabajadores, camino del despido

La crisis de Netflix ya se está cobrando a su primera gran víctima: sus trabajadores, camino del despido
24 comentarios

Netflix anda de capa caída desde que el pasado mes de abril anunciase que había perdido 200.000 suscriptores en el primer trimestres de 2022. Un batacazo que ha llevado a la plataforma de streaming a buscar distintas soluciones para reconducir el rumbo de la empresa, desde la inclusión de anuncios hasta la posibilidad de emitir contenido en directo. Ahora, además, ha anunciado un plan de contención de gastos por el que acaba de despedir a 150 trabajadores, la mayoría de ellos en Estados Unidos, según Deadline.

La sangría continúa. Estos despidos se suman a los que Netflix ya ejecutó en abril, cuando echó a unos 25 de trabajadores de Tudum, una plataforma en la que el servicio de streaming comparte contenido exclusivo sobre sus series y películas, según la revista Variety.

Y esta misma publicación asegura ahora que la empresa prevé eliminar otros 70 empleos temporales de sus estudios de animación asociados, así como recortar las colaboraciones de trabajadores autónomos encargados de llevar distintas redes sociales del grupo.

Netflix ha explicado que los despidos se producen por las necesidades comerciales de la empresa, es decir, para tratar de contener el gasto después del varapalo económico del primer trimestre de 2022, y no por motivos relacionados con el desempeño laboral de los empleados afectados.

Pérdida de suscriptores. En abril, Netflix anunció la pérdida de 200.000 suscriptores en el primer trimestre de 2022, y las previsiones apuntan que podría perder otros dos millones más en el segundo trimestre del presente año. Esta fue la primera vez que los usuarios de la plataforma de streaming disminuían desde 2011.

Aquella noticia hizo que las acciones de la compañía cayesen un 24%, un desplome que se sumó al del 40% que se había ido produciendo paulatinamente en los tres primeros meses de 2022. Netflix justificó sus malos resultados por el aumento de la competencia, la prevalencia del uso de cuentas compartidas por más usuarios de los permitidos y a la retirada del servicio en Rusia, donde tenía 700.000 usuarios, como consecuencia de la guerra de Ucrania.

Reconducir la situación. Las primeras medidas que tomó Netflix para reconducir la situación e incrementar ingresos fue anunciar planes para perseguir y acabar con las cuentas compartidas, por una parte, y lanzar suscripciones más baratas en las que se incluya publicidad, por otra. Ambos proyectos se van a desarrollar a lo largo de 2022 y deberían estar implementados para 2023. También está explorando la posibilidad de introducir en la plataforma contenidos en directo.

No obstante, todas estas medidas son, como mínimo, a medio plazo, y la empresa necesita atajar lo antes posible la caída de sus ingresos, motivo por el que ha decidido recortar en personal para contener gastos hasta que sus planes para aumentar la facturación comienzan a dar frutos.

Imagen | Venti Views

Temas
Inicio