Compartir
Publicidad
'Assassin's Creed Origins', primeras impresiones: de Dark Souls a Tomb Raider en menos de 45 minutos
Videojuegos

'Assassin's Creed Origins', primeras impresiones: de Dark Souls a Tomb Raider en menos de 45 minutos

Publicidad
Publicidad

Saquear una pirámide, montar a caballo, utilizar un águila para encontrar a un rehén, aniquilar decenas de soldados y hacer parkour por el Menfis del Antiguo Egipto. Pudimos hacer todo eso y más en una partida de 45 minutos al nuevo 'Assassin’s Creed Origins' en la Xbox One X durante la Gamescom 2017.

¿Qué tal le ha sentado la reforma al sistema de combates? ¿Los gráficos son buenos? ¿La historia engancha? Vamos con nuestras primeras impresiones del nuevo título de Ubisoft, a la venta el próximo 27 de octubre para Xbox One, PS4 y PC.

Bienvenidos a Menfis

En esta demo empezamos subidos en una barca de madera en medio del río Nilo a su paso por Menfis. Manejamos a Bayek, un medjay o guerrero nubio que, teóricamente, fue quien fundó la orden de los Asesinos de la que después formaron parte Altaïr y compañía. Estamos hablando de unos 50 años antes de Cristo, así que, sí, el nombre del juego hace honor a lo que promete.

Aco Barca

Nuestra primera tarea, después de hacernos con los controles de la barca (nada complicado, tranquilos), es ir al encuentro de Aya, que aunque en este momento no se nos presenta como tal, es en verdad la mujer de Bayek. Después de un breve paseo por la ciudad, nos volvemos a subir a la barca, ahora con Aya acompañándonos, y nos dirigimos hacia un gran templo en el que tendremos que investigar el envenenamiento de un toro sagrado.

En pocos minutos pasamos de investigar "a lo aventura gráfica" a pelear "a lo Dark Souls"

Por momentos, 'Assassin's Creed: Origins' se convierte en una especie de aventura gráfica en la que tendremos que interactuar con personajes y objetos para descubrir cómo se pudo envenenar el pobre animal. Es importante que lo averigüemos, aparte de porque es sagrado, porque la mujer de un Sumo Sacerdote también ha sido envenenada. No puede uno estar tranquilo en la Menfis de Cleopatra, oye.

Tras averiguar qué pasó, acabamos envueltos en una misión de rescate. Para llegar hasta el lugar donde tienen al rehén tendremos que ir haciendo parkour por la ciudad. Menfis es más llana y menos entruncada que otras que visitamos en anteriores entregas (pienso aquí en Florencia o en Jerusalén), y los controles han cambiado ligeramente, pero todo es bastante intuitivo y enseguida estaremos trepando y saltando por los edificios y lonas de mercaderes sin dificultad.

Además de poder consultar el mapa para no perdernos y los clásicos indicadores de nuestro objetivo en metros, tenemos una nueva ayuda para orientarnos: Senu, un águila que acudirá a nuestra llamada tanto para rastrear áreas como para ayudarnos en combate (algo que comentaremos enseguida).

Aco Senu
Aco Senu Vision

Aunque no es algo revolucionario (de hecho, seguro que alguien pensará en 'Ghost Recon Wildlands', también de Ubisoft), la inclusión de nuestro amigo emplumado le da más profundidad al juego porque nos da una composición de lugar más completa (es más fácil ubicarse con él) y, por qué no decirlo, nos permite saborear más la bonita recreación egipcia que Ubisoft Montreal ha conseguido.

Por cierto, en el de los gráficos hay un aspecto polémico, y es que el juego cuenta con un sistema de resolución dinámica, lo que significa que ni mucho menos se verá todo el rato a 4K. Si hay mucha actividad en pantalla, se adaptará a una resolución menor. Y eso contando con que tanto en One X como en PS4 Pro se bloquea a 30 fps para que las texturas y demás elementos carguen mejor. Dicho esto, también ha que recordar que el juego se verá mejor en Xbox One X que en la Xbox One estándar.

Los combates y ese juego de rol y acción del que usted me habla

Ac News Combat Overview Ncsa 293407

¿Pero cómo te atreves a comparar Assassin's Creed con Dark Souls? ¡Hereje! Desde E3 y ahora en Gamescom han surgido bastantes comparaciones entre el nuevo modo de combate de Origins con la famosa saga Dark Souls. Y es que los parecidos son más que razonables.

Por si hay algún despistado: el combate es totalmente distinto a los anteriores Assassin’s Creed. Ahora es más difícil porque hay más opciones: combos, maneras de defenderte, puedes subir de nivel tus armas y habilidades, desbloquear nuevos ataques… Un sistema muy RPG que, sí, recuerda a la saga Dark Souls.

Los nuevos combates son más difíciles, pero también más gratificantes

Esto es algo que se hace patente en el modo Arena (para muestra, un botón, donde tendremos que derrotar a un buen puñado de enemigos, incluyendo jefes más grandes que tú. Moriremos más de una vez hasta encontrarle el punto pero, aunque puede ser frustrante al principio (sobre todo mientras aprendes a defenderte y a no atacar demasiado lento), este combate nuevo resulta también más gratificante.

Por supuesto, podremos optar por el modo sigiloso y asesinar por la espalda, saltando por sorpresa o con un disparo de flecha en la cabeza a nuestros enemigos, pero ya os advierto: antes o después tendréis que enfrentaros cara a cara con (muchos) enemigos.

Aco Arco
Aco Combate

De puzzles y pirámides

Después de completar la misión principal de rescate, tuvimos tiempo para una secundaria. Abandonamos Menfis y nos adentramos a caballo en el desierto para visitar una pirámide en la que hay una tableta antigua que debemos recuperar.

Tendremos que trepar por la ladera de la pirámide hasta llegar al único resquicio por el que pasar. Una vez dentro nos topamos con un pequeño laberinto. Lógicamente, no iba a ser todo tan fácil. Tendremos que prestar atención a los detalles para encontrar entradas y salidas y, sobre todo, recurrir a nuestra antorcha para iluminar el lugar.

Aco Piramide 3

Conforme vayamos pasando de salas, iremos descubriendo puzzles que tendremos que resolver para ir avanzando. En este caso fueron típicos y sencillos puzzles de contrapesos: la típica de llevar o mover unos pesos de un sitio a otro para bloquear un ascensor y habilitar otro. Habrá que tirar de ingenio y creatividad a lo Tomb Raider, aunque, al menos aquí, no hubo ningún enemigo poniéndoos las cosas más difíciles.

Aco Piramide 2

La recompensa en este caso fueron varios cofres con armas legendarias y oro, que nos vendrán muy bien para futuros combates. Una pena que aquí se acabara nuestro tiempo de demo y es que, aunque Ubisoft nos advirtió que aún quedan detalles por pulir hasta su lanzamiento, lo que hemos visto y jugado hasta ahora nos ha gustado. La ambientación y gráficos están muy logrados, las mecánicas nuevas le dan aire fresco a la saga, los nuevos combates requieren de práctica y todo ello sin perder la esencia Assassin’s Creed. Y a vosotros, ¿qué os ha parecido?

En Xataka | Assassin's Creed: el difícil equilibrio entre triunfar y abrumar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos