Compartir
Publicidad

No más pantuflas perdidas: Nissan ha creado unas que regresan a su sitio de forma autónoma cuando las dejamos de usar

No más pantuflas perdidas: Nissan ha creado unas que regresan a su sitio de forma autónoma cuando las dejamos de usar
Guardar
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pantuflas autónomas que aparcan solas. Sí, la innovación que el mundo esperaba. Ok, tal vez no todo el mundo, pero de que es bastante curioso, sin duda lo es. Y es que Nissan está aprovechado las capacidades de su tecnología ProPilot para demostrar, una vez más, que no está limitada a sus coches, sino a cualquier tipo de objeto o artículo.

Sí, es una clara campaña de marketing, pero a diferencia de las demás, ésta se destaca por su originalidad y tipo de enfoque planteado, donde se trata de explicar cómo funciona tecnología creada para los coches dentro de un terreno más sencillo de entender para cualquier tipo de usuario, como en este caso las pantuflas.

Pantuflas autónomas que aparcan solas... sí, en serio

Si les resulta familiar este tipo de estrategias es porque no se trata de la primera vez que Nissan muestra algo así, ya lo vimos con sillas de oficinas equipadas con tecnológica de aparcamiento automático, así como sillas autónomas para hacer cola y así no tener que estarnos levantando.

Bueno, pues ahora Nissan se ha metido a un Ryokan, que es una especie de posada tradicional japonesa, donde ha decidido implementar su tecnología de conducción semi-autónoma ProPilot a objetos como mesas, cojines y hasta pantuflas. El objetivo de esto era en primer lugar demostrar las capacidades de su sistema, y en segundo lugar, sorprender a los huéspedes.

Según vemos en el vídeo, cada uno de los objetos equipados con ProPilot son capaces de regresar a una ubicación específica después de haber sido movidos y ya no están siendo usados. Una forma sencilla de explicar cómo funciona su tecnológica en coches para cuando se necesita que el coche aparque sin la intervención del usuario.

En el caso de las pantuflas, se les adaptaron dos ruedas diminutas, sensores y un pequeño motor eléctrico. Con esto, sólo se necesitó fijarle una ubicación especifica dentro de la habitación y listo, al presionar un botón dentro de una aplicación móvil se le envía una señal vía bluetooth para que cada pantufla regrese a su sitio.

Para aquellos interesados en conocer esta tecnología y probarla de primera mano en las pantuflas y algunos otros objetos, Nissan la tendrá implementada de forma pública a partir del mes de marzo de este 2018 en el Ryokan que han bautizado como ProPilot Park, el cual estará ubicado en la ciudda de Hakone, al suroeste de Tokio.

En Xataka | Las sillas autónomas son la innovación que esperamos para ¿hacer cola?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos