Compartir
Publicidad
Publicidad

Philips mejora su 3D, con y sin gafas

Philips mejora su 3D, con y sin gafas
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Otra de las novedades del stand de Philips llega por partida doble, y tiene que ver con una de las tecnologías que más espacio están copando en toda la enorme feria de Berlín. Los televisores 3D tienen dos grandes enemigos: el efecto 3D como tal y las propias gafas.

Aquí es donde Philips ha impuesto dos nuevas tecnologías que son transparentes al usuario, pero que han conseguido mejorar muy notablemente la calidad del 3D tanto en televisores con gafas como sin ellas. La primera tecnología, 3D Max, consigue un efecto más real a la hora de crear la imagen 3D en nuestra cabeza con mayor profundidad respecto de anteriores modelos.

3D Max, gafas 3D activas más eficientes

Gracias a unas gafas activas mejoradas que, a su vez, utilizan la tecnología Real 3D. La diferencia respecto de unas gafas pasivas es muy notable, aunque en comparación con otros fabricantes que también hacen uso de gafas activas no sabría deciros si realmente es abultada o pequeña, aunque sí es cierto que el efecto es ya notable respecto de los primeros televisores 3D del mercado.

Las gafas siguen siendo del mismo tamaño que las anteriores, los televisores, de hecho, son los mismos (en Philips 3D Max sólo es compatible con las Series 7000 en adelante) y el contenido también debe introducirse por los mismos canales. Es una evolución lógica y natural que posiblemente será mejorada aún más en la próxima generación de tecnología 3D, la del año que viene.

Prototipos de 3D sin gafas con mejor efecto

Hay muchos que siempre han sido enemigos del uso de gafas 3D, y ya sabéis que están en camino televisores 3D sin gafas como por ejemplo los modelos de Toshiba que llegarán en diciembre.

Philips 3D

Desconozco la calidad de la imagen 3D de estos modelos de Toshiba (mañana nos pasaremos por su stand), pero hoy hemos podido ver un nuevo prototipo de televisor 3D sin gafas de Philips. Y la verdad es que mejora mucho lo visto el año pasado.

La idea es similar a la de entonces, pero mejorada. El efecto 3D es real en cuanto a profundidad, al menos en esa pantalla que - a ojo - tendría unas 40 pulgadas de tamaño. Se nota un poco, sin gafas, aunque no penséis que es lo suficientemente extraordinario como para sentir que realmente algo se sale de la pantalla. Tampoco exageremos.

Lo más llamativo es la importancia de estar justo enfrente de la pantalla, para lo cual la gente de Philips ha diseñado un curioso sistema: una pequeña pestaña en la parte inferior que mostrará una barra centrada cuando estés bien posicionado - justo enfrente - , y ninguna o dos barras si estás situado de forma incorrecta. ¿Cuándo conseguiremos el máximo efecto 3D sin gafas? Cuando estemos justo enfrente del monitor. En el momento en el que nos movemos unos centímetros a uno de los lados se pierde prácticamente toda la profundidad.

El año pasado recuerdo que esta tecnología 3D sin gafas era casi de juguete. Parecían hologramas de niños pequeños, sin resolución y con un 3D que no valía para nada. Este año, al menos este prototipo de Philips era ya una cosa decente. Con mucho margen de mejora aún, pero con posibilidades de cara al futuro.

Aunque aún necesita mejorar, por supuesto.

Nota: estamos pendientes de editar un vídeo para que podáis comprobar cómo se ve esta tecnología sin gafas. Esperamos tenerlo a lo largo del fin de semana.

En Xataka | IFA 2011.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos