Para qué usar monitores cuando puedes trabajar con dos teles de 75 pulgadas directamente

Para qué usar monitores cuando puedes trabajar con dos teles de 75 pulgadas directamente
54 comentarios

Un desarrollador llevaba cierto tiempo tratando de buscar una nueva forma de trabajar. Hacerlo con monitores 4K de 28 o 32 pulgadas no acababa de funcionar: tenía que escalar la imagen para verlo todo un poco más grande.

¿Qué hizo? Comprarse dos televisores gigantes de 75 pulgadas que colocó en una habitación de su casa, una en horizontal y otra en modo retrato (ahí es nada). Nada de mesas, claro: una buena butaca y unas mesillas para el teclado y el ratón acabaron por completar un puesto de trabajo grandioso. y nunca mejor dicho.

Esto es trabajar a lo grande y lo demás son tonterías

Este desarrollador, apodado 'deselected' en Reddit, contaba su experiencia en esta red social, donde su forma de solucionar el problema se convertía en todo un fenómeno.

Captura De Pantalla 2022 03 31 A Las 17 26 41

Explicó el porqué de hacer algo así: siempre acababa escalando la imagen en los monitores 4K que usaba al 175% o 200% "porque el texto es ilegible y muy pequeño en ese tamaño, así que me di cuenta de que realmente no estaba usando todos los píxeles que estaban a mi disposición".

Para él tenía más sentido comprar una pantalla más grande 4K cuya resolución no tuviera que escalar o que tuviera que escalar muy poco (100%-125%), y situarse "a la distancia perfecta como si estuviera delante de un monitor cuádruple 1080p en una mesa". 

En Xataka ya hemos hablado de que hay ocasiones en las que ciertamente una buena Smart TV puede ser muy interesante como monitor, y el desembarco de los modelos OLED de 42 pulgadas LG —tenemos ya primeras impresiones— y Sony es prometedor en este sentido.

Acabó comprando dos Smart TVs de 75" de Blaupunkt, y los eligió porque eran los más baratos que pudo encontrar con esa resolución y ese tamaño. Compró además dos soportes que le permitieron colocar una televisión en apaisado y otra en modo retrato, y completó su particular 'setup' con varios elementos.

Entre otros, con un sillón reclinable de la marca Artiss y un sistema de altavoces de JBL. El PC que utiliza para gobernarlo todo era mucho más modesto de lo que podría pensarse: usa un viejo equipo con un Core i7-4790 y con una GeForce GTX 970 con los que es capaz de tener conectadas las dos televisiones disfrutando de la resolución 4K a 60 Hz.

El teclado (un Microsoft Designer Compact Keyboard) y el ratón (un Logitech MX Ergo Trackball) completaban una configuración que desde luego se sale de lo normal por esos gigantescos televisores que actúan como peculiares monitores para su trabajo.

Temas
Inicio