Publicidad

Sony fue, es y debería ser mucho más que sólo Playstation
Móviles

Sony fue, es y debería ser mucho más que sólo Playstation

Publicidad

Publicidad

Ya se había rumoreado a finales del año pasado y pese a ello, el comentario de que Sony quiere dejar de lado smartphones y televisores en su negocio es de nuevo noticia. Mala noticia añadiría.

Los argumentos están ciertamente respaldados por números nada positivos en los últimos años. Según su presidente, desprenderse de estas dos divisiones o al menos separarlas y darles más autonomía no es una decisión que puedan descartar en busca de un objetivo claro: tener más de 4.000 millones de beneficios en 2017. Curiosamente el año pasado, con buenos datos de su sección Mobile, ésta era la pata que Kaz Hirai consideraba básica junto con el juego y Sony Pictures para retomar la senda de los beneficios.

El precedente de los ordenadores Vaio

Cuesta pensar en una Sony sin sus televisores Bravia o terminales Xperia. Pero también nos costaba asimilar que los Vaio dejaran de ser los ordenadores de los japoneses (o de los libros electrónicos que también abandonaron el año pasado) y el año pasado esa situación pasó a ser una realidad. Y no resultó precisamente una buena salida.

Sony Vaio Tap 21

La decisión de Sony llegó curiosamente en un año en que el mercado del PC, que ha sufrido bastante, daba esperanzas de recuperación, aunque esa solo es una posibilidad ahora mismo para unos pocos de los líderes. Y Sony no estaba entre ellos.

Si nos ceñimos al mercado de los televisores, las expectativas no son nada buenas. Pese a que el mercado ha crecido en 2014 más de lo esperado, son las marcas chinas con sus precios y los dos gigantes coreanos (Samsung y LG) por su cuota de mercado, las que salen beneficiadas de la situación. Así, Sony lo tiene muy difícil en este segmento tras haber sido referencia durante años con sus Bravia y recientemente la tecnología Triluminos.

Sony

Sony, la más fuerte en todas las pantallas

La caída de Sony en el mercado de los televisores ha coincidido, además de con la llegada de los fuertes coreanos, con la aparición de más pantallas en el entorno de entretenimiento e incluso trabajo del consumidor. Lo curioso es que Sony pasa por ser la compañía más poderosa en ese aspecto y donde más ha estado trabajando en los últimos años.

Remote Play

En la segunda pantalla para el juego, que será clave en unos años si no lo es ya, Sony no tiene rival. Posee la consola de referencia ahora mismo para jugones, la PS4, y ha sido la compañía que la ha sacado del salón de forma más prometedora, primero con la PS Vita y recientemente con Remote Play, que da ejemplo de lo que desde Sony España se nos adelantaba hace dos años: buena parte del valor de los Xperia está en la integración con otros equipos.

Sin embargo, donde no han podido liderar todavía ha sido el de distribución de contenidos. Pese a contar con un potente productora y en teoría experiencia, Sony no ha sabido por ahora poner en el mercado una experiencia de contenido online acorde a lo que esperábamos de ellos.

El equilibrio de los Sony Xperia

¿Y en la gama de smartphones? ¿Qué le ocurre a Sony? Pues quizás sea un poco víctima de algo que no está bien visto ahora mismo en el mercado: el equilibrio. El claro ejemplo es el Xperia Z3, uno de los smartphones más completos de siempre pero que no puede decir que destaque con diferencia respecto a sus rivales en ninguno. Tenía la protección de agua pero ya no es el único.

Además hay que sumar la relevancia de la gama de entrada y media, donde Sony ha pasado de una buena posición a verse, como muchos otros, derrotado por chinos y Motorola. El Xperia E4 es un ejemplo de la senda a seguir.

Análisis del Sony Xperia Z3

Aquí le pediría paciencia a Sony. Hemos visto como sus terminales Xperia han ido mejorando hasta situarse ya sin rubor entre los mejores. Y las cifras van acompañándole, aunque sean por ahora insuficientes para no estar en importantes pérdidas. Queda todavía muy lejos de los líderes destacados, pero mejoraron el año pasado (son ya segundos en España) y hay buenas expectativas para el que viene.

1000 1000 Grafica2 1 1

Un caso de nuevo curioso de la situación de Sony también la vemos reflejada en el smartphone. Sony tiene en la venta de sensores fotográficos uno de sus negocios más rentables y de crecimiento continuo. Y sin embargo no ha conseguido unir esa calidad de los sensores y la experiencia en fotografía compacta y sin espejo para llevar un liderazgo contundente en la fotografía en los smartphones.

¿Qué necesita Sony para no convertirse solo en Playstation, jugada por otro lado arriesgada? Pues de su parte paciencia. Y de los demás, tiempo. Otra cosa es que lo haya hoy en día.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir