Fitbit Charge 5: la pulsera cuantificadora más avanzada de Fitbit mide el estrés y (por fin) tiene pantalla a color

Fitbit Charge 5: la pulsera cuantificadora más avanzada de Fitbit mide el estrés y (por fin) tiene pantalla a color
13 comentarios

Tras filtrarse por activa y por pasiva en diferentes ocasiones, Fitbit ha presentado su nueva Fitbit Charge 5. Se trata de la última generación de pulseras inteligentes de la compañía, ahora propiedad de Google, y de su modelo más completo hasta la fecha.

La Fitbit Charge 5 supone toda una evolución con respecto a la Charge 4. No solo por su pantalla a color y su menor tamaño, sino porque incorpora un sensor EDA (estrenado en el Fitbit Sense para medir el estrés), función de electrocardiograma y Daily Readiness, un sistema para saber si debemos hacer deporte o descansar.

Ficha técnica de la Fitbit Charge 5


FITBIT CHARGE 5

DIMENSIONES Y PESO

N/D

PANTALLA

Pantalla Super AMOLED táctil a color

Gorilla Glass 3

Always On

SENSORES

Acelerómetro de tres ejes

GPS+GLONASS

Frecuencia cardíaca

SpO2

Sensor de temperatura del dispositivo

Sensor de luz ambiental

ECG

Escáner EDA

BATERÍA

Hasta 7 días

Carga en dos horas

MEMORIA

  • Guarda todos los datos de tus movimientos durante siete días, minuto a minuto.
  • Guarda los totales diarios de los últimos 30 días.
  • Almacena datos sobre la frecuencia cardiaca en intervalos de un segundo durante la monitorización del ejercicio y de cinco segundos el resto del tiempo

CONECTIVIDAD

Bluetooth

NFC

REQUISISTOS

iOS 12.2 o superior

Android 8.0 o superior

RESISTENCIA Y REQUISITOS AMBIENTALES

Resistente al agua hasta 50 metros

Temperatura de funcionamiento: de -10 a 45 °C

Altitud máxima de funcionamiento: 8535 metros

PRECIO

179,95 euros

Toda una evolución

Fitbit 2

Lo primero que llama la atención de la Fitbit Charge 5 es el cambio que ha sufrido por fuera. La gama Charge es la más vendida de Fitbit, con más de 40 millones de unidades vendidas desde su lanzamiento, según la compañía, y para el nuevo modelo la firma ha decidido abandonar las pantallas monocromo e implementar un diseño mucho más premium.

La Fitbit Charge 5 es más ligera y pequeña que la Charge 4, con un 10% menos de grosor. Los laterales están hechos de acero inoxidable, algo que no es baladí, ya que en dichos laterales encontramos los sensores EDA y el electrocardiograma. Enseguida hablaremos de ellos más detenidamente.

Una de las grandes novedades de la Fitbit Charge 5 es su pantalla AMOLED a color

La pantalla AMOLED por fin es a color, algo que echamos en falta en el modelo anterior, y es dos veces más brillante. Es táctil, por supuesto, y la interfaz del sistema operativo se ha mejorado para asemejarse a la del Fitbit Sense. Tiene brillo automático, modo Always On y las carátulas se pueden cambiar desde la aplicación para el móvil.

Fitbit1

Es, como podemos comprobar, una pulsera discreta y enfocada a los consumidores más activos. Tiene chip GPS integrado, es capaz de monitorizar 20 ejercicios diferentes, de optimizar el entrenamiento con los minutos de zona activa y, como novedad, estrena la función Daily Readiness.

¿Qué es Daily Readiness? En pocas palabras, el dispositivo mide nuestro nivel de actividad, nuestro sueño y la variabilidad de frecuencia cardíaca para entender la fatiga de nuestro cuerpo. De esa forma, la pulsera nos ayudará a entender si estamos demasiado cansados para volver a hacer ejercicio o si, por el contrario, estamos recuperados y listos para volver a entrenar.

Hablando de salud, hablemos del sensor EDA. Este sensor mide la actividad electrodérmica (pequeños cambios eléctricos) de la piel para detectar nuestro nivel de estrés. Lo vimos en el Sense por primera vez y ahora llega a un formato más pequeño y asequible. También tenemos electrocardiograma, detección de variación de la temperatura de la piel, variabilidad de frecuencia cardíaca, SpO2, análisis del sueño y alertas de frecuencia cardíaca más alta o baja de la cuenta.

Fitbit 3

La pulsera per se es bastante completa, pero ganará enteros con la suscripción a Fitbit Premium. Gracias a esa suscripción no solo podemos acceder a métricas más detalladas y análisis personalizados, sino acceder a videoguías de mindfulness y entrenamiento. 500 vídeos en total, dicen desde Fitbit. Destacar la reciente asociación con Calm, gracias a la cual los usuarios Premium podrán acceder a 30 vídeos de relajación.

Por lo demás, la pulsera incorpora una batería capaz de ofrecer hasta siete días de autonomía (aunque dependerá del uso que hagamos de ella), es compatible con Google Fast Pair y es capaz de recibir llamadas y notificaciones. En el caso de enlazarla a un móvil Android, podremos contestarlas con mensajes rápidos.

Versiones y precio de la Fitbit Charge 5

Colores

La Fitbit Charge 5 estará disponible pronto, pero ya la preventa comienza hoy, 25 de agosto. Su precio es de 179,95 euros e incluye seis meses de Fitbit Premium. Se podrá conseguir en color dorado, negro y plateado con correas de diferentes colores.

Temas
Inicio