Compartir
Publicidad

Tesla tenía baterías capadas en algunos modelos, y las ha liberado en Florida para favorecer la evacuación

Tesla tenía baterías capadas en algunos modelos, y las ha liberado en Florida para favorecer la evacuación
Guardar
54 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el huracán Irma entrando ya en la península de Florida, Los propietarios de un Model X 60D o Mode S 60 y 60D han recibido una actualización automática que ha ampliado sus autonomías entre 48 y 64 kilómetros hasta el próximo 16 de septiembre. La actualización también ha llegado a modelos con 70 kWh.

Tal y como ha confirmado la propia Tesla a medios como Electrek, se trata de una medida de seguridad para ayudar en la evacuación. ¿Y cómo ha sido posible? Pues porque algunos modelos concretos vienen con su batería capada de serie, de manera que a no ser que pasen por caja sólo pueden utilizar el 80% de ella.

Según Tesla, uno de sus usuarios de la zona de evacuación obligatoria de Florida les dijo que necesitaba unas 30 millas más de autonomía, unos 48 kilómetros, para poder optimizar su ruta de evacuación debido al tráfico. La empresa no sólo le concedió esos kilómetros extra desbloqueando toda la capacidad de su batería, sino que amplió la actualización para el resto de usuarios de la zona.

La empresa de Elon Musk cuenta con una amplia red de supercargadores en la península estadounidense. Pero teniendo en cuenta la inmensa cantidad de vehículos que ha estado siendo evacuado, y que algunas estaciones de carga pueden haber sido dañadas, han decidido dejar de lado los límites autoimpuestos a las baterías durante unos días.

Espera, ¿los Teslas están capados?

Tesla introdujo el año pasado unos nuevos modelos Model X 60D y Model S 60 y 60D. Eran coches con baterías de 75 kWh, pero que tenían capadas el 80% de su capacidad para utilizar únicamente 60 KWh. A cambio de este "límite" los modelos eran algo más económicos, y los compradores seguían teniendo la opción de desbloquear la batería restante a cambio de un pago de entre 4.500 y 9.000 dólares

El experimento no salió demasiado bien, y ante la llegada de un Model 3 más económico Tesla decidió dejar de vender los modelos de baterías limitadas a 60 kWh. Según la empresa, la razón oficial fue que los compradores de los Model X y Model S seguían decantándose por los modelos de capacidades superiores.

Sin embargo esta puede ser una estrategia a tener en cuenta de cara al futuro. Por ejemplo, cuando dentro de unos años las baterías que equipen los Model 3 tengan capacidades superiores quizá podamos ver medidas parecidas para tratar de sacar versiones más económicas del vehículo, y luego si te arrepientes de tener una batería capada siempre puedes pasar por caja para liberarla por completo.

Por lo tanto, esta actualización en un momento de emergencia no sólo sirve para ver lo útil que puede ser el sistema de actualizaciones automáticas de Tesla. También nos recuerda algunas de las maniobras con las que Tesla ha intentado abaratar sus modelos. ¿Compraríais un Model 3 con batería capada a cambio de ahorraros 4.000 o 5.000 euros?

En Motorpasión | Probamos el Tesla Model X P100D, porque ya no hace falta gasolina para ponerse a 100 km/h en 3,1 segundos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos