Compartir
Publicidad

Ultraportátiles, ideales como segundo equipo

Ultraportátiles, ideales como segundo equipo
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En muchos hogares, principalmente en aquellos en los que la informática es una mera actividad de ofimática ocasional y navegación web más habitual, los portátiles con tamaños de pantalla de entre 15.4 y 17 pulgadas se han convertido en habituales. Han llegado a las casas de muchos consumidores bien sutituyendo a antiguos sobremesa desfasados, o como primer equipo en la casa, con el empujón que Windows Vista ha dado a las ventas de los portátiles principalmente.

Entonces es cuando llega el equipo Asus Eee, primer ultraportátil que gana fama. Derivaba en parte de la filosofía del OLPC, portátil de bajo coste para los países en desarrollo. Sin embargo, el equipo económico de Asus se lanzaba para todo el público. ¿Pero con qué misión?

Pues parece claro que como principal equipo de trabajo en casa no podía ser. En general decimos. Nos encontramos en este caso con un portátil con una pantalla de 7 pulgadas (ya hay versiones pensadas de hasta 10 pulgadas), a todas luces no conveniente para pasar largos periodos de tiempo con él. A no ser que los conectemos a una pantalla externa, y todavía nos quedaría por solucionar el tema del teclado de menores dimensiones.

asus_eee_playa1.jpg

La gente que lo compra lo hace pues por varios motivos, pero principalmente para tener un equipo portátil funcional (pantalla decente, navegador web, teclado, Wifi ...) como segundo equipo, y usarlo de varias maneras:

  • Portátil para llevar de viaje: cómodo, con lo básico para tareas sencillas de ofimática y de navegación web. Cuando mejoren todavía más la autonomía podrán competir perfectamente con los nuevos móviles todoterreno.
  • Portátil para llevar a todos lados: muchos lo escogen como portátil del día a día, en un bolso, de forma más descuidada que lo haríamos con un portátil con alto precio. Seguimos teniendo la ventaja de la portabilidad y la seguridad de que aguanta mucho y su precio insignificante comparado con un ultraportátil que hasta ahora nos podía costar más de 2.000 euros.
  • Portátil como sustituto de un smartphone: muchos llevamos un bolso con muchas cosas dentro, y un portátil de un kilo y poco de peso no supone mucho cuando solemos leer el correo con frecuencia, y la pantalla y sobre todo el teclado de un teléfono móvil no nos sirve de mucho.
  • Portátil en casa para navegación web ocasional: pues una mezcla de las anteriores. Para leer correo, navegar por internet, etc, desde cualquier lugar de la casa, con la comodidad de un equipo compacto y casi de juguete.

Sin embargo, una tendencia que estamos notando últimamente es la de aumentar mucho tanto el tamaño de pantalla y a la vez el precio, con lo que estos ultraportátiles que llamaban mucho la atención por su reducido tamaño y precio, se acercan a modelos básicos de equipos tradicionales con pantalla de unas 14-15 pulgadas, con lo que la decisión ya no es tan directa ni beneficiosa para los ultraportátiles. De hecho os estamos preguntando sobre ello.

En Xataka | Ultraportátiles.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos