Compartir
Publicidad

Si esta no es la edad de oro de los juegos de mesa, Internet ha logrado que se le parezca mucho

Si esta no es la edad de oro de los juegos de mesa, Internet ha logrado que se le parezca mucho
Guardar
58 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo que el Monopoly se te quedó corto. Los juegos de mesa clásicos, los que anuncian por la tele, te parecen demasiado idiotas. Te gusta el tablero, disfrutas con una ficha en la mano y el sonido de los dados, pero sabes que tiene que haber algo más, necesitas algo más.

Un día descubres un juego de un fabricante desconocido, no te suena de nada. Está escondido entre cajas y cajas de Risk Edición Tierra Media y de Cocodrilo Sacamuelas. Parece fuera de sitio, una caja pequeña, azul. Y como reclamo, Premio “Juego del año 2001”. ¿A esto le han dado un premio, y no sale en televisión?

De Catán al infinito... y más allá

Muchos descubrimos los llamados “juegos de mesa independientes” a través de Carcassonne o de Colonos de Catán, dos pequeñas obras de arte que Devir distribuye en España y cuyo mayor valor es haberse colado entre los bodrios mainstream que saturan los catálogos de juguetes.

Tocar por primera vez un meeple (las figuras de Carcassonne de la foto de portada) es como conocer un tema de, por ejemplo, Beirut y descubrir no sólo que hay vida fuera de la lista de 40 singles más vendidos, sino que la vida es más satisfactoria a este lado, fuera del mercado convencional.

El siguiente paso es seguir tirando del hilo de Beirut y conocer, no sé, a los Pixies. Había vida mucho antes de lo que pensabas, y grandes juegos de mesa han existido en la sombra mucho antes de Ciudadelas.

Heroquest Pintado
Pintando las miniaturas del clásico Hero Quest parece un juego nuevo

Entonces recuerdas Hero Quest o Cruzada Estelar y dices, ¿dónde se torció el camino? Aquello era grande, ¿fue un oasis en el desierto? Ni mucho menos. Hoy toca reivindicar a los juegos independientes, o lo que es lo mismo, los que no están bajo el control de Hasbro o Mattel y sus subsidiarias.

Colarse en los estantes de los supermercados no es nada sencillo. Una sóla foto en el catálogo de juguetes cuesta no menos de 9.000 euros, con el riesgo de poner a disposición de la cadena al menos 5.000 copias... y que tengas que hacer frente a las devoluciones. Es largo de contar, pero por suerte lo hice hace unos años, por si os interesa saber a lo que se enfrenta un desarrollador independiente para llegar al catálogo de juguetes navideño.

Más que nunca, con mayor valentía... y mercado

Puede que los juegos de mesa actuales no sean los más grandes de la historia, pero sí es cierto que estamos viviendo una época dorada. Se producen más que nunca, con mayor valentía, y el mercado se amplía a un ritmo endiablado.

Cada vez son más los aficionados que abandonan el área de confort de esos catálogos de juguetes y pasan del Party & Co. y demás producciones en masa “para todos los públicos” en favor de juegos más exigentes y enriquecedores. Un juego que suponga un reto, una aventura, y que al acabarlo el cuerpo te pida más.

Caverna
Caverna, una maravilla de Uwe Rosenberg

Al auge actual de los juegos de mesa está ayudando y mucho la red. Ahora es mucho más fácil propagar las bondades de juegos que han vivido del boca a boca. Comunidades como BoardGameGeek o la española LaBSK, o incluso las plataformas de crowdfunding están dando alas a producciones de tiradas muy limitadas con difícil distribución y que de otra forma estarían condenadas al fracaso.

BoardGameGeek (o BGG) es la comunidad por excelencia. Allí puedes acudir a conocer todo lo que puede saberse de cualquier juego de mesa, como el número de jugadores con el que el juego es mejor, si la segunda edición aporta algo interesante que no tenía la primera, variantes de las reglas oficiales, puntuación que le dan los más expertos, y un largo etcétera.

El mercado independiente está dominado en nuestro país por marcas como Edge Entertainment, Devir, Asmodee o Mercurio, que producen sus propios juegos e importan licencias de otros países. Se trata de juegos de una calidad y acabados que a menudo impresionan, al estar muy por encima de las producciones en serie para las masas.

Grandes movimientos y creadores estrella

Dentro de este mundillo hay incluso creadores estrella. Como el Dr. Reiner Knizia, famoso por sus mecánicas sencillas por llenas de posibilidades estratégicas. No es el único: Bruno Faidutti, Antoine Bauza, Uwe Rosenberg, Bruno Catalha… creadores de grandes obras con un marcado estilo propio, con sus propios fans y detractores.

No por tratarse de un mercado limitado es un mercado tranquilo. En los últimos meses hemos presenciado cómo la tienda online Zacatrús compraba a su rival, la histórica La Pcra. Devir absorbía también a Homolúdicus, editorial fundada por una tienda física especializada para poder importar licencias y publicar sus propios juegos. Y cada vez es menos raro encontrar tiendas especializadas fuera de capitales de provincia.

Tienda Juegos De Mesa
Un pequeño paraíso

En el mercado internacional, la americana Fantasy Flight Games, con acuerdos importantes con la sevillana Edge Entertainment, acaba de ser adquirida por Asmodee. Son, en definitiva, reflejos de un mercado creciente en expansión y que se aglutina en empresas más fuertes para ampliar sus fronteras.

Y hablando de Zacatrus, es un buen ejemplo para mostrar lo que sucede en este sector. Al igual que Homoludicus en su día, uno no entra en este negocio si no es por pasión. Y la pasión nubla a veces la razón que te dice que lo más fácil es ir a lo seguro. Así que en lugar de ser meros vendedores, están produciendo sus propios juegos.

Es que a veces estás en la tienda, te llega alguien con una demo de su juego, te encanta… y no te queda otra que convertirte en editor. Parece un hecho en este mercado. Al fin y al cabo, aquí hemos venido a jugar, ¿no?

Grandes eventos

El mercado se nutre y realimenta en grandes citas anuales, que crecen en asistentes de forma exponencial. La gran fecha a nivel mundial es, sin duda, el festival de Essen en Alemania. Allí se presentan las grandes novedades y lanzamientos, y acuden jugadores y editoriales ávidas de hacerse con los derechos de los mejores productos.

Essen Internationale Spieltage Spiel
La feria internacional de juegos de Essen es la cita anual con mayúsculas

No faltan encuentros de este tipo en nuestro país, como el Festival Internacional de Juegos de Córdoba, las jornadas Tierra de Nadie o las Ludo Ergo Sum. Busca y encontrarás alguna muy cerca de casa, porque salen como las setas.

Hay un mundo de juegos de mesa y necesitas conocerlo

Quizás te guste saber que Monopoly podría catalogarse como un (sencillo) juego de gestión de recursos. Colonos de Catán, San Juan o Agrícola encajan en ese tipo. Cada jugador debe conseguir elementos o riquezas de diverso tipo con el que mejorar su situación y alzarse con la victoria.

O que hay juegos como Los Pilares de la Tierra, basados en la novela de Ken Follet, en el que debemos obtener puntos de victoria o logros con nuestras acciones, de tal forma que al acabar las rondas tengamos mejor puntuación que el resto.

¿Sabes que Carcasonne es un juego de tablero en el que se empieza con la mesa despejada, y en el que en cada turno añades un trocito de tablero nuevo? ¿O que hay juegos como Arkham Horror, basado en los Mitos de Cthulhu creados por H. P. Lovecraft, en el que los jugadores han de colaborar para vencer al enemigo común, que no es otro que los monstruos que controla el propio tablero? ¿Juegos como éste al que puedes jugar en grupo o incluso solo, uno contra el propio juego?

Pandemia4
En Pandemia, los jugadores deben colaborar para que un virus no acabe con la humanidad

¿Qué hay juegos en tiempo real como Space Alert, donde los jugadores escuchan una grabación que les va avisando de todos los problemas técnicos, ataques y amenazas que sufre la nave en la que viajan, y deben resolverlos en tiempo real antes de llegar al desastre?

¿O que hay grandes juegos para grupos, para fiestas, para niños, para niños y adultos…? ¿O juegos simples para los que la gente ha creado reglas alternativas que los convierten en un reto intelectual?

¿Que hay foros donde encontrar versiones de juegos clásicos descatalogados, listos para imprimir en casa? ¿O incluso que hay imprentas online donde crear y diseñar tus propias barajas, tableros, fichas y dados, y convertirte por tu cuenta en creador de juegos?

Como ves, este fascinante mundo es mucho más grande de lo que parece desde fuera. Pero cuidado: esta sanísima y social afición es adictiva en extremo. Una vez que la conoces pasa como con los buenos vinos, que el común, el de siempre, ya no te sabrá igual.

Tu paladar habrá conocido la calidad de productos menos masivos, y empezará la caza de rarezas. Una buena caza, llena de tardes con amigos entre dados, cartas, figuritas de madera y patatuelas.

¿No sabes por dónde empezar? No hay problema. En breve propondremos una lista de juegos recomendados con los que empezar a jugar en serio.

Imágenes | Plástico y Metal, Fancueva, Tested, y Fancueva

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos