Publicidad

Consultar habitualmente la web de un grupo terrorista podría ser delito

Consultar habitualmente la web de un grupo terrorista podría ser delito
43 comentarios

Publicidad

El Partido Popular tiene prevista una reforma de la regulación penal en materia de terrorismo con un conjunto de 90 enmiendas propuestas de forma unilateral, sin consultar previamente con el resto de grupos en el Congreso, para replantear la forma en la que el Estado luche contra las amenazas terroristas.

Hasta ahora se había planteado el problema hablando de grupos pero la reforma que está impulsando el PP está más orientada a comportamientos individuales. Si todo va bien, para el partido actualmente en el Gobierno, se aprobará una serie de reformas entre las que se incluye visitar una web de forma habitual como prueba para delitos de terrorismo.

El Partido Popular quiere legislarlo rápido

Esta decisión plantea varios problemas. Si cogemos la enmienda número 877 en el nuevo artículo 573 bis punto 2 apartado b nos encontramos con que la pena se impondrá en el siguiente caso:

Consulte habitualmente uno o varios servicios de comunicación accesibles al público en línea o adquiera o tenga en su poder documentos que estén dirigidos o, por su contenido, resulten idóneos para incitar a otros a reforzar la decisión adoptada de incorporarse a una organización o grupo terrorista, a un grupo que conspirase para cometer alguno de los delitos del artículo 571 o que hubiera iniciado preparativos para ello, o de colaborar con cualquiera de ellos o con sus fines.

¿Qué consideraría el Código Penal como "habitualmente"? ¿Qué páginas entran y que no? ¿Cómo se distingue una persona que realmente tiene interés en pertenecer a un grupo terrorista o alguien que quiere documentarse para intentar entender cómo funcionan? Es comprensible que se quiera impulsar formas de luchas contras las nuevas amenazas terroristas pero esta reforma se aprobará sin un informe técnico previo.

En el Partido Popular escudan su decisión en haber seguido un modelo parecido al que plantea Estados Unidos en su código penal pero el problema sigue siendo en cómo se distingue leer para informarse a realmente tener interés en formar parte de un grupo terrorista. A todo esto hay que sumarle las maneras del Gobierno al aprobar proyectos de ley mediante enmiendas para evitar los informes técnicos y no recibir así ningún tipo de crítica o recomendación.

Vía | Twitter Buffet Almeida

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir