Publicidad

Encuentran al lado de Stonehenge un anillo de dos km de diámetro compuesto por enormes pozos subterráneos

Encuentran al lado de Stonehenge un anillo de dos km de diámetro compuesto por enormes pozos subterráneos
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Stonehenge es uno de los monumentos prehistóricos más populares que tenemos actualmente en la Tierra. La composición de estas rocas ha ganado una inmensa popularidad en el territorio británico y cada año acoge a aproximadamente un millón de turistas. Ahora, justo al lado, los arqueólogos han dado con un puñado de pozos que conforman un círculo de unos dos kilómetros de diámetro. Y no hace más que generar nuevas preguntas.

El descubrimiento, como muchos otros en arqueología, ha sido posible gracias a la tecnología LiDAR. LiDAR permite analizar por láser las profundidades de la tierra con tal de dar con restos arqueológicos y estructuras sin tener que escavar o dañar el suelo. Previamente hemos visto esta tecnología aplicada en otros descubrimientos como los recientes en México y en Italia.

La estructura prehistórica más grande de Inglaterra

Volviendo a territorio británico, un equipo de arqueólogos ha encontrado alrededor de 20 pozos cerca de Stonehenge. Los pozos tienen unos cinco metros de profundidad y unos 10 metros de ancho. Por dónde están ubicados, componen un anillo concéntrico parcial con un diámetro de aproximadamente dos kilómetros que rodea Durrington Walls. Durrington Walls es el asentamiento cercano a Stonehenge y se presupone que es donde vivieron los constructores de Stonehenge.

Esta no es la primera vez que se encuentran pozos parecidos cercanos a asentamientos, sin embargo, ninguna estructura previamente encontrada en Inglaterra es tan grande. Si a esto le sumamos el hecho de que hay indicios de que se cuidaron los pozos durante cientos de años, surge la pregunta de cuál podría haber sido exactamente el propósito y uso que se les daba.

Stonhenge

Surge la pregunta pero no la respuesta, ya que hasta el momento sólo se puede especular sobre qué propósito se les daba. Los descubridores especulan que se utilizaban para la astronomía, de algún modo similar a las rocas de Stonehenge. "Arqueológicamente, algunos primeros recuentos parecen tener vínculos con ciclos astronómicos y, presumiblemente, cosmológicos" comentan en el estudio publicado.

Sea cual sea el propósito, este descubrimiento pone en manifiesto cómo la tecnología está evolucionando para ayudar a descubrir y entender mejor el pasado. Por otra parte, queda claro que Stonehenge como tal es sólo la punta del iceberg en todo lo que esconde la zona y otros lugares prehistóricos descubiertos y aún por descubrir.

Vía | New Atlas
Más información | International Archaeology

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios