Leica, Hasselblad o Carl Zeiss: las marcas fotográficas encuentran en el sector móvil su gran aliado

Leica, Hasselblad o Carl Zeiss: las marcas fotográficas encuentran en el sector móvil su gran aliado
7 Comentarios

La fotografía ha cambiado. Desde que empezó la vorágine digital han aparecido marcas que antes no estaban relacionadas con la imagen y nuevos tipos de cámaras que han devorado todo: los móviles. Y como todo ha dado un vuelco, las marcas tradicionales y las nuevas han decidido aliarse para los nuevos tiempos en los que las cámaras entran en los bolsillos.

Cuando una película quiere tener un aura de prestigio, recurre al nombre del actor principal para aumentar la taquilla. No vas a ver 'Top Gun', vas a ver una de Tom Cruise. O no vas a ver 'El árbol de la vida', sino una película de Terence Mallick. Cuando te compras un móvil te fijas en la marca, y si eres fotógrafo, te llama más la atención un Xiaomi con el nombre de Leica al lado que sin él.

Por este motivo, cada vez vemos más móviles con el nombre de marcas fotográficas de prestigio. La lista cada vez es más larga. Y en el futuro seguro que lo veremos con más frecuencia. La última unión ha sido la de Leica con Xiaomi, que acaba de presentar el Xiaomi 12S Ultra, donde encontramos un sensor Sony de 1" (el futuro de la fotografía móvil pasa por aumentar el tamaño de sus sensores), un objetivo firmado por Leica y un nuevo software creado conjuntamente.

La realidad de los grandes nombres de la fotografía en la industria móvil

El prestigio lo es todo. Tienes que ser bueno para empezar, pero si te asocias con alguien, procura que sea importante. El público te verá con otros ojos, algo relevante en el mundo de la fotografía. Vuelvo con el caso de Xiaomi. Lleva mucho tiempo presentando móviles de calidad, con una cámara a la altura de sus competidores. Pero ahora todos hemos mirado con otros ojos el nombre de Leica serigrafiado.

Lo mismo pasaba con Huawei y la misma Leica. U Oppo y One Plus con Hasselblad, Sony con Zeiss, al igual que Vivo o Nokia... Todas estas asociaciones han llamado poderosamente la atención, mucho más que las prestaciones telefónicas que pudieran tener esas terminales. El móvil es una cámara o no será.

Fotografía móvil

Todos conocemos, a estas alturas del partido, los pros y los contras de las cámaras de los teléfonos móviles. Algunos siguen con la discusión de si son mejores o peores, o yo lo dije antes o después. Da igual, lo importante es que sea la cámara que necesitas y que hagas buenas fotografías con ellos. Y si nos dan más calidad, bienvenidos sean.

El hecho de asociarse con las marcas tradicionales de fotografía da un plus de calidad al que muchas empresas no quieren renunciar. Es beneficioso para ambas partes y, en principio, para el usuario final que compra estos móviles.

Lo más curioso es que si nos fijamos en los ranking de pruebas que hay por las redes, descubrimos que estas asociaciones no son garantía de calidad. El Honor Magic 4 Ultimate está siempre en los puestos más altos, pero no tiene ningún nombre asociado. Luego está el Huawei P50 Pro, con óptica Leica; y siempre se valora entre los tres primeros al Xiaomi Mi 11 Ultra, antes de unirse a Leica...

La importancia de las asociaciones de marcas

Un logo no significa nada en muchas ocasiones. Solo que llevas publicidad. En contadas ocasiones es símbolo de calidad. Los verdaderamente ricos no llevan camisetas con grandes logos, mientras que los que quieren serlo buscan el más grande posible.

Vivo Zeiss Imaging Lab
El día del acuerdo

Por llevar una marca nadie te puede garantizar que vas a hacer una gran fotografía. He probado más de 100 cámaras y hago las mismas fotos con una marca u otra. Eso sí, me siento más seguro o cómodo con unas que con otras. Me encanta tener entre las manos una Hasselblad o una Leica, por toda la historia que tienen detrás. Pero las fotos que hago con ellas son iguales que las que hago con una FujiFilm o una Sony.

Hasselblad Oppo

En los teléfonos móviles pasa exactamente lo mismo. No he probado tantos, pero sé que lo que importa es el resultado final. Y mientras no cambies tu formación o tu forma de mirar, el resultado será exactamente el mismo. Lo bueno es que en la fotografía móvil el margen de mejora técnica todavía es muy alto. Y esto es importante para el tema que nos toca.

Se tiende a pensar que lo de poner un nombre u otro es simplemente un acuerdo económico en el que autorizas que tu marca aparezca serigrafiada en un producto, como cuando los famosos ponen sus fotos en determinados productos como caldos y demás. Antes no era más que una licencia, pero en los últimos tiempos no es así.

La fusión de las marcas

Por ejemplo, Leica y Huawei crearon el Max Berek Innovation Lab, un centro de investigación y desarrollo centrado en la ingeniería óptica. Por culpa de las restricciones de los EEUU, Leica abandonó el proyecto en 2021. Seguramente, con Xiaomi desarrollarán algo similar que ya se ha materializado con el mencionado Xiaomi 12S Ultra.

De hecho, una de las cosas que más llaman la atención del nuevo teléfono es la posibilidad de instalar la nueva aplicación que permite aprovechar distintos efectos diseñados por la propia Leica.

Llama la atención el acuerdo de tres años entre One Plus y Hasselblad. En marzo de 2021 firmaron un acuerdo de tres años para mejorar el software fotográfico de Oneplus que ha pasado a llamarse Hasselblad Camera for Mobile. El objetivo es ajustar el color y calibrar el sensor para lograr un mejor resultado.

Y fruto de esta unión tenemos también el Hasselblad Pro Mode, una app para teléfonos inteligentes que permite fotos en RAW de hasta 12 bits... Estamos hablando de una inversión de 150 millones de dólares.

Llama la atención la posibilidad de disparar en modo panorámico, el modo XPan, una de las cámaras más importantes de Hasselblad con una simulación de película en color y otra en blanco y negro. La idea es desarrollar un sistema que aune el software con el hardware para llevar los resultados técnicos a niveles profesionales.

O la relación que se estableció entre Vivo y Zeiss en diciembre de 2020. Ambas marcas acordaron una relación profesional que han llamado Zeiss Imaging Lab para crear móviles con las mejores ópticas posibles.

Están llevando, al mundo en pequeña escala de los móviles, todas las mejoras ópticas para evitar los problemas más frecuentes, como los destellos cuando hay zonas brillantes, las imágenes fantasma por el reflejo interno de las lentes, las franjas de color en situaciones de poca luz y la distorsión en las esquinas.

Incluso, como pasó con los primeros Nokia, han puesto el célebre recubrimiento T*Coating de la marca para conseguir una imagen más nitida, con el reto de ponerlo en un objetivo minúsculo. Para certificar los resultados, miden más de 20 factores distintos, con más de 5000 imágenes de prueba.

El futuro de la fotografía móvil

Cada vez será más frecuente encontrar relaciones reales como las que hemos mencionado. Sony quiere hacer lo mismo con sus teléfonos. Y falta que una de las grandes empresas fotográficas den el paso.

¿Os imagináis que Canon o Nikon se unen a Samsung, por ejemplo? No sabemos si pasará alguna vez algo semejante. Pero muchos fotógrafos reticentes empezarían a mirar a los teléfonos de otra forma. El gran paso ya lo han dado las marcas que hemos mencionado. Y lo más importante, cada vez será más frecuente encontrar sensores grandes en los móviles.

Fotografía móvil

Eso, más el desarrollo de la fotografía computacional, es una de las mejores noticias que podemos tener para el futuro de la fotografía. Las aplicaciones tendrán que dejarnos tomar todas las decisiones, eso sí. Muchos queremos hacer nosotros mismos las fotografías y elegir lo que necesitamos. No queremos que todo parezca salido de una película.

Estas relaciones entre marcas es una buena noticia, sobre todo si se aleja de una mera licencia para poner el nombre. El futuro está aquí y promete muchas cosas.

Temas
Inicio