Un borrador filtrado nos da una idea de cuales son los planes de la NASA para establecerse en la Luna

Un borrador filtrado nos da una idea de cuales son los planes de la NASA para establecerse en la Luna
5 Comentarios

Los retrasos parecen estar convirtiéndose en una de las señas de identidad del programa Artemis, con el que la NASA quiere devolver a los humanos a la luna en la próxima década. Todo indica que el calendario que maneja la agencia espacial estadounidense va a seguir generando polémica. Un documento filtrado a la página Ars Technica han echado más leña al fuego. Se trataría de un borrador que muestra el calendario de las misiones Artemis, pero algunos no lo ven factible.

Un programa con secretos. Por ahora contamos con información bastante concreta sobre las misiones Artemis 1, 2 y 3. La primera, programada para este año, llegará a nuestro satélite para orbitarla. Utilizará para ello un cohete SLS en su configuración Block 1 y llevará una cápsula Orión a órbita lunar.

Artemis 2 partirá en 2024 con la misma configuración y similar recorrido pero esta vez con astronautas a bordo. Artemis 3 cumplirá el objetivo primario de llevar seres humanos a la superficie de la Luna. Para ello el cohete SLS partirá en una configuración diferente, Block 1B. Esto debería llegar en 2026. A partir de ahí sabemos que la NASA tiene otras seis misiones, Artemis 4-9, en mente, a realizar entre 2026 y 2032.

Qué hay de nuevo. Y nos adentramos en la zona más especulativa. El calendario filtrado es en realidad tres: Un “calendario base” con pequeñas variaciones con respecto a lo que ya sabemos, con Artemis 3 partiendo en 2025, Artemis 4 en 2027 y Artemis 9 en 2032. El calendario añade dos nuevas misiones logísticas en 2033 y 2034, Artemis 10 y 11.

Dos calendarios acompañan a este, el calendario cadencia y el calendario de contenido. El de cadencia prioriza la regularidad en los lanzamientos para lo que añade una misión Artemis 3.5 a lanzar en 2027. El calendario de contenido tendría como prioridad ir lanzando las misiones conforme estén listas.

Ambos calendarios retrasan Artemis 2 a 2025. Los calendarios sitúan Artemis 4 en 2027 o 2029 y Artemis 8 entre 2033 y 2034. El calendario de contenido, algo más acelerado, añade la misión Artemis 9 en 2034.

Dudas. La información ha venido acompañada de dudas sobre su factibilidad, aunque cabe recordar que se trataría de un borrador, como mostraría el hecho de que existan tres versiones de la programación.

La financiación es una de las cuestiones clave. La posibilidad de implementar estos calendarios depende fundamentalmente de los presupuestos que apruebe el congreso estadounidense, y los expertos señalan que esa circunstancia no se va a dar.

El éxito de la misión en manos de SpaceX. Otro factor clave es que parte del programa ni siquiera está en manos de la NASA sino de uno de sus contratistas, SpaceX. Su proyecto para utilizar Starship como módulo de aterrizaje obtuvo el contrato en el concurso por desarrollar este elemento. La nave está todavía en fase de desarrollo. Del avance de este proyecto dependerá la posibilidad de llevar a personas a la Luna.

El papel de Gateway. Starship ha arrojado además dudas sobre la necesidad de una estación espacial orbitando la Luna, Gateway. La estación tenía el objetivo de facilitar el tránsito entre la Luna y la Tierra, así como permitir comunicación constante entre el equipo desplegado en el satélite y el control desde la Tierra.

Los calendarios tienen en cuenta la construcción de este puesto avanzado, pero los expertos señalan que esta base ha pasado a ser innecesaria gracias al uso de la mastodóntica Starship. Muchas de las funciones de estos dos diseños pasarían a ser redundantes, lo que implicaría la necesidad de un cambio de estrategia, al menos si se quiere priorizar el ahorro de costes.

Una carrera espacial a muchas bandas. Todo esto llega en medio de un goteo constante de noticias sobre el avance de los planes espaciales chinos. Estos no solo incluyen alcanzar nuestro satélite sino que abarcan la construcción de una base lunar internacional de carácter permanente junto con Rusia pero abierta a la comunidad internacional.

También compite con los Estados Unidos y la ESA por ser los primeros en traer a la Tierra muestras del terreno marciano. Sin embargo las futuras misiones a Marte pasan también por la Luna, por lo que hay mucho más que depende del programa Artemis que el mero hecho de ser los primeros en devolver al humano a la luna después de más de 50 años.

Imagen | NASA

Temas
Inicio