Publicidad

Los coches autónomos de BMW serán ‘Intel Inside’, pero Nvidia golpeó primero en este negocio
Vehículos

Los coches autónomos de BMW serán ‘Intel Inside’, pero Nvidia golpeó primero en este negocio

Publicidad

Publicidad

Un superequipo es lo que van a montar estas empresas para crear el coche autónomo, o las tecnologías que van a ser utilizadas en los mismos: BMW, Intel y Mobileye comienzan una aventura muy importante que verá sus primeros frutos en coches de producción en el año 2021.

La industria tecnológica empieza a girar alrededor del coche autónomo, muchos fabricantes de cámaras, sensores y procesadores van a ganar mucho dinero con esto, si es que saben posicionarse a tiempo. Intel no duerme pensando en que le pase como el sector móvil, y cada vez que surge una nueva ola, mueve ficha lo más rápido que puede.

En este caso lo hace con bastante consistencia, y es que se ha buscado unos compañeros de viaje muy potentes. Por un lado tenemos a la alemana BMW, deseosa de jugar con todo tipo de nuevas tecnologías, y no se había pronunciado demasiado sobre este tipo de coches que se conducen solos. Por otro lado está Mobileye, una empresa israelí que trabaja en soluciones para coches autónomos.

P90223103 Highres Mini Vision Next 100 640x452
Cinco años parecen mucho, pero en el mundillo del automóvil es poco tiempo para crear un coche autónomo. Las tres compañías quieren tener uno listo en 2021

También tiene que integrar en la ecuación a una de sus últimas compras importantes: Altera. Pero no es la única compañía que han comprado en los últimos meses: en abril se hicieron con la italiana Yogitech, especializada en seguridad de procesadores; en mayor compraron Itseez, creadores de algoritmos que trabajan el reconocimiento de imágenes, la “visión por ordenador”.

No se nos debe olvidar que Intel anda sumida en un periodo de transición, en el que está despidiendo a miles de empleados, intentando mirar más allá del mercado de los ordenadores personales. Domina el mundo de los servidores, pero está desaparecida en el de los gadgets móviles, por mucho que lo ha intentado. Intel necesita estar dentro del coche.

Bmw Group Intel Mobileye 3

Nvidia llegó antes

Se anunció la asociación pero no se han dado detalles de cómo van a funcionar sus sistemas, algo que poder saborear un poco. Miento, Intel tiene pensado usar tanto sus chips Xeon como sus pequeños Atom, dentro de los coches - los primeros para lidiar con algoritmos exigentes, los segundos para los sistemas de entretenimiento -.

Esto es un paso muy importante para Intel, que ya ha estado jugando dentro del coche con temas que tienen que ver con navegación o entretenimiento, pero no se había pronunciado al respecto de sistemas inteligentes de conducción. Colaborar con un peso pesado como BMW le puede ayudar a ganar terreno en un mercado en el que Nvidia y NXP son los nombres más sonados.

1366 2000
El aprendizaje automático, clave para el futuro del coche autónomo. Ahí quiere estar Nvidia con su imponente Drive PX2

Nvidia fue rápida en ver que el tipo de tecnología que ellos desarrollan tiene mucho sentido en los coches autónomos: se necesita mucha potencia de proceso gráfico para entender todo lo que radares y cámaras sueltan al cerebro de operaciones, con el añadido de que hay que mover algoritmos basados en aprendizaje continuo. La mayoría de fabricantes de coches importantes se han asociado con Nvidia y utilizar su tecnología diferentes niveles.

Para los que apuntan a los coches inteligentes, autónomos, para eso Nvidia tiene Drive PX2. Se trata de un superequipo presentado en el pasado CES 2016, capaz de mover 8 teraflops. Pero eso es el futuro a medio plazo, actualmente sirve chipsets Tegra a coches como los Tesla Model S y Model X.

NXP, por ahora líder

Si nos atenemos a cifras reales, el principal dueño del mercado es NXP, una empresa que recibe el 40% de sus ingresos del mundo de los coches, y recientemente adquirió Freescale para ser más potente. Más de 30 millones de coches usan sus sistemas inteligentes de asistencia a la conducción (ADAS). Ocho de los diez principales fabricantes de coches están asociados con ellos.

Captura De Pantalla 2016 07 04 A Las 10 00 53

Empiezan a ofrecer tecnología ideada para coches autónomos: BlueBox es el nombre del sistema de pruebas y desarrollo para autonomía en “nivel 4”, o lo que es lo mismo, que no necesitan la acción del conductor. En el nivel 5 tendríamos los vehículos sin conductor. En BlueBox hay dos procesadores principales, uno para gestionar todo lo visual, otro para tomar decisiones.

Qualcomm también cuenta

No debemos de olvidarnos que otro grande del mundo de los procesadores no se quiere quedar fuera del coche, llevan un par de años trabajando en meter sus Snapdragon dentro, también son pieza importante en lo que respecta a conectividad - aquí son los líderes -. Audi tiene un acuerdo para usar su tecnología en coches a partir de 2017

Pronto nos empezarán a sonar nombres como Snapdragon 602A o el más potente 820A. Van destinados a los equipos de navegación y entretenimiento, pero Qualcomm también trabaja en tecnología para coches autónomos, dentro de un programa que llaman Zeroth.

Snapdragon
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir