Compartir
Publicidad

Packed Pixels y el tablet como pantalla tonta

Packed Pixels y el tablet como pantalla tonta
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días apareció en Kickstarter un proyecto llamado Packed Pixels. La idea de sus desarrolladores es sencilla: añadir a nuestros portátiles una segunda pantalla auxiliar que permita que contemos con un escritorio más amplio en el que organizar información de forma sencilla en la pantalla principal y en esa pantalla auxiliar.

El dispositivo creado por estos emprendedores es básicamente una segunda pantalla para portátiles con una diagonal de 9,7 pulgadas y una resolución más que destacable de 2.048 x 1.536 píxeles. La alimentación, además, se realiza mediante el puerto USB, mientras que la conexión al portátil para la señal de vídeo se realiza mediante un puerto DisplayPort o Mini DisplayPort.

El usuario puede utilizar incluso dos de estas pantallas auxiliares acopladas a su portátiles (aunque habría que tener en cuenta que necesitaremos dos salidas DP o alguna forma de lidiar con ese problema), y su precio, de 140 libras en estos momentos, es discreto, aunque eso nos hace preguntarnos algo obvio: ¿y si pudiésemos utilizar el tablet como "pantalla tonta" en nuestro portátil o PC de sobremesa?

No siempre necesitamos la inteligencia del tablet

En realidad la idea de Packed Pixels no es nueva, y de hecho existen ya soluciones en el mercado como Adafruit Qualia que ofrecen una alternativa válida por unos 225 dólares o las HDMIPi de 9 pulgadas (pensadas para las Raspberry Pi), pero hay alternativas aún más curiosas como la de utilizar uno de los antiguos Motorola Lapdock que estaban pensados para el Motorola Altrix y convertirlo en un segundo monitor HDMI para nuestros portátiles.

packed-pixels-2.jpg

Las pantallas auxiliares también comienzan a ofrecer sus prestaciones gracias al estándar USB 3.0, como demuestra la ASUS MB168B+, que permite ser colocada al lado de un portátil y disfrutar de un segundo escritorio de nada menos que 15,6 pulgadas con la comodidad de necesitar únicamente ese puerto USB 3.0.

La alternativa ideal para muchos usuarios es sin duda la de usar sus tablets -un gran número de usuarios tienen tanto tablet como portátil- como segunda pantalla de esos equipos. Hay todo tipo de soluciones para los iPad de Apple y para los tablets Android, y aquí las soluciones software compiten por una capacidad que sin duda permite reaprovechar estos dispositivos de forma interesante.

Así tenemos aplicaciones como iDisplay (Android e iOS), Air Display (iOS), Splashtop Remote Desktop HD (Android, iOS) o MaxiVista (iOS), y todas ellas permiten que convirtamos nuestro tablet en una pantalla tonta en la que poder extender el escritorio disponible por ejemplo en portátiles con Windows u OS X.

La última alternativa, por supuesto es la de usar pantallas tontas como pantallas tontas. Esto es: conectar un segundo monitor al portátil o al PC, algo que evidenmente ofrece todas las ventajas de un escenario mucho más natural en entornos multipantalla pero que necesita de su propia alimentación y de más espacio. La oferta de Packed Pixels está muy orientada a poder acoplar esa segunda pantalla (y no tenerla en un soporte externo), pero con tantas ofertas disponibles es difícil saber si logrará situarse como una alternativa real en un tipo de escenario que parece disfrutar ya de muchas opciones. Afortunadamente para los usuarios, claro está.

Más información | Packed Pixels en Kickstarter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio