Compartir
Publicidad

Mountain GTM 3000, análisis (I)

Mountain GTM 3000, análisis (I)
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevamos ya algo más de dos años trabajando con un Mountain GTM 900, un equipo por entonces con un hardware excelente, de lo más potente de la época. Ha sido durante todo este tiempo nuestro equipo de pruebas en los diversos análisis hardware que hemos realizado hasta la fecha.

Pero el tiempo pasa y hay que adaptarse a él. Mountain GTM 3000 es su heredero. Un más que digno heredero, diría yo. Pasamos de la plataforma Nehalem a Sandy Bridge E que viene acompañada por un conjunto de componentes del más alto nivel.

Su precio es alto, todo sea dicho, pero hay que entenderlo si tenemos en cuenta que éste es uno de los equipos más potentes que hay ahora mismo en el mercado. Y encima nos han dejado uno para analizarlo que por si fuera poco viene con esteroides.

Resumen del análisis

Características técnicas

  • Microprocesador Intel Core i7-3930K, seis núcleos a 3.2 GHz. (Turbo 3,8), doce hilos. Desbloqueado para overclocking.
  • Placa base Asus Rampage IV Extreme.
  • Tri-SLI de NVidia GTX 570.
  • Memoria RAM 16 GB DDR3 (4×4GB) G-Skill F3-12800CL9D-8GBSR2.
  • Intel SSD 320 Series, 120 GB
  • Discos duros tradicionales, 2×500 GB Western Digital Caviar Blue en RAID 0.
  • Fuente de alimentación Antec High Current pro de 1.200 vatios.
  • Disipador de PWM Quiet Computing LGA 2011
  • Caja Antec Twelve Hundred V3
  • Windows 7 Ultimate

Primeras impresiones

La caja que almacena esta bestia es de enormes dimensiones, en concordancia con el tamaño del equipo. Su diseño no nos pilla desprevenidos: la Antec Twelve Hundred es la misma que la del GTM 900, pero en su tercera versión que se actualiza para añadir un USB 3.0 frontal. Sigue teniendo ventiladores por doquier, incluso alguno más de los de la primera versión del equipo.

Una caja grande llena de componentes sólo puede tener un enorme peso. Mountain GTM 3000 es un ordenador muy pesado, tanto como su hermano mayor, de forma que puede costarnos una lumbalgia si vamos a moverlo mucho. Mejor quietecito, desde luego.

Habiendo probado anteriormente otros ordenadores de grandes dimensiones he de reconocer que estoy acostumbrado a su tamaño, pero desde luego que para los que salten de un ordenador normal al GTM 3000 les sorprenderá lo alto que es. Esto permitirá tener un mayor espacio interno para tarjetas gráficas, discos duros, etc. Si además aderezamos el conjunto con una buena instalación de los componentes y los cables – los malditos cables – con el fin de dejar espacio a la refrigeración por aire, el resultado es excelente.

Aspecto externo

Mountain GTM 3000 se basa en la espectacular Antec Twelve Hundred, accesible para cualquier persona a través de los canales autorizados. En otras palabras: seguro que muchos la tenéis en vuestro ordenador, aunque éste no sea un Mountain.

Mountain GTM 3000

La caja es la misma, apenas con un par de modificaciones para incluir el logotipo de Mountain y el apelativo ‘GTM’ en el frontal. El resto, igual: un porrón de ventiladores, muchos de ellos con iluminación LED azul y ventana lateral. Toda ella está construida en acero, de ahí su peso: 14.2 kilogramos en vacío. Sus dimensiones físicas son de 582×213×513 milímetros, por si queréis compararla con vuestra actual torre.

En total cuenta con siete ventiladores de 12 centímetros distribuidos a lo largo de toda la caja, a sumar un ventilador 20 centímetros en la parte superior. Algunos de ellos son regulables en la velocidad (tres posiciones) y también en la luz, lo cual es interesante para momentos de overclocking.

Aspecto interno

El interior del equipo es simplemente genial. En los diversos análisis de equipos Mountain que hemos realizado siempre hay un aspecto que me parece digno de mención: el orden y la colocación de los componentes.

Mountain GTM 3000

Todos los cables están perfectamente colocados detrás de la plancha que sujeta la placa base, dejando lugar sólo a los estrictamente necesarios para que funcione el ordenador. Esto crea un espacio vacío perfecto para ayudar a la refrigeración, aprovechando el enorme espacio ofertado por la caja. Ésta es la razón por la que la gente compra este tipo de cajas.

Los cables no sólo dejan espacio libre, también aporta un extra en estética. Nunca he considerado que los ordenadores deban de ser bellos, pero reconozco que hay muchos que sí tienen esto muy en cuenta.

Por último la placa base, la Asus Rampage IV Extreme, destaca por su mezcla de colores rojos y negros, el enorme disipador del chipset y sus LED de información. Es un modelo con una UEFI y herramientas destinadas al overclocking. Se nota que no es un modelo medio, si no puntero y con un valor de unos 400 euros.

Primeras conclusiones

El Mountain GTM 3000 es un ordenador puntero cuyo rendimiento en los primeros momentos de uso destaca sobremanera. Ya os podéis imaginar que el rendimiento gráfico de este equipo con el Tri-SLI de NVidia GTX 570 es absolutamente abrumador. Puede con todo y de forma más que contundente. Os daré un poco de envidia de la buena: Battlefield 3, configuración máxima en 1920×1080 puntos, online 64 jugadores y siempre por encima de l00 imágenes por segundo. Una delicia para todo gamer.

Obviamente seguiremos con este análisis unas pocas entradas más. Vamos a analizar su rendimiento a fondo a través de nuestras ya clásicas pruebas (videojuegos y benchmarks dedicados), temperaturas de funcionamiento, consumo energético, etc. Y bueno, a todo esto añadir que el Mountain GTM 3000 pasará a partir de ahora a ser nuestra plataforma de pruebas para futuros componentes (que, por cierto, tenemos unos cuantos pendientes de analizar).

Mountain GTM 3000 ha sido cedido para la prueba por parte de Mountain. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Mountain.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos