Compartir
Publicidad

El Nokia N900 quiere resucitar en forma del Neo900

El Nokia N900 quiere resucitar en forma del Neo900
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Por fin, el primer sucesor real del N900 que sigue el espíritu de Openmoko". Así definen los creadores de este proyecto al Neo900, un smartphone orientado especialmente a todos aquellos usuarios que admiraron el N900 basado en Maemo.

El diseño y aspecto de este terminal es similar al N900 original, aunque los responsables del proyecto han actualizado diversas características para que sea un smartphone más preparado para los tiempos que corren. Eso sí: siempre teniendo como pilar fundamental la puesta en marcha de una plataforma abierta. El N900 tendrá las siguientes especificaciones técnicas:

  • CPU: TI DM3730 a 1 GHz
  • RAM: 1 GB
  • Almacenamiento: 1 GB NAND + 32 GB eMMC + microSDHC
  • Modem: A elegir, UMTS HSPA 14.4/5.76 Mbps (Option GTM601), UMTS HSPA con CDMA (Option GTM609), LTE 100/50 Mbps (Option GTM801)
  • Pantalla: 3,5″ TFT, 800×480, resistiva
  • Sensores: acelerómetro, luz ambiente, proximidad, brújula, giroscopio, barómetro/termómetro
  • Infrarrojos: High power Consumer IR (con aprendizaje) e IrDA
  • USB: Micro-AB 2.0 (OTG)
  • Audio: Altavoces estéreo, toma de auriculares, entrada de micrófono, salida de vídeo, entrada estéreo
  • Extras: Radio FM (RDS), cámara frontal VGA, cámara posterior de 5 MPíxeles con autofocus, puerto RS232 interno, RFID-EEPROM, conectores de expansión (batería, I2C, USB), GPS/GLONASS, batería reemplazable "en caliente", Wi-Fi 802.11b/g, Bluetooth 2.0

Como podéis comprobar las especificaciones no son especialmente impactantes, pero el terminal se diferencia precisamente por usar todo tipo de componentes abiertos y de hecho permite la instalación de Maemo, Android e incluso otras alternativas de futuro como Ubuntu o Firefox OS, aunque esto dependerá del soporte de la comunidad de desarrolladores.

La documentación completa del dispositivo y los esquemas del mismo estarán disponibles para todos los usuarios, y no habrá componentes propietarios software (binary blobs). El desarrollo actual se basa en un producto llamado OpenPhoenux GTA04.

Los desarrolladores quieren lograr recolectar 25.000 euros para poner en marcha la producción masiva de unos terminales que no serán baratos --entre 500 y 700 euros-- pero que tratan de atraer a los nostálgicos que disfrutaron --seguro que algunos aún disfrutan-- de Maemo y del mítico N900 de Nokia.

Más información | Neo900

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio