El precio de las tierras raras se ha disparado. Y ahora China quiere saber por qué está pasando

El precio de las tierras raras se ha disparado. Y ahora China quiere saber por qué está pasando
46 comentarios

La escasez de chips y materiales es un desastre a nivel mundial. Incluso China está preocupada, sobre todo tras descubrir que hay también un problema con las tierras raras. La lista de 17 elementos es más importante de lo que parece, sobre todo porque son usados de forma frecuente en la industria automovilística y tecnológica. Como suele decirse, éramos pocos y parió la abuela.

Precios disparados. Las tierras raras ya tienen un nombre que deja claro que conseguir esos materiales es complicado. La demanda lleva tiempo superando la oferta, e incluso China —referente en este segmneto— se ha visto afectada. Las consecuencias, las esperadas: costes de producción por las nubes.

Raros, pero (muy) deseados. El neodimio se usa en láseres o motores de coches eléctricos. El lantano, en objetivos de telescopios y cámaras. El praseodimio, en motores de aviones. Como el escandio, también usado en componentes aeroespaciales. Y así nos encontramos con una serie de materiales que por sus propiedades especiales se han convertido en vitales para industrias como la tecnológica, la de transportes y automoción o la investigación científica. La solución, dicen, podría estar en la minería espacial.

Por el interés te quiero Andrés. Estos materiales tan especiales tienen especial relevancia para el gigante asiático porque este país es el que más materiales raros importa —razonable, sobre todo teniendo en cuenta que es un gigante de la producción tecnológica— y también el que más reservas tiene y mina (un 70%, según los expertos) seguido (de lejos) por Vietnam o Brasil. A finales de 2021 China creó además un consorcio que agrupaba a las principales empresas del sector en este país. La idea, claro, consolidar su dominio en este mercado.

Fabricantes, contadme qué pasa. El Ministerio de Industria y Tecnología de la Información chino convocó esta semana a delegados de la industria de materiales y de la fabricación. No se han dado datos sobre la reunión, pero fuentes anóminas indicaron que los gobernantes chinos querían averiguar qué pasaba y tener bajo control los precios de las tierras raras.

Un arma estratégica para la guerra comercial. Esa nueva guerra fría que estamos viviendo y que esta vez implica a Estados Unidos y China se está cebando con todo tipo de mercados. Aquí el gigante asiático tiene no obstante la sartén por el mango. Su cuota de mercado se ha reducido y hay yacimientos en otros países (como los citados Vietnam o Brasil, pero también Rusia e India). En Estados Unidos carecen casi por completo de minas de estas tierras raras, pero no ceden y han vetado a China y sus empresas de minerales raros, que no podrán trabajar con empresas de defensa estadounidenses.

Imagen | Darmau Lee

Temas
Inicio