China se prepara para inundar el mercado con sus propias tarjetas gráficas. Este es su plan

China se prepara para inundar el mercado con sus propias tarjetas gráficas. Este es su plan
68 Comentarios

Ahora mismo a la mayor parte de los entusiastas de la tecnología las marcas MetaX, Biren Technology, Moore Threads, Innosilicon o Zhaoxin no nos dicen nada, pero con toda seguridad dentro de poco tiempo estaremos familiarizados con ellas. Todas comparten dos características: son compañías chinas, y, además, se están preparando para competir no solo entre ellas, sino, sobre todo, con AMD y NVIDIA.

Es un hecho: China está dando los primeros pasos para poner contra las cuerdas a Estados Unidos y acabar con su dominio en el ámbito de la industria del hardware gráfico. Al fin y al cabo tanto AMD como NVIDIA son empresas estadounidenses. Lo sorprendente es que algunas de las compañías que he mencionado en el párrafo anterior ya tienen soluciones preparadas para llegar al mercado de forma inminente.

Una de las que más ruido está haciendo es Biren Technology. Y es que a mediados del pasado mes de agosto presentó una familia de tarjetas gráficas que persigue competir de tú a tú con las soluciones que nos proponen actualmente NVIDIA y AMD. De hecho, su procesador BR100, que es su modelo insignia, está siendo fabricado por TSMC utilizando su fotolitografía de 7 nm 2.5D CoWoS.

Este proceso litográfico nos anticipa que estamos ante una GPU que debería ser competitiva en términos de rendimiento por vatio consumido. En cualquier caso, las tarjetas gráficas de Biren no son las únicas a las que merece la pena que sigamos la pista muy de cerca. Innosilicon presentó a finales de 2021 una tarjeta gráfica para servidores, la Fenghua No.1, compatible con DirectX y equipada con memoria VRAM de tipo GDDR6X y soporte de la interfaz HDMI 2.1.

Este es el corazón de su estrategia: reclutar a ingenieros de NVIDIA y AMD

La coyuntura actual en la que las sanciones impuestas por Estados Unidos a China impiden la llegada a este país asiático de algunas tecnologías de origen estadounidense está propiciando que el Gobierno liderado por Xi Jinping dedique algunos de sus vastos recursos al desarrollo de sus propias soluciones. Este es el caldo de cultivo en el que están proliferando las compañías chinas que están claramente decididas a competir con las grandes empresas occidentales en su propio terreno de juego.

Varios medios asiáticos reputados aseguran que MetaX y Moore Threads han reclutado a ingenieros de AMD y NVIDIA

Además, parece razonable asumir que muchas de estas empresas reciben, al menos en cierta medida, el respaldo económico del Estado. En cualquier caso, y volviendo al tema que nos ocupa, varias compañías chinas han manifestado abiertamente su intención de competir en el mercado del hardware gráfico lanzando soluciones adecuadas para estaciones de trabajo, servidores y PC. MetaX es una de ellas, y recientemente Yang Jian, que es su máximo responsable de tecnología, ha asegurado que en 2025 tendrán preparada una GPU doméstica capaz de competir con cualquier procesador gráfico extranjero.

Es evidente que afirmar algo así es mucho más fácil que llevarlo a cabo, pero no debemos perder de vista que China está realizando en muy poco tiempo avances muy significativos en dos materias tan complejas como lo son la exploración espacial y el desarrollo de reactores experimentales de fusión nuclear. Y la electrónica no es una disciplina que precisamente le resulte ajena. Además, y este es realmente el meollo de este asunto, varios medios asiáticos reputados, entre los que se encuentra UDN, aseguran que MetaX y Moore Threads han reclutado a ingenieros de AMD y NVIDIA.

Birentech

De confirmarse, esta estrategia lo cambiaría todo. La coincidencia del músculo económico chino, sus grandes recursos industriales y el conocimiento procedente de Occidente vierte credibilidad sobre las ambiciosas presentaciones de producto que ya han realizado empresas como Biren Technology, Innosilicon, Moore Threads o MetaX.

Pase lo que pase, a los usuarios nos beneficia que el mercado de las GPU no esté solo en las manos de dos grandes compañías. Y, además, la irrupción de nuevas empresas puede jugar un papel decisivo en la estrategia que persigue dar respuesta a la creciente demanda de semiconductores de alta integración. Ya veremos. Podemos estar seguros de que se avecinan tiempos interesantes.

Temas
Inicio
Inicio