Publicidad

Apple, toma nota: así está la tecnología y el mercado del coche eléctrico y autónomo ahora
Automóvil

Apple, toma nota: así está la tecnología y el mercado del coche eléctrico y autónomo ahora

Publicidad

Publicidad

Aunque la posibilidad de que el rumor de Apple desarrollando un coche llegue a corto ni medio plazo a ser un producto real es más que remota, no es descabellado que en Cupertino lleven tiempo con una estrategia donde el producto final pueda ser un coche. Al rumor inicial lanzado por el WSJ se unió pronto el de Reuters, que ponía el foco en el coche autónomo. Lógico.

La opción de un coche de Apple me parece más que lejana, pero ahí tenemos a Tesla como referente de uno de los pocos segmentos que ahora mismo se pueden considerar innovadores y hasta sexy tecnológicamente hablando. Tiene un coche, no vende como los grandes fabricantes, pero sin embargo ya se le relaciona con el futuro del coche y lo más importante, con la idea de liderazgo sobre cómo debe ser ese coche de los próximos 25 años. Y a Apple seguro que esa imagen le tienta.

Pero en el mundo del coche, especialmente eléctrico y conectado, nada es sencillo.

Empresas tecnológicas vs empresas automovilísticas

Más allá del coche del futuro en sí, la primera gran batalla que se está librando es de liderazgo. Ya enfrentamos a los fabricantes tradicionales con los nuevos y más tecnológicos, y sin duda que el camino hasta llegar al coche que conduzcamos en 25 años va a estar plagado de disputas.

A favor de un coche del futuro gestionado principalmente por empresas que es lo que han estado haciendo estos últimos 100 años hay bastantes argumentos. El principal nos dice que a lo largo de este tiempo han sabido incorporar nuevas tecnologías manteniendo la seguridad. Pero, ¿podemos seguir con este ritmo en la era smart y las startup?

Mercedes Benz

La percepción que tiene el usuario indica que no. Para ellos, en el coche del futuro lo que realmente va a importar y marcar diferencias es el control, la seguridad, la innovación y la fiabilidad, perdiendo peso los aspectos relativos al motor, la transmisión y el diseño. Así que ahí son las empresas tecnológicas las que están llamadas a ser líderes y no creo que Apple no quiera estar entre ellas.

Si asumimos que el coche del futuro estará liderado por empresas tecnológicas, ¿se puede permitir Apple no estar entre ellas?

En ese cambio que debe venir con el coche del futuro, como hemos dicho, las tecnológicas llevan las de ganar a priori, pues de ellas va a depender parte de la ciudad que esté preparada para que por ellas circulen estos avanzados vehículos. Y ellas son las que tienen la capacidad actual para configurar esa ciudad.

Subaru Eyesight System Cars Guide

El coche autónomo que todos quieren liderar

Aunque actualmente el debate sobre el futuro del coche va más encaminado en una lucha entre el coche eléctrico y el híbrido enchufable, el verdadero valor a nivel tecnológico e histórico está en el coche autónomo. Y ahí tanto empresas clásicas como las tecnológicas aspiran a ser los líderes de un mercado que prácticamente hay que crear de cero.

El caso más conocido es el de Google. La compañía está desarrollando su propio coche más de cara a conocer un mercado donde los datos e información en tiempo real es parte esencial (y ahí quieren seguir siendo los reyes) que a construir el suyo propio. Otras grandes compañías como Intel o Qualcomm no están tampoco paradas.

Coche autónomo Google

Pero en el lado tradicional nadie se queda parada. Nissan tiene su desarrollo en marcha desde hace años con la misión de poder ofrecer una solución real en 2020. Y Ford es una de las compañías que más novedades han mostrado en ese campo. También para ese año coloca la posibilidad de los primeros modelos factibles Tesla.

Apple es "sospechosa" de estar ya trabajando en un coche eléctrico y otro autónomo

En general, los desarrollos de los fabricantes clásicos están siendo progresivos, contando en primer lugar con avances de cara a mejorar la seguridad al volante por medio de un conocimiento del entorno y dejando cada vez más el control de la conducción al propio coche, pero sin pensar todavía en un coche autónomo de la misma forma que compañías como Google.

Dentro de todo el softwate y tecnología que debe incluir el coche autónomo, los mapas son clave. De Apple no ha quedado un recuerdo precisamente dulce de su llegada a este mercado, pero como otros gigantes (Nokia por ejemplo), a buen seguro que son conocedores del valor que este servicio puede tener en el futuro del coche autónomo.

El coche eléctrico, Tesla y el ejemplo a seguir

El coche eléctrico es el futuro inmediato. Aunque por coste todavía se siguen considerando dentro de las gamas más altas (algo que aprovechamos para decir que encaja en Apple), no será así siempre. Curiosamente Tesla, el fabricante que abandera ese coche aspiracional eléctrico de gama alta como es el Model S, tiene la misión de conseguir popularizar el vehículo eléctrico. Y su arma es su megafábrica de baterías, con la que está creando bastante hype pero que no le basta. De ahí su movimiento con las patentes.

Tesla Model S Rojo Palosverde

Es precisamente en la autonomía y tecnología de las baterías donde está la verdadera diferencia con el coche eléctrico. Los fabricantes clásicos los saben y todos tienen pensado plantear alternativas al Model S de Tesla, entre ellos, Audi. Pero por ahora solo Tesla ofrece esa experiencia gracias a su red de estaciones de carga rápida y el cambio extra-rápido de baterías.

Lo más fácil en la mente de todos es que Apple acabe comprando a Tesla para entrar de verdad en el negocio del coche eléctrico

Si miramos fríamente a Tesla, como apunta Calacanis y se ha venido rumoreando desde hace un tiempo, Apple parece condenada a acabar comprando a Tesla. No sería barato, unos 75.000 millones de dólares, ni inmediato, pues Calacanis apunta a dentro de un par de año, con Tesla ya en el mercado con una foto completa y competitiva.

Como parte de las razones que pueden llevar a Apple a completar la compra de Tesla está el énfasis alrededor de las energías renovables, segmento que también irá acaparando el término de smart próximamente.

El coche y el hogar, los siguientes en convertirse en smart

De todo lo dicho sobre el posible coche de Apple me quedaría con una realidad: junto con el hogar, es el siguiente nicho que va a adoptar el término smart. Y como pasó con los teléfonos, seguro que Apple quiere estar ahí. Y para hacerlo han de trabajar en todas las posibilidades, máxime una compañía que no tiene problemas precisamente de liquidez.

Lo más inmediato que conocemos de la relación de Apple con el coche se llama Carplay, y aunque por ahora no es más que un puente entre coche y smartphone, el futuro nos deparará un sistema operativo que gobernará la mayoría de aspectos del coche. Lógico pues que Apple tenga proyectos para conseguir comprender de la mejor forma posible este mercado que, como pasó con el smartphone, es nuevo para ellos.

650 1000 Captura De Pantalla 2014 03 03 A La(s) 09 30 58

Por ahora el otro equipo en el que el sistema operativo tiene pendiente confirmarse, el televisor, pese a los insistentes rumores, no cuenta con la aportación de Apple.

Imagen | Franco Grassi.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir