Compartir
Publicidad

'La teoría del todo', el amor y la superviviencia de Stephen Hawking

'La teoría del todo', el amor y la superviviencia de Stephen Hawking
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad
"No deberían existir fronteras para el esfuerzo humano. Por muy dura que nos parezca la vida, mientras haya vida hay esperanza."

(Stephen Hawking / Eddie Redmayne)

La cartelera sigue incorporando atractivas novedades en este arranque de 2015, no podemos quejarnos de oferta (aunque sí del retraso de algunos estrenos, normal que la piratería cause estragos). Junto a otras esperadas propuestas como 'Babadook', 'Whiplash' o 'V3nganza' (número 1 en EE.UU. gracias al carismático Liam Neeson), este fin de semana ha llegado a los cines españoles 'La teoría del todo' ('The Theory of Everything'), el biopic sobre Stephen Hawking.

Es uno de los títulos que más está sonando en la temporada de premios. Acaba de lograr cinco nominaciones a los Oscar (compite en el apartado de mejor película) y Eddie Redmayne es uno de los grandes favoritos a la estatuilla tras alzarse con el Globo de Oro en la categoría de mejor actor dramático. Curiosamente, arrebató el galardón a Benedict Cumberbatch, otro aspirante al Oscar que da vida a un brillante científico en 'The Imitation Game', también encarnó a Hawking hace años en un telefilm de la BBC (completo y subtitulado en YouTube).

Hawking enamorado

Cartel de La Teoría del Todo

Vendida como una propuesta de género romántico (en el cartel podemos leer: "Su mente cambió el mundo. El amor de ella cambió el suyo."), 'La Teoría del Todo' se centra en la juventud y madurez de Stephen Hawking, prestando especial atención a la relación con su primera esposa, Jane Wilde. Es ella la autora del libro en el que se basa el film, 'Hacia el infinito: mi vida con Stephen Hawking' ('Travelling to Infinity: My Life with Stephen', versión retocada de una biografía anterior), adaptado a la gran pantalla por el guionista Anthony McCarten y el director James Marsh.

A pesar del envoltorio, 'La Teoría del Todo' no se limita a la faceta romántica de la historia sino que intenta reflejar la importancia de Jane en la vida del científico, quien con apenas veinte años recibe un devastador diagnóstico: sufre esclerosis lateral amiotrófica y su esperanza de vida se reduce a dos años. Tras un comienzo que tiene el propósito de funcionar como contraste, centrado en el feliz enamoramiento y la presentación de cómo era Hawking antes de quedar limitado por su terrible enfermedad, la película muestra su verdadera cara.

James Marsh durante el rodaje de la película

Marsh, reputado realizador conocido por 'Man on Wire' (2008), pone el punto de mira en el drama de la pareja, en cómo afecta la enfermedad a la relación y cómo tratan de superarla a pesar de todos los obstáculos. Y lo hace de manera loable, respetando las dos perspectivas, mostrando la impotencia y la frustración de ambos. Asistimos al deterioro físico de Hawking pero la cámara no se recrea, solo vemos lo necesario para seguir la evolución y comprender tanto la tragedia como su extraordinario esfuerzo por sobrevivir pese a todo, por continuar con su vida en la medida de lo posible.

'La teoría del todo': la historia de un superviviente y su compañera

Cuando su cuerpo deja de responder, le vemos refugiarse en su investigación, su familia y su sentido del humor para no caer en la desesperación. Mientras él lucha por continuar vivo, ella se convierte en esposa, madre, ama de casa y enfermera. Todo ello sin dejar los estudios. Una auténtica superheroína. Si bien la película maquilla y adorna la realidad para hacerla más digerible o atractiva para el mayor público posible (un aspecto tan criticable como comprensible), mantiene un retrato verosímil de los protagonistas que incluye los errores y las flaquezas de ambos.

El auténtico matrimonio Hawking y el de la película

En esta lucha, donde la paciencia y la cordura es puesta a prueba hasta niveles solo imaginables por quienes lo han sufrido, la relación comienza a tambalearse. El amor no dura, como ya sabe el espectador desde antes de sentarse en la butaca, y Marsh se preocupa en mostrar cómo se crea y se fractura, repartiendo responsabilidades hacia ambas partes. Nunca sabremos qué ocurrió en realidad (y tampoco debería importarnos) pero lo que se refleja en la pantalla resulta creíble, y eso es lo importante. Ése es el triunfo del director.

Para ello cuenta con una espectacular transformación de Eddie Redmayne; llegas a pensar que estás viendo al auténtico Hawking. Cualquier premio que reciba será justo (a la escena de la ruptura me remito). La interpretación de Felicity Jones (buscad 'Like Crazy') y la música de Jóhann Jóhannsson son los otros puntos fuertes de 'La teoría del todo'. Se echa en falta un mayor enfoque en los méritos científicos de Hawking pero parece que Marsh no tenía intención de meterse en ese terreno. Le interesa más la historia de amor, superación, esperanza y asombro ante los aspectos más extraordinarios de la vida.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio