Compartir
Publicidad
Los pilotos del Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines siguieron el procedimiento de emergencia pero no funcionó, según el informe preliminar
Vehículos

Los pilotos del Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines siguieron el procedimiento de emergencia pero no funcionó, según el informe preliminar

Publicidad
Publicidad

Este jueves, el Ministerio de Transporte de Etiopía publicó los primeros resultados preliminares de la investigación del Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines, el cual se accidentó el pasado 10 de marzo cobrando la vida de 157 personas. En él se menciona que los pilotos siguieron en todo momento los procedimientos de seguridad que la misma Boeing había indicado, y aún así no fue posible recuperar el control del avión.

El informe menciona que tras el despegue y durante seis minutos, dos de los sensores de ángulo de ataque de la aeronave mostraron discrepancias, lo que provocó que el sistema automático del avión, el MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System), hiciera que la nariz del avión descendiera. Durante esta emergencia, los pilotos desactivaron el sistema en cuatro ocasiones, pero aún así no fue posible estabilizar el 737 MAX y evitar que se fuera en picada.

Todo apunta a un fallo en el sensor

En este informe preliminar, los investigadores confirman que la tripulación del vuelo ET-302 realizó todos los procedimientos recomendados por la misma Boeing en la capacitación del 737 MAX, pero aún así no pudieron retomar el control del avión. El capitán y el primer oficial lucharon durante seis minutos en contra del sistema automatizado de la aeronave, el cual forzó repetidamente a que la nariz apuntara hacia abajo.

"El capitán gritó 'pull up' (levanta) en tres ocasiones para indicarle al primer oficial que levantara la nariz. Ambos pilotos intentaron levantarla para mantener el avión en vuelo, pero no pudieron recuperar el control."

A pesar de esta información, el Ministerio de Transporte de Etiopía no nombra directamente al MCAS, pero sí hace una serie de recomendaciones de seguridad dirigidas a Boeing:

"Dado que, en esta investigación preliminar, encontramos condiciones repetitivas en las que la nariz de la aeronave se bajó de forma automática, es recomendable que el fabricante revise el sistema de control de vuelo de la aeronave"

Boeing 737 MAX

Asimismo, la dependencia también recalcó que las autoridades de aviación a nivel mundial deben verificar que Boeing haya "resuelto adecuadamente" este sistema antes de que se le permita a los 737 MAX regresar a sus operaciones comerciales.

Los primeros resultados de este accidente muestran similitudes con el accidente del 737 MAX de Lion Air, el cual se accidentó el 29 de octubre de 2018 provocando la muerte de sus 189 pasajeros a bordo. Sin embargo, los investigadores etíopes no atribuyeron a nadie la culpa del accidente, sólo se limitaron a ofrecer las primeras pruebas y recomendaciones. Se espera que el reporte definitivo sea dado a conocer en aproximadamente un año.

La respuesta de Ethiopian Airlines

"El informe preliminar muestra claramente que los pilotos de Ethiopian Airlines a bordo del vuelo ET-302 siguieron las recomendaciones de emergencia aprobadas por Boeing y la FAA al momento de enfrentarse a la situación de emergencia surgida en la aeronave"

Tewolde GebreMariam, CEO de Ethiopian Airlines, también mencionó que estaban muy orgullosos del alto nivel de profesionalismo de los pilotos, y que fue muy desafortunado que no pudieran recuperar el avión por la persistencia de la caída en picada.

Boeing insistió que habrá mejoras con la próxima actualización

Por su parte, el fabricante estadounidense, Boeing, emitió un comunicado donde sí hace referencia al MCAS y afirma que han hecho mejoras para que el sistema funcione mejor y no se repitan estos accidentes.

"Para asegurarnos que la activación del MCAS no vuelva a ocurrir, Boeing ha desarrollado y planea publicar una actualización al software MCAS, así como un entrenamiento asociado y comprensivo para los pilotos, así como un programa suplementario de formación para el 737 MAX."

"Revisaremos detenidamente el informe preliminar de la AIB, y tomaremos todas y cada una de las medidas adicionales necesarias para mejorar la seguridad de nuestros aviones."

Aún no hay una fecha definida para que la actualización de seguridad de los 737 MAX sea instalada en los aviones, ya que primero deberá ser aprobada por la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA), quien ya la tiene en su poder. por cierto, hasta el momento la FAA no ha emitido ninguna declaración ante este informe preliminar.

Se estima que deberán pasar al menos 10 semanas para que tengamos noticias acerca de dicha actualización en caso de que la FAA la apruebe.

Toda la cobertura del Boeing 737 MAX

Foto de portada | LLBG Spotter

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio