Compartir
Publicidad
Nubia Z11, análisis: un hardware brillante en la pelea del mejor teléfono calidad/precio
Móviles

Nubia Z11, análisis: un hardware brillante en la pelea del mejor teléfono calidad/precio

Publicidad
Publicidad

Hace tiempo ya que los fabricantes chinos iniciaron la conquista del mercado mundial, aunque primero demostraron su sobrada capacidad para fabricar smartphones de la mejor calidad a precios muy atractivos. Todos les esperábamos, pero algunos como la famosa Xiaomi todavía recelan de su expansión definitiva, así que a algunas firmas chinas todavía las seguimos aguardando impacientes.

No es el caso de Nubia, un fabricante nacido a la sombra de ZTE pero que quiere ser totalmente independiente para convertirse en una referencia entre los smartphones más compensados, bajo una firma joven y desenfadada y sin las ataduras de un fabricante reconocido a nivel mundial. ¿Y cuál es el primer experimento de Nubia en Europa? Pues este Nubia Z11 que hoy os analizamos en Xataka, un smartphone de gama alta con diseño icónico y precio muy atractivo, un smartphone con pinta.

¿Nubia? ¿Quién es Nubia? Seguro que muchos de vosotros os estaréis haciendo esta pregunta ahora mismo, y la mayoría habréis pensado directamente en el caso de Honor y Huawei. Sin embargo, los chicos de Nubia han remarcado en numerosas ocasiones -todas las que han podido- que su independencia de ZTE es total, y que ellos son una marca nueva con objetivos nuevos que quiere posicionarse en el mercado de smartphones.

P1030676
Nubia se desmarca de la estrategia de Honor y Huawei, haciendo constar desde un primer momento su total independencia. Eso sí, no puede ocultar que su estrategia es similar a la de Honor, una firma joven y desenfadada que se permite innovar y que además cuenta con capacidad para producir smartphones y venderlos a nivel global a precios muy atractivos

Quizás por ello los primeros smartphones de Nubia han innovado en cierto sentido, buscando caracterizarse por su diseño 'bezel-less' -sin marcos, en el idioma de Cervantes- y por unos aderezos de software que permiten sacarle partido a los laterales curvados del cristal frontal, que también disponen de capacidades táctiles.

Es una buena forma de diferenciarse, sin duda, porque aunque la mayoría todavía no conozcan a Nubia, reconocerles en el futuro será muy sencillo gracias al diseño de sus terminales y al característico círculo rojo, que es seña de identidad del joven fabricante chino. Además, con ello se quitan de un plumazo el sambenito de copiones y poco innovadores que persigue desde hace tiempo a las marcas venidas desde el gigante asiático.

Por si esto fuera poco, Nubia quiere iniciar la conquista del mercado desde lo más alto, y a los OnePlus 3T, Honor 8, Asus Zenfone 3 Deluxe o ZTE Axon 7, por ejemplo, les ha salido un duro competidor con un Nubia Z11 muy bien acabado, atractivo por su diseño y al que no le falta de nada en cuanto a hardware sin subir de los 500 euros.

Review en vídeo

Sabemos que este Nubia Z11 os va a gustar, lo iremos viendo en profundidad en este análisis a fondo, pero para que no os falte nada a la hora de valorar un smartphone con pinta de superventas, empezaremos por nuestro particular análisis en vídeo.

No esperéis más, aquí tenéis lo mejor de Nubia en vivo por cortesía de nuestro canal XatakaTV en YouTube:

Nubia se estrena en Europa desde lo más alto

Empezar los análisis por el hardware es algo que siempre hacemos porque es de ley, porque lo más importante de un dispositivo electrónico son las capacidades de sus componentes, aunque lo cierto es que hoy en día no se necesita la mejor plataforma de hardware del mercado para conseguir una experiencia de usuario adecuada.

No se ha cortado Nubia, sin embargo, a la hora de elegir la hoja de especificaciones del nuevo Nubia Z11, que incorpora un elenco de enormes posibilidades en línea con lo mejor del mercado Android en este final de 2016, pero ese escalón por debajo en el precio que OnePlus ha demostrado poder conseguir.

Sea como fuere, si unimos el mejor hardware posible, el diseño, los materiales y la construcción del terminal, sólo podemos pensar que dónde está la reducción de costes que consigue dejar el precio de lanzamiento en los 499 euros. ¿Pierde Nubia dinero para posicionarse? Pues no lo sabemos, pero a buen seguro que también vosotros pensaréis algo similar en cuanto veáis lo que nos ofrece el Z11 de Nubia por sólo 499 euros:

Nubia Z11, especificaciones
Dimensiones físicas 151.8 x 72.3 x 7.5 milímetros
162 gramos
Pantalla 5.5 pulgadas IPS
Resolución 1.920 x 1.080 píxeles, 401 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 820 MSM8996
Quad-core (2x2.15 GHz Kryo & 2x1.6 GHz Kryo)
Procesador gráfico Adreno 530
RAM 4 GB
Memoria 64 GB
Slot microSD hasta 256 GB (usa el slot SIM2)
Versión Android 6.0 Marshmallow
Nubia UI 4.0
Conectividad LTE doble SIM activa (nano-SIM + nano-SIM/micro-SD)
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, Wi-Fi Direct, DLNA, hotspot
aGPS + GLONASS
Bluetooth 4.2 LE
NFC
Puerto IR
USB v2.0, Type-C reversible connector, USB On-The-Go
Cámaras Trasera: 16 MP con apertura f/2.0, estabilizador óptico y autoenfoque por detección de fase, doble flash LED, auto-HDR y vídeo UHD
Frontal: 8 MP con apertura f/2.4 y vídeo FullHD
Batería 3.000 mAh (no extraíble). Quick Charge 3.0.
Acceso a Google Play Sí, de serie
Otros datos Construcción metálica 'sin marcos laterales'
Gorilla Glass 3 2.5D
Bordes del panel frontal sensibles para control gestual
Lector de huellas dactilares
Precio de salida 499 euros (en Nubia España)

Como veréis, no es difícil pensar en el Z11 como uno de los smartphones más compensados del mercado y con mejores posibilidades respecto a su precio, pero es que además, Nubia nos ofrece un diseño novedoso y poco visto, con una trasera metálica que recoge lo mejor del mercado chino alejándose después de los ya tradicionales diseños chinos con ese frontal "sin marcos".

Obviamente, no es un frontal sin marcos propiamente dicho, aunque de esto hablaremos más en profundidad más adelante, en su apartado correspondiente que bien justificado está en este caso, pero debemos reconocer que Nubia ha ideado una tecnología muy interesante para conseguir el manido 'efecto WoW'* de un diseño como este.

Probablemente la reducción de costes venga marcada por su panel IPS de 5.5 pulgadas y resolución FullHD 1.080p, solvente y de eficacia más que probada, pero que con sus 401 píxeles por pulgada marca hoy en día las especificaciones mínimas exigibles para cualquier terminal que quiera ser un tope de gama.

Animarlo corre a cargo de un chipset Snapdragon 820 de Qualcomm, tan sólo un escalón por debajo del reciente Snadpragon 821 pero manteniendo una potencia enorme gracias a su procesador de cuatro núcleos Kyro -2x2.15 GHz & 2x1.6 GHz en configuración big.LITTLE- y a su GPU Adreno 530.

Compensar bien el hardware es la tarea básica de un fabricante que quiere diseñar un smartphone de altas pretensiones y precio contenido, aunque lo cierto es que no sabemos muy bien dónde ha ahorrado Nubia, porque al Z11 pocas pegas podremos ponerle en cuanto a especificaciones
P1030663

Sobresaliente para la memoria, con 4 GB de RAM y otros 64 GB de almacenamiento interno como configuración base, y que además podremos ampliar gracias a un slot microSD compartido por la segunda nanoSIM. Podremos elegir y además tendremos capacidad de memoria relativamente alta para poder hacerlo, así que a criterio del usuario queda utilizar el slot para la expansión de memoria o una segunda SIM con conectividad completa hasta LTE y doble stand-by.

No faltan los más habituales WiFi 802.11 a/b/g/n/ac de doble banda con la función MIMO desactivable en ajustes, Bluetooth 4.2 LE, aGPS con soporte GLONASS, NFC, puerto IR y un conector USB Tipo-C reversible que además es compatible con USB On-The-Go. Sólo echamos de menos la radio FM que otros fabricantes chinos cambian por el NFC, aunque puestos a elegir en 2016, casi mejor disponer del chip NFC para permitir el pago vía móvil que despacito va haciéndose un hueco en nuestras vidas.

La batería que alimenta al conjunto dispone de 3.000 mAh de capacidad y no puede extraerse. Es una capacidad suficiente pero que podría haberse mejorado, y quizás haya estado limitada por el diseño del terminal, hasta ese punto no hemos podido investigar. Al menos, Nubia ha incorporado al paquete de venta un cargador compatible con Qualcomm Quick Charge 3.0.

No nos olvidamos de un lector de huellas dactilares bien colocado, en posición ergonómica en la parte central de su trasera, ni tampoco de las cámaras de 16 y 8 megapíxeles respectivamente en la trasera y el frontal, de las que hablaremos más adelante y en mayor profundidad.

P1030634

La primera aplicación práctica de un diseño 'bezel-less'

El diseño del Nubia Z11 es probablemente su mejor credencial, no en vano es un smartphone llamativo, que capta la atención a primera vista gracias a la construcción "sin marcos" de su frontal, y que consigue el 'efecto WoW' del que tanto hemos hablado en tantas ocasiones.

No es algo baladí esto del 'efecto WoW' ni un artificio del márketing, sino la forma más sencilla de explicar que se trata de un smartphone que se sale del guión, de esos diseños tan monótonos que últimamente vemos casi en todas partes: cajas rectangulares metálicas con un frontal dominado por la pantalla.

Es a dónde el mercado y sus necesidades nos han llevado, y en esto de aprovechar al máximo el frontal para la pantalla estamos hoy en día. Nubia lo quiere conseguir aprovechando los laterales al máximo, y aunque es obvio que existe un marco lateral metálico lo cierto es que el fabricante ha conseguido un efecto muy interesante gracias a la reflexión y al cristal curvado de origen Gorilla Glass.

Es por ello que compartiremos los pormenores de esta construcción con el siguiente apartado, su pantalla, y dejaremos aquí tan sólo las pinceladas del acabado y las líneas de diseño.

P1030645

Tamaño contenido para un panel de 5.5 pulgadas, 151.8 x 72.3 milímetros, grosor cuidado con tan sólo 7.5 milímetros, y un peso de 162 gramos marcado probablemente por el grosor del cristal 2.5D, curvado en los bordes y más gordito de lo habitual para permitir ese efecto de los bordes sin marcos.

El smartphone ha sido construido alrededor de un chasis metálico, y su trasera está terminada en aluminio de acabado arenado para otorgar un tacto de enorme calidad. Además, esta construcción no ha impedido la presencia de un chip NFC que los fabricantes chinos suelen dejarse por el camino, justificando además que el aluminio impide su utilización.

El frontal lo domina el cristal y el diseño, con un panel que llega hasta los límites laterales y que deja unos marcos superior e inferior bastante prominentes, al menos a la vista. Luego en la práctica son similares a los de cualquier otro smartphone, y además el inferior se aprovecha para una botonera capacitiva que nos sigue gustando y mucho.

El Nubia Z11 está diseñado con gusto, su acabado es excelente y su construcción robusta y de enorme calidad. La sensación en mano es la de un smartphone de la gama más noble, y esto es algo importantísimo en un dispositivo que competirá en un catálogo hipersaturado.

Además, su diseño es icónico y la penetración de Nubia le permitirá convertirse en fácilmente reconocible, y por si todo esto nos parece poco, mención especial merece el packaging elegido por el fabricante, cuidado al detalle para que el usuario se asombre nada más abrir el paquete de venta.

Nubia no ha permitido que se le escape ningún aspecto en su despegue internacional, y este Nubia Z11 está cuidado al milímetro desde la apertura de su caja hasta su caída en mano. Los detalles lo son todo
P1030670

5.5 pulgadas IPS 1.080p, la fórmula de la experiencia de usuario satisfactoria

Toca hablar de la pantalla, un panel de 5.5 pulgadas con resolución 1.920 x 1.080 píxeles, fabricado con tecnología IPS LCD y que, obviamente, no supone ningún aderezo especial para un smartphone como este.

De hecho, es probablemente su falla más importante en cuanto al hardware, pues con sus 401 píxeles por pulgada de densidad va a quedarse muy justo para las modernas experiencias de realidad virtual que Android Nougat y Daydream pretenden democratizar en los próximos trimestres.

P1030664

Sin embargo, es un panel de sobrada solvencia y más que probado, y conforma la fórmula magistral de una experiencia de usuario adecuada y satisfactoria. Es lo mínimo exigible para un smartphone de altas pretensiones hoy en día, y aunque podría haberse mejorado, redundará en la mejora de la autonomía y en que el chipset pueda trabajar más cómodamente con una matriz menor.

Relativo a su tecnología y a su respuesta, pues volvemos a ver todas las bondades y todas las fallas de los paneles IPS, con una calibración excelente a la hora de reproducir los colores y una saturación nada excesiva, que permitirá visualizar contenido de forma más natural y no tan llamativa como sucede con los paneles AMOLED. Esto es una cuestión, todavía, de gustos.

El brillo es bueno, la autorregulación funciona rápido gracias al sensor de luminosidad, y en exteriores podremos usar al cien por cien el terminal, pues aunque perdiendo calidad y apareciendo ese efecto de pantalla lavada tan molesto, es utilizable incluso a pleno sol sin ningún problema.

Tech Display Nubiaz11

¿Y no nos íbais a explicar cómo ha conseguido Nubia esa pantalla "sin marcos"? Huelga decir primero que siempre utilizamos el "sin marcos" entrecomillado porque ciertamente el terminal tiene marcos, aunque ahora explicamos cómo Nubia ha conseguido el efecto.

Ilustramos la explicación gracias a GSMArena, que con un sencillo gráfico de las capas del panel y el cristal frontal nos facilita la tarea y os permite ver fácilmente cómo funciona esta tecnología ideada por Nubia.

El fabricante chino ha desarrollado este panel sin marcos laterales gracias a un cristal frontal más grueso y curvado en los bordes, sobre el que proyecta las imágenes el panel IPS reflejando el contenido de la pantalla en los bordes curvados, aunque realmente el panel no llega físicamente hasta el borde.

Es ingenioso y sencillo, pero lo cierto es que el efecto no es del todo satisfactorio para la experiencia del usuario, pues como veréis los bordes distorsionan un poco colores y contenidos por el propio efecto de la reflexión, tal y como haría una gota de agua sobre el panel:

Bordes Cristal

Como se puede apreciar perfectamente, el efecto del reflejo distorsiona sensiblemente la imagen en los bordes

Competir con los mejores en potencia no es una cuestión de precios

Va a ser muy sencillo comentar el rendimiento del Nubia Z11, pues en este sentido el fabricante chino ha optado porque no falte de nada en la lista de especificaciones de su nuevo buque insignia.

Tener el mejor hardware posible no siempre asegura la mejor experiencia, pero es obvio que con la lista de especificaciones del Z11 de Nubia no podemos esperar otra cosa que no sea un rendimiento similar a los mejores teléfonos del mercado, o al menos similar a los mejores de la plataforma Android.

Nubia apuesta por un SoC Qualcomm Snapdragon 820 fabricado con tecnología de 14 nm, revisado por el fabricante norteamericano en su nuevo modelo 821 pero que ha sido realmente el abanderado de la gama alta de Qualcomm para este 2016. No mienten los cuatro núcleos Kyro de su procesador, integrados en arquitectura big.LITTLE para permitir un ahorro energético cuando no se necesite alta potencia, dos de ellos funcionando hasta 2.15 GHz y otros dos hasta 1.6 GHz. No falta el soporte para 64 bits ni tampoco una GPU de altas prestaciones Adreno 530.

Screenshot 2016 11 07 14 07 23

Conseguir la experiencia de usuario más satisfactoria hoy en día no es sólo cuestión de hardware, pues la gama media ha subido hasta niveles ya demasiado cercanos a la gama alta, aunque un chipset de altas prestaciones te asegura potencia para cualquier uso que puedas darle a un smartphone actualmente y también para el futuro a medio plazo.

Además, en este caso tampoco echaremos de menos más memoria, pues Nubia ha montado 4 GB de RAM y otros 64 GB de almacenamiento interno al dispositivo, que además puede ampliarse con tarjetas microSD si lo precisamos. Una configuración de memoria que ni siquiera vemos en el Galaxy S7, por poner un ejemplo ilustre.

El rendimiento del conjunto es excelente, seguramente mejorado en parte por la matriz FullHD del panel, que con una cantidad de píxeles más manejable deja muy cómodo al Snapdragon 820 en la parte gráfica. El sistema se mueve muy fluido, la multitarea no es un problema, y los juegos más glotones del panorama móvil funcionarán sin ningún problema en este Nubia Z11.

En el día a día, además, los usuarios no solemos ser excesivamente exigentes con un smartphone -navegar por Internet, tomar alguna fotografía, ver vídeos o reproducir música son los usos más habituales-, así que de potencia nadie tendrá problemas si piensa en este smartphone.

Eso sí, no queremos quedarnos sólo con las sensaciones pues en los tiempos que corren casi cualquier smartphone es más que solvente, así que no hemos dejado pasar la oportunidad de hacerle nuestra batería de pruebas de rendimiento al completo al nuevo smartphone de Nubia:

CPU y RAM Antutu GeekBench
(Single-core / Multicore)
3DMark
(Sling Shot ES3.1)
Vellamo
(Browser / Metal / Multicore)
Nubia Z11 Snapdragon 820
4 GB
129.818 1.722 / 4.025 2.049 5.464 / 3.405 / 3.403
Samsung Galaxy S7 Edge Exynos 8890
4 GB
136.695 2.117 / 6.063 2.890 - / 3.325 / -
Huawei Mate 9 Kirin 960
3 GB
125.649 1.910 / 5.863 2.255 - / 3.314 / -
OnePlus 3 Snapdragon 820
6 GB
141.995 2.378 / 5.465 2.523 - / 3.678 / -

Como veréis no mentíamos, se codea con los mejores del mercado de tú a tú y sin ningún complejo, demostrando que de potencia va sobrado a pesar de costar 499 euros en su lanzamiento, pues 319 euros menos que, por ejemplo, el Galaxy S7 edge de Samsung.

Eso sí, tomad los datos de los benchmarks con cautela, pues es obvio que estas pruebas tan sólo muestran una guía de capacidades máximas y no la experiencia que tendrá el usuario final con el dispositivo en el día a día. De sensaciones ya os hemos hablado, y las nuestras son que el Nubia Z11 es un smartphone de gama alta con todas las de la ley.

P1030635

Obviando ya temas de hardware y de su potencia específica, que no será en este caso un apartado diferenciador dada su inequívoca solvencia, hemos de decir que el Nubia Z11 es un teléfono cómodo al uso por su volumen y por su tacto, aunque tiene ciertos detalles negativos.

El más importante es precisamente su característica más innovadora, y es que los marcos sensibles al tacto son propensos a provocar errores de uso. Hablaremos de ello más adelante, o al menos de su funcionalidad, pero cabe comentar que el Nubia Z11 permite realizar ciertas acciones mediante gestos sobre el propio marco, pero agarrar al dispositivo hará que a veces el terminal entienda gestos que no hemos realizado.

Hablando de ya de un teléfono, lo cierto es que poco hemos de comentar o al menos pocas cosas negativas, pues el Z11 dispone de un rango de cobertura similar al del Galaxy S7 edge que uso habitualmente, tanto en redes móviles como en WiFi, y el resto de la conectividad funciona perfectamente y sin fallas aparentes.

P1030700

Hemos podido conectar el dispositivo al manos libres Bluetooth del coche, hemos usado NFC, todo perfecto, añadiendo además una característica que muchos fabricantes obvian, y que permite desactivar la función MIMO del WiFi de doble banda para ahorrar energía cuando no se necesite alto rendimiento de la conexión WiFi. El GPS lo hemos probado en ruta con Google Navigator y también responde correctamente, más lento la primera vez para posicionar pero sin cortes o lags demasiado evidentes una vez posicionado.

En cuanto al sonido, buen volumen del altavoz principal, que está colocado en el marco inferior, aunque en este caso baja un poquito la calidad respecto al S7 edge con el que hemos comparado. El altavoz de llamadas funciona perfecto, sin necesidad de subir el volumen al máximo para escuchar a nuestros interlocutores, contando además con un sistema de cancelación de ruido para que éstos nos escuchen adecuadamente en situaciones complicadas.

Nubia Z11 packaging

Para la reproducción multimedia encontramos tecnología Dolby Atmos Surround, así como unos auriculares de gran calidad que vienen incluidos en el paquete de venta junto con su caja de transporte.

La batería de sensores tampoco ha mostrado fallos evidentes de uso en los días que hemos disfrutado el terminal, no falta ni acelerómetro, ni giroscopio, ni proximidad, ni luminosidad ni ningún otro básico, así que en este sentido su rendimiento y funcionalidad está asegurada.

Y además, como bonus, ¡bienvenido al Nubia Z11, USB Tipo-C! El conector reversible de nueva factura llega acompañado de un conversor a microUSB y de funcionalidad USB On-The-Go para la conexión de memorias externas y otros periféricos.

Cada día al cargador, más o menos como siempre...

En el apartado de la autonomía no tenemos noticias excesivamente buenas que dar, y es que el nuevo terminal estrella de Nubia podrá aguantar una jornada de uso intenso, pero no esperéis nada más.

Es algo que se advertía por su batería de 3.000 mAh, suficiente pero justa si miramos a la competencia, y que probablemente haya estado limitada por el diseño "sin marcos" del terminal. Además, no puede extraerse, así que sólo podremos recargarla si queremos mantener vivo al Nubia Z11 por más tiempo.

Al menos dispondremos de soporte para la tecnología de carga rápida Quick Charge 3.0 de Qualcomm, pues en el paquete de venta se incluye un cargador compatible ya de serie. Nubia no ha escatimado a la hora de acompañar bien a su nuevo smartphone abanderado.

Screenshot 2016 12 01 12 46 27 1024
Screenshot 2016 12 01 11 47 20 1024

Visto lo visto, dado el hardware del dispositivo y su batería, podríamos confirmar que está bien optimizado el rendimiento energético, y nos parecerán buenas cifras el que llegue a casa tras una jornada completa con un 30 ó 40 por ciento de remanente.

Usarlo durante dos días es posible si mantenemos al terminal en stand-by la mayor parte del tiempo, mientras que en uso normal hemos conseguido remanentes del 50% de su capacidad con unas 14 ó 15 horas desde la última carga.

En uso continuado, PCMark nos ha reportado hasta 7 horas y 47 minutos con pantalla encendida y realizando tareas habituales, pues la pruebas incluyen desde navegación por Internet o reproducción multimedia hasta, por ejemplo, retoque fotográfico.

No son cifras apabullantes pero sí de notable, y como tal lo hacemos constar. ¿Autonomía? Pues en la media.

P1030672

Una cámara de calidad, una necesidad ya en cualquier smartphone 'top'

Que la cámara es el nuevo elemento diferenciador de la industria no os sorprenderá a finales de 2016, y como tal Nubia ha querido trabajar bien este apartado tan importante.

Sin embargo, aquí tenemos uno de los elementos que junto con la pantalla ha servido para rebajar los costes, pues el Z11 no cuenta con ningún aderezo especial en una cámara fotográfica que sin embargo cumple a la perfección.

Obviamente no encontraremos dobles sensores, enfoques láser, firmas reconocidas de la fotografías ni demás alardes, pero que esto no os lleve a engaño, pues el resultado final es muy aceptable con su sensor de 16 megapíxeles con apertura f/2.0, estabilizador óptico y autoenfoque por detección de fase, que viene acompañado de un doble flash LED de doble tono y que puede grabar vídeo UHD.

Screenshot 2016 11 09 23 50 38

En el frontal encontraremos otro sensor de 8 megapíxeles con apertura f/2.4 y capacidad para grabar en FullHD.

La aplicación que gestiona el apartado fotográfico es muy simple y clara, intuitiva y muy parecida a la que Google provee con AOSP, así que en este sentido nadie se sentirá perdido, Además, cuenta con un "modo PRO" que permite seleccionar manualmente ciertos parámetros como la ISO, el balance de blancos, etc.; y lo único negativo es que, por desgracia, no admite captura en RAW.

Tampoco es que necesitemos mucho más, aunque obviamente aquí no dispondremos de lo mejor que hay en el mercado. Eso sí, la cámara es rápida, permite tomas continuas en ráfaga y los resultados la colocan a la altura de un smartphone de gama alta en 2016. ¿Un escalón por debajo de los mejores? Sí, pero por 200 ó 300 euros menos.

Los dos aspectos más negativos de la cámara están en su colocación, muy esquinada en la parte superior izquierda de la trasera haciendo sencillo taparla mientras fotografiamos algo. Y por otro lado, en un modo auto-HDR que no consigue sacar lo mejor de la escena y que siempre captura dos tomas, una muy saturada de luz y otra más compensada -suponemos que cuestión del procesado de imagen de Nubia-.

Pero no nos quedemos en palabras, veamos ejemplos:

Fotos Hdr

La prueba de que el modo HDR no consigue funcionar del todo bien: captura algún detalle más, pero el resultado no mejora demasiado al modo automático sin HDR

Img 20161109 165326
Ampliacion100x100

De día, con buena iluminación natural, se puede conseguir resultados aceptables: En este caso vemos como el nivel de detalle al cien por cien es excelente, el enfoque manual muy bueno, pero el Nubia Z11 no es capaz de compensar el exceso de luz del cielo y quema la imagen.

Img 20161109 170431

Al atardecer y con menos luz, en una toma rápida en modo automático -que es el habitual uso de la cámara de un smartphone- el resultado es aceptable.

Img 20161109 171409

Con tiempo y algo de maña se consiguen resultados muy buenos: colores naturales, buen nivel de detalle y saturación no excesiva.

Img 20161109
Img 20161109 204351

Aquí van dos tomas nocturnas donde el Nubia Z11 demuestra defenderse realmente bien, compensando bien la luz de las luminarias obteniendo un detalle aceptable sin introducir un exceso de grano

Img 20161114
Interior Pinzas Rotadas

Y por último dos ejemplos en interiores, una de ellas sin luz y salvada por el flash, la otra con luz artificial y sin flash

Como ya esperaréis, hemos hecho un buen montón de fotografías con el dispositivo en diferentes situaciones, que os recopilamos en una completa galería sin retocar y a tamaño real para que valoréis directamente las capacidades fotográficas del Nubia Z11:

Nubia UI también tiene ADN chino

No nos gustan las personalizaciones que eliminan de un plumazo la experiencia de Android, pero que no nos gusten no significa que no tengan mercado y/o que no haya usuarios acostumbrados a ellas y que las prefieren.

Los usuarios chinos son la prueba, la excepción que confirma la regla, y es que en el gigante asiático gustan las personalizaciones que siguen la estela de MIUI -y por ende, la de Apple iOS- cambiando el lanzador de aplicaciones por un escritorio configurable donde todos los iconos se reparten el espacio.

Es una experiencia de Android totalmente diferente a la que espera un usuario habitual del sistema operativo móvil de Google, y aunque suelen ser algo más simples también tienen una curva de aprendizaje nueva y requieren un tiempo de adaptación.

Screens

Nubia ha cuidado las gráficas de su interfaz, más planas y con colores más vivos, pero como ya hemos comentado nos encontramos sin lanzador de aplicaciones, con un escritorio que compartirá widgets e iconos y que deberemos ordenar un poco a medida que instalamos aplicaciones y juegos.

Screenshot 2016 11 07 05 45 37

A la vista es una personalización bonita, agradable, con un uso fluido y con infinidad de aderezos de software que el fabricante provee para otorgar diferenciación a su dispositivo más importante. Sin embargo, no nos acostumbramos demasiado bien a este tipo de interfaces y como Android y su libertad de personalización nos lo permiten, hemos utilizado Nova Launcher sin problemas durante las pruebas.

Todas las aplicaciones del sistema se ajustan a las gráficas de Nubia, aunque como contrapunto huelga decir que algunas traducciones no son del todo correctas. Eso sí, contaremos con numerosas aplicaciones propietarias para hacer funcionar, por ejemplo, el puerto IR y otros servicios de Nubia.

Además, hemos de comentar el avanzado sistema de control gestual implementado por Nubia para su Z11, y que permitirá activar o desactivar una buena cantidad de gestos sobre el marco del dispositivo. A estos gestos es a los que nos referíamos al hablar de la mala funcionalidad del sistema, que a veces entenderá funciones que no queríamos realizar con sólo agarrar el smartphone.

Entre estos gestos podremos por ejemplo arrastrar de arriba hacia abajo el dedo sobre el marco derecho para cambiar entre aplicaciones abiertas, frotar el marco del terminal para cerrar todas las aplicaciones de golpe, etc.

Por último, cabe destacar que Nubia ha integrado también un sistema de multiventana que permitirá utilizar dos aplicaciones cualquiera a la vez, seleccionando el tamaño de cada una en una barra central al más puro estilo de la funcionalidad de Samsung.

El trabajo de Nubia con el software es excelente, con muchas funciones configurables y opciones tan interesantes como la multiventana. Eso sí, la experiencia de Android no está presente y tocará acostumbrarse...
P1030715

Nubia Z11, la opinión de Xataka

Si habéis llegado hasta aquí, ya os habréis dado cuenta de que no quedan demasiadas cosas que añadir a este análisis, pues tampoco el Nubia Z11 admite demasiadas críticas.

Nubia es una firma novata en nuestros mercados, pero con smartphones como este Z11 lo cierto es que pronto conseguirá hacerse un nombre a nivel global, o al menos, lo que sí conseguirá es comerse parte del pastel de los OnePlus, Honor, etc.

Estamos ante un smartphone que parte de una premisa de precios contenidos, de hecho cuesta 499 euros en precio recomendado de lanzamiento, lo que lo sitúa por coste en competencia directa con la mal llamada 'súper-gama media'. Sin embargo, sus posibilidades y pretensiones están muy lejos de la gama media.

Cierto es que tampoco cuesta lo mismo que un OnePlus 3T, pero a cambio encontraremos un diseño icónico, diferente y llamativo, que capta todas las miradas con ese efecto de pantalla sin marcos laterales que rompe la monotonía del mercado.

Es complicado sacar conclusiones de un smartphone que no admite críticas como el Nubia Z11, y es que el estreno de la joven firma china en Europa lo tiene todo para triunfar: diseño icónico "sin marcos", hardware de altas prestaciones y un precio contenido
P1030669

Además, Nubia ha dispuesto un elenco de hardware impresionante, para competir con los mejores de la plataforma Android y del mercado de forma directa, pero sin que ello nos cueste un ojo de la cara: panel IPS de 5.5 pulgadas 1.080p, chipset Snapdragon 820 de Qualcomm, 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento ampliable, doble SIM con LTE, WiFi de doble banda, NFC, puerto IR, conector USB Tipo-C, etc.

Incluso donde falla cumple a la perfección, pues aunque no permitirá el uso funcional de la realidad virtual, el panel con 401 píxeles por pulgada asegura una experiencia de uso adecuada en prácticamente todas las situaciones, mejorando además el rendimiento y la autonomía.

Nos queda eso sí la sensación de que el hardware no se utiliza o se exprime al máximo, y eso es algo extraño en un smartphone de altas prestaciones como el que quiere ser el Nubia Z11. También tenemos esa sensación agridulce con el software, pues Nubia ha hecho un trabajo excelente empañado por una personalización muy intrusiva.

Sea como fuere, estamos ante un teléfono solvente que dejará contentos a todo tipo de usuarios, incluso a los más exigentes, pues tiene potencia de sobras y unos acabados cuidados al milímetro tanto en su paquete de venta como en la construcción total en aluminio del Nubia Z11. ¿Que si lo recomendaríamos? Pues sin duda, sí.

8.12


Diseño9
Pantalla8
Rendimiento8.75
Cámara7.5
Software7.75
Autonomía7.75

A favor

  • Acabados de gran calidad en aluminio
  • Diseño que capta la atención y las miradas
  • Lector dactilar, NFC y USB Tipo-C
  • 64 GB ampliables, de base

En contra

  • Marco lateral atractivo, pero poco práctico
  • Nubia UI no respeta la experiencia de Android
  • 5.5" y 1.080p, una combinación no funcional con VR
  • El hardware parece a veces desaprovechado

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Nubia España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio