Compartir
Publicidad
Samsung Galaxy S9/S9+ vs iPhone X: comparamos los dos máximos protagonistas de la gama alta
Móviles

Samsung Galaxy S9/S9+ vs iPhone X: comparamos los dos máximos protagonistas de la gama alta

Publicidad
Publicidad

Los nuevos Samsung Galaxy S9 y S9+ están llamados a ser dos de los mejores móviles del año. Precisamente por eso, es inevitable que se hagan comparaciones con el iPhone X de Apple, otro de los fabricantes que siempre lidera el mercado. Y eso es precisamente lo que hemos hecho, comparar los dispositivos de ambos fabricantes para ver cómo queda uno frente al otro.

Vamos a hablar sobre el diseño por el que ha apostado cada uno de ellos, así como también sobre otros aspectos clave como el fotográfico, los sensores biométricos o el hardware que montan. ¿Cuál de los dos saldrá mejor parado?

Galaxy S9/S9+ vs iPhone X: comparativa en vídeo

Un diseño muy bien diferenciado

DIMENSIONES

iPhone X

Galaxy S9+

Galaxy S9

Altura

143,6 mm

158 mm

147,7 mm

Anchura

70,9 mm

73,8 mm

68,7 mm

Grosor

7,7 mm

8,5 mm

8,5 mm

Peso

174 gr

163 gr

189 gr

Y empezamos por el diseño, donde ambos dispositivos han seguido caminos muy diferentes a la hora de sumarse a la tendencia de minimizar al máximo los marcos. Samsung ha sido más continuista siguiendo el camino de su generación anterior, mientras que Apple ha sido más disruptivo rompiendo con todas las líneas de diseño que veníamos viendo hasta ahora en los iPhone y con ese llamativo notch.

Lo primero que llama la atención son las dimensiones de ambos móviles, sobre todo a la hora de comparar el iPhone X con el Galaxy S9+. El móvil de Samsung alcanza las 6,2 pulgadas, lo que le hace llegar a una altura de 158 milímetros. En el caso del iPhone X nos quedamos con 5,9 pulgadas, por lo que su altura baja hasta los 143,6 milímetros. Donde sí hay más igualdad es al compararlo con el Galaxy S9 de 5,8 pulgadas, que se queda con una altura más similar de 147,7 milímetros muy cerca del de Apple.

En peso las cosas están más repartidas. El más ligero de todos es el Galaxy S9 con sus 163 gramos, mientras que el más pesado es su hermano mayor, el S9+, con sus 189 gramos. Entre medias de ambos se sitúa un iPhone X con un peso de 174 gramos.

PANTALLAS

iPhone X

Galaxy S9+

Galaxy S9

Pantalla

5,8

6,2"

5,8"

Tecnología

AMOLED

SuperAMOLED

Super AMOLED

Resolución

1125 x 2436 píxeles

2960 x 1440 pixeles

2960 x 1440 pixeles

Ratio / Densidad

19,5:9 / 458 ppp

18,5:9 / 570 ppp

18,5:9 / 529 ppp

En cuanto a las especificaciones generales, los tres dispositivos montan paneles OLED, uno de los principales avances de Apple a la hora de presentar su iPhone X. Las pantallas de los tres se ven espectaculares, y a simple vista no se notan grandes diferencias. Aun así, habrá que ver cómo queda la cosa una vez que entremos en el análisis a fondo de los Galaxy S9.

En los materiales, los dos fabricantes cometen el mismo error. Tanto el cristal del iPhone X como los de los nuevos Galaxy S9 se mancha mucho, casi podríamos considerarlos como unos imanes de huellas. Es verdad que es uno de los peajes que hay que pagar por la carga inalámbrica, pero podrían haber buscado alguna solución o material más limpio.

Apple hace ya un tiempo que se deshizo del jack de audio en sus dispositivos, marcando una tendencia que muchos otros fabricantes también han seguido. Pero entre ellos no está Samsung, que mantiene el jack de 3,5 milímetros en sus Galaxy S9 permitiéndonos seguir conectando auriculares sin necesidad de un adaptador. Sin embargo, esto no repercute demasiado en una calidad de audio en la que no notamos tantas diferencias.

Otra cosa sobre el audio es que los nuevos dispositivos de la empresa coreana por fin implementan altavoces estéreo. No son frontales pero se escuchan bien, uno está en el auricular y el otro en la de abajo. Los del iPhone X están los dos en la parte de abajo, por lo que no se consigue un sonido estéreo tan realista.

Sobre el papel, Samsung gana en cámaras

CÁMARAS

iPhone X

Galaxy S9+

Galaxy S9

Cámara principal

12 MP (f1.8) + 12 MP (f2.4)

12 MP (f1.5-2.4) + 12 MP (f2.4)

12 MP (f1.5-2.4)

Cámara frontal

7 MP (f2.2)

8 MP (f1.7)

8 MP (f1.7)

Y ahora pasamos a la cámara, que se ha convertido en un aspecto clave en el mundo de los teléfonos de alta gama. Tanto el Galaxy S9+ como el iPhone X tienen doble cámara y sensores de 12 megapíxeles, mientras que el Galaxy S9 convencional queda en aparente desventaja al sólo tener una única cámara.

Eso permite que los iPhone X y Galaxy S9+ consigan sacar fotos con el característico efecto desenfoque o bokeh en los retratos, y también realizar un zoom casi óptico con la segunda lente. Aquí el tanto importante se lo lleva el S9+ con su tecnología de apertura variable para ajustarse mejor a las condiciones de luz.

De esta manera, teniendo en cuenta los sensores y las aperturas de f/1.5 y 2.4 de Samsung frente a la de f/2.4 de Apple, da la sensación de que el Galaxy S9+ parte con ventaja en el aspecto fotográfico. Sin embargo, entrando también en juego el software de procesado, habrá que esperar a realizar nuestra prueba a fondo del nuevo Galaxy para lanzar un veredicto definitivo.

Otro aspecto que cada vez está creciendo más en los teléfonos de alta gama es el de la grabación de vídeo. Aquí el iPhone X graba vídeos en 4K con una cámara lenta de 240 frames por segundo, mientras que los Galaxy S9 también graba en 4K, pero cuenta con una cámara super lenta capaz de alcanzar los 960 frames por segundo en resolución HD. Por lo tanto, los Galaxy parecen tener una ligera ventaja sobre el papel a falta de pruebas más a fondo.

FaceID sigue siendo a priori insuperable

Comparativa

El siguiente apartado es el de los sensores biométricos, y cómo podemos desbloquear cada uno de los teléfonos. En este apartado, Apple ha prescindido del lector de huellas en el iPhone X, delegando por completo en el reconocimiento facial. En los Galaxy S9 se mantiene el lector de huellas, pero también han mejorado el desbloqueo por iris añadiendo una parte de reconocimiento facial para detectar mejor nuestro rostro.

En el reconocimiento facial FaceID de Apple se ha hecho muy popular por la gran cantidad de puntos faciales que utiliza para reconocernos, por lo que será interesante ver si la tecnología híbrida de iris y cara de Samsung es capaz de estar a la altura. Pero a priori, y a falta de pruebas más a fondo de la propuesta de Samsung, parece que en el reconocimiento facial Apple parte con ventaja.

Y muy relacionados con este reconocimiento facial están los Animojis de Apple y los ARmojis de Samsung. Aquí, y con sólo unos minutos probando la propuesta de Samsung, tenemos que decir que los Animojis ganan sobradamente. Sí, los ARmojis tienen más opciones y permiten compartirlos más, pero los de Apple están mucho mejor optimizados y reconoce mejor las expresiones gracias a FaceID.

Dos bestias con grandes especificaciones

HARDWARE

iPhone X

Galaxy S9+

Galaxy S9

Procesador

Apple A11 Bionic

Samsung Exynos 9810

Samsung Exynos 9810

RAM

3 GB

6 GB

4 GB

Almacenamiento

64/256 GB

64/128/256 GB

64/128/256 GB

MicroSD

No

Batería

2.700 mAh

3.500 mAh

3.000 mAh

Pasamos con lo que nos encontraremos debajo del capó donde el primer tanto se lo apuntan los dispositivos de Samsung con la memoria RAM. En este aspecto, el iPhone X tiene sólo 3 GB de RAM, mientras que los Galaxy S9 y S9+ tienen 4 y 6 GB de RAM respectivamente. Es verdad que a día de hoy cuesta creer que se vayan a aprovechar los 6 GB, pero eso no quita que Apple se haya quedado un poco corto.

Más interesantes están las cosas en los procesadores. El Apple A11 barrió por completo en los benchmarks de rendimiento el año pasado, por lo que habrá que ver si cuando hagamos las pruebas, los Snapdragon 845 y los Exynos 9810 de los Galaxy consiguen igualarles en rendimiento. En este aspecto será clave el sistema operativo, que podría darle ventaja a los iPhone al tener un iOS exclusivamente diseñado para sus dispositivos.

Otra cuestión interesante está en el futuro. Habrá que ver si dentro de dos años esos 3 GB de RAM de los iPhone se quedan cortos, mientras que parece difícil que los 6 GB del Galaxy S9+ vaya a tener este problema a medio plazo. Por lo tanto, aunque a día de hoy los pros y los contras nivelen bastante la batalla, quizá Samsung ha apostado un poco mejor a largo plazo.

Y terminamos con la batería. El iPhone X tiene una de 2.700 mAh, mientras que los Galaxy S9 y S9+ suben hasta 3.000 y 3.500 respectivamente. Sobre el papel esto le da más ventaja a Samsung en autonomía, pero como la optimización del sistema operativo también es vital en este aspecto, habrá que esperar a nuestro análisis para poder ver cómo queda la cosa.

Grandes diferencias en el precio

Precio

iPhone X

Galaxy S9+

Galaxy S9

A partir de

1.159 euros (64 GB)

949 euros (64 GB)

849 euros (64 GB)

Y por último tenemos el precio. Aquí el iPhone X es un teléfono mucho más caro con sus 1.159 euros de partida, mientras que los Galaxy S9 y S9+ se quedan en 849 y 949 de precio inicial. Por lo tanto, son algo más de doscientos euros más de coste para el iPhone, y que cada uno saque sus conclusiones, pero es difícil justificarlo con una comparativa tan ajustada.

En Xataka | Samsung Galaxy S9 y S9+: todos los detalles acerca de las cámaras con las que estos smartphones pretenden amedrentar a sus rivales

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio