Compartir
Publicidad
Madrid Central: a quién afecta, cómo se aplicará y qué espera conseguir el nuevo plan de tráfico
Legislación y Derechos

Madrid Central: a quién afecta, cómo se aplicará y qué espera conseguir el nuevo plan de tráfico

Publicidad
Publicidad

Madrid Central es el proyecto estrella de la nueva Ordenanza de Movilidad Municipal, aprobada el pasado 5 de octubre. Como puede deducirse de su nombre, se trata de una zona que engloba varias calles del centro de la capital y por donde el tráfico estará restringido para aquellos vehículos que no cumplan una serie de requisitos.

¿Qué vehículos podrán acceder al centro de Madrid? ¿Qué ocurrirá si solo vas de visita? ¿Qué ciudades han implementado planes de tráfico similares? Estas preguntas y otras dudas son las que vamos a intentar resolver aquí. Una ordenanza que se engloba dentro del Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático y que tiene como objetivo mejorar la calidad medioambiental. Una medida que busca convertir el centro de Madrid en un espacio más respirable pero restringe de manera importante el acceso con el coche. Esto es todo lo que necesitas saber de Madrid Central.

Cuándo entra en vigor

Madrid Central entra en funcionamiento mañana viernes 30 de noviembre y la principal medida es que se negará el acceso a aquellos vehículos que no dispongan de etiquetado medioambiental Cero o Eco. Sin embargo la ordenanza contempla múltiples excepciones y no se implementará de golpe.

La primera fase de Madrid Central engloba del 30 de noviembre al 9 de enero. Durante este tiempo los distintos agentes de movilidad deberán revisar los diferentes casos, aportando manualmente la documentación en cada momento.

La segunda fase se inicia a partir del 9 de enero. En ese momento el control se realizará telemáticamente a través de las matrículas detectadas por las distintas cámaras ubicadas en el área determinada. En este período, los usuarios que estén circulando por esta zona y no tengan un vehículo permitido serán avisados del incumplimiento.

La tercera fase será a partir de marzo. En ese momento ya habrán pasado suficientes meses y los agentes de movilidad serán menos permisivos, comenzando a poner multas a los vehículos sin etiqueta ambiental que circulen. Finalmente, la Ordenanza de Movilidad Sostenible también tiene previsto ampliar la zona a todo lo que quede dentro de la M-30 a partir de 2025.

Qué zona comprende Madrid Central

Madrid Central

Tal y como se describe en la página oficial de Madrid Central, la zona comprende un área de 472 hectáreas delimitada en la zona superior por las calles Aguilera, Sagasta y Génova hasta Plaza Colón, seguidamente baja por el paseo de Recoletos y El Prado hasta llegar a Atocha. En la zona sur llega hasta Embajadores por la Ronda de Toledo y pasa por Bailén, Princesa y Serrano Jover hasta plaza de España.

Como vemos, es una zona delimitada por las grandes rondas de la ciudad y engloba lo que se conoce como las cuatro Áreas de Prioridad Residencial. Sin embargo, hay una serie de calles concretas que estarán exentas: calle Santa Cruz de Marcenado (de calle Serrano Jover a calle Mártires de Alcalá); calle Mártires de Alcalá (de calle Santa Cruz de Marcenado a calle Alberto Aguilera); avenida Gran Vía de San Francisco; calle Bailén; calle Algeciras; Cuesta Ramón; calle Ventura Rodríguez (de calle Princesa a calle Duque de Liria); y calle Duque de Liria (de calle Ventura Rodríguez a calle Princesa).

Qué vehículos pueden acceder

Los coches que podrán circular son aquellos que disponen de algún etiquetado medioambiental. Los vehículos sin etiqueta son los de gasolina anteriores al 2000 o los diésel anteriores a 2006. En estos casos no se podrá entrar en Madrid Central salvo que seas residente o se contemple alguna excepción concreta.

En concreto sí podrán circular los coches eléctricos o con emisiones cero, así como los ECO. En el caso de tener etiqueta ECO B o C, podrán acceder siempre y cuando aparquen en un párking.

Para conseguir la etiqueta se deberá acudir a tu oficina de Correos con el permiso de circulación del vehículo. Mediante un pago de cinco euros se te atorgará la etiqueta correspondiente. Hay de cuatro tipos: CERO (para eléctricos), ECO (para híbridos), B y C.

En el caso de las motocicletas se aplican los mismos criterios, salvo que en el caso de que la etiqueta sea B o C se podrá acceder desde las 07:00h hasta las 22:00h. Aunque si se estaciona en un párking se podrá acceder las 24 horas. En episodios de alta contaminación, el ayuntamiento podría modificar qué tipo de vehículos podrán acceder y/o cambiar la zona acotada.

Qué trámites hay que realizar

Dgt Etiqueta

La medida está enfocada para que principalmente sean solo los residentes del centro quienes puedan acceder. Es decir, aquellas personas empadronadas en la zona acotada y que tengan un vehículo en propiedad sí podrán entrar indistintamente del etiquetado. Al menos hasta 2025.

Todos los residentes que tengan un vehículo en propiedad no tendrán que hacer ninguna gestión para poder pasar, ya que el propio ayuntamiento realizará los trámites. Aquellos residentes con movilidad reducida, así como los servicios de seguridad y emergencias, también podrán acceder.

Por el contrario, sí se deberá solicitar un permiso en el caso que se adquiera un nuevo vehículo, haya un cambio de titularidad, sea un coche en alquiler, de empresa, con matrícula extranjera o sea de sustitución. En el caso de los propietarios de una plaza de garaje ubicada en Madrid Central se deberá solicitar el permiso de acceso para poder aparcar, aunque no se tendrá en cuenta la etiqueta medioambiental.

¿Y si soy de fuera o vengo de visita?

Trafico Restringido

Si vienes de fuera, por un motivo u otro, deberás tener la etiqueta correcta para poder acceder. Sin embargo los empadronados en Madrid Central mayores de 16 años tendrán 20 invitaciones al mes para dar acceso a los vehículos de sus familiares o conocidos. Con esta invitación, los conductores podrán acceder a la zona, aparcar en la zona SER durante un máximo de dos horas y estar durante un día en el centro.

Para solicitar estas invitaciones se podrá hacer a través de la aplicación Madrid Central, por Twitter o a través de la página web. Las invitaciones se tramitarán a través de la web, la APP de Madrid Central o Twitter, sistema que ya funciona con las actuales APR a través de mensajes directos por la red social.

Excepciones contempladas

Emov

Además de los residentes en Madrid Central, la normativa contempla varias excepciones. Entre ellas se encuentran las personas con movilidad reducida, los vehículos que accedan a centros educativos para recoger alumnos y las empresas que prestan servicios en Madrid Central, como taxistas y VTC. También los cuerpos de seguridad, la asistencia sanitaria y los trabajadores en Madrid Central de horario nocturno. Otra excepción, recogida por la DGT, son los vehículos históricos reconocidos.

En el caso de los vehículos comerciales e industriales de distribución de mercancías, también podrán acceder a Madrid Central. En concreto los que tengan un peso de hasta 3 500 kg tendrán permiso hasta diciembre de 2019 y los que sean superiores a 3 500 kg hasta diciembre de 2022. Entre esta categoría encontramos por ejemplo grúas, servicios funerarios, vehículos de seguridad blindados o los vehículos de medios de comunicación.

Qué se espera conseguir

Madrid

Madrid Central tiene como objetivo principal reducir los niveles de contaminación, fomentar el uso del transporte público y reducir el número de coches para poder ir ofreciendo más espacio a los peatones. Se trata de una medida que va en la línea de otros ayuntamientos en el intento de reducir la contaminación producida por los coches e ir reduciendo progresivamente su uso. O al menos forzando la renovación del parque automovilístico.

Los residentes empadronados sí podrán circular libremente con sus vehículos, sin embargo los trabajadores de estos establecimientos no. Esto ha provocado múltiples quejas en varios sectores y solicitan que se modifique la normativa. Entre las excepciones también está el caso de las asociaciones, que dispondrán de diez permisos al mes.

Habrá que esperar a la aplicación de la propuesta para conocer realmente el alcance de esta, tanto en su vertiente medioambiental como en los posibles efectos económicos que pueda tener sobre el tejido comercial.

Cómo funciona en otras ciudades

Amsterdam Trams

Madrid no es la única ciudad europea en restringir el tráfico en el centro de la ciudad. Dentro de España, Barcelona puso en marcha en 2016 las denominadas superillas, zonas bloqueadas a prácticamente la totalidad de los coches para dejar espacio a la bici y los peatones. Además, a partir de 2020 los vehículos contaminantes no podrán circular por el interior de la ciudad.

París también dispone de una medida similar. Aquellos coches anteriores al año 1997 no pueden entrar en la ciudad de lunes a viernes de 08:00h a 20:00h. Una limitación que afecta a un gran número de personas que viven en las afueras de la ciudad y no pueden permitirse coches actuales. Pero el ayuntamiento tiene en marcha un nuevo plan y su objetivo de hecho es convertir a la capital francesa en ciudad neutra de carbono en 2050, sin diésel en 2024 y sin gasolina en 2030.

En Londres, desde 2014 entran en la ciudad con un coche que contamine más de 75 g/km de CO2 supone un peaje de 13 euros. Oxford prohibirá el acceso al centro a partir de 2020 a aquellos vehículos que no sean de emisión cero. Una medida mucho más agresiva pero que únicamente aplicará en seis calles del centro de la ciudad.

Otras ciudades como Copenhague, Amsterdam o Dubrovnik también bloquean el acceso a los coches por el centro para o bien conservar su patrimonio histórico o para dar prioridad al uso de la bici. En la isla de Capri, la circulación de vehículos motorizados solo se permite por ciertas rutas delimitadas e incluso los taxis deben ir por ellas. También en Italia, Venecia bloquea el paso a taxis, coches y autobuses no regulares, aunque en este caso por un motivo de espacio. En Oslo también se aplicó un plan para restringir el acceso a los coches, pero debido a las negociaciones entre los comerciantes y el ayuntamiento finalmente se rebajaron las restricciones. Mientras, Bolonia cierra totalmente al tráfico buena parte de su centro histórico durante los fines de semana y festivo y la experiencia, según su director de Movilidad, "ha traído magníficos resultados y es muy apreciada por los ciudadanos".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio