Compartir
Publicidad

Una agencia antipiratería la lía parda: borra vídeos con la palabra "Pixels" indiscriminadamente

Una agencia antipiratería la lía parda: borra vídeos con la palabra "Pixels" indiscriminadamente
Guardar
44 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando sale una película, es inevitable que la gente empiece a compartirla por diferentes redes, especialmente si es de interés o ha tenido cierto impacto mediático. Las majors tiran de agencias y herramientas para evitar que se distribuyan sin su permiso y en ese intento por localizarlas de forma rápida y automática a veces cometen errores y la compañía que trabaja con Columbia Pictures tiene motivos para estar bastante sonrojada con su último trabajo.

Hace poco, como sabéis, se ha estrenado Pixels (una peli que va a pasar sin pena ni gloria) y Columbia no quiere que la gente comparta su última obra en las diferentes redes. ¿Cuál es el problema? Que Pixels es un nombre bastante común y cuando han pasado el filtro por Vimeo se han cargado un montón de vídeos que contenían el nombre pero poco o nada tenían que ver con la película en cuestión.

Eliminando todos los "Pixels" de Vimeo

Entura International, la empresa contratada por Columbia para eliminar copias de su película, envió un aviso a Vimeo para detener la piratería en esta plataforma. El primer contacto fue bien pero cuando empezaron a pasar el filtro en busca de vídeos con la palabra "Pixels" la cosa se fue complicando.

Pixels Pantone Gone

El Museo de Independiente de Arte Contemporáneo, una ONG dedicada al arte, subió un vídeo en el año 2006 con el título Pixels. Un montaje con fotos e imágenes que nunca jamás violó ningún derecho de autor. Sin embargo, a pesar de haberse publicado nueve años antes del lanzamiento de la película, al filtro de Entura le pareció buena idea solicitar la eliminación del vídeo.

Por desgracia, no fue un caso aislado y varios artistas han ido denunciando la desaparición de sus vídeos: Dragos Bardac con su obra titulada Pixels (un proyecto de fin de carrera en la universidad de las artes de Bucarest, 2010), Rob Penny y su Pantone Pixels de 2011... La lista sigue pero hay dos ejemplos más que demuestran lo mal que funciona este sistema.

La eliminación automática con un nombre tan común no parecía ser una gran idea.

El primero y más flagrante: pedir la eliminación de Pixels, el corto de animación en el que se basó la película que ahora podemos ver en las salas de cine. Sí, la protección por los derechos de autor ha ido tan lejos que ha matado al padre de la criatura. Por fortuna todavía se puede seguir viendo en YouTube.

El segundo ejemplo y el más risible es la propia eliminación del trailer oficial de la película en Vimeo. Todo un disparo en el pie que demuestra la ineptitud con la que se ha empleado el filtro para eliminar el contenido de esta plataforma de vídeo en streaming. Por fortuna, no todo está perdido.

Pixels Notice

Según explican algunos de los afectados, solo se trata de un primer aviso. El vídeo no está accesible, eso sí, pero pueden reclamar a Vimeo para que se restaure el contenido. Viendo el lío que han montado, es muy probable que en breve podamos volver a disfrutar de estas obras pero el daño ya está hecho y demuestra que automatizar y eliminar de esta forma el contenido a veces crea auténticos conflictos.

Vía | TorrentFreak

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos