Compartir
Publicidad
'Pixels', ¿un sueño hecho realidad o una nueva pesadilla para cinéfilos y gamers?
Cine y TV

'Pixels', ¿un sueño hecho realidad o una nueva pesadilla para cinéfilos y gamers?

Publicidad
Publicidad

Aquellos que tengan un gran pasión tanto el cine y los videojuegos sienten una gran frustración al ver que las películas basadas en algunos de tus videojuegos favoritos tienden a ser bastante malas. ¿Cómo es posible que nadie haya sabido captar realmente bien la esencia de lo que te ha dado horas y horas de entretenimiento? Además, las decepciones han sido ya tan profundas y numerosas que resulta muy complicado ilusionarse por cualquier proyecto que se anuncie, ya inspire buenas sensaciones o transmita la sensación de que va a ser otro bodrio bochornoso.

Quizá por ello muchos reaccionaron con cierta cautela cuando se anunció 'Pixels', una película en la que iban a aparecer multitud de personajes de videojuegos míticos de los años ochenta en las recreativas. Ya no era sólo cuestión, porque elegir como protagonista de 'Pixels' a Adam Sandler ya olía a chamusquina. Sin embargo, había curiosidad y eso se tradujo en que su primer tráiler batió récord de visionados de la compañía, pero ahora se estrena la película y la gran duda está en saber si es un sueño hecho realidad para los cinéfilos y gamers o si se ha convertido en otra pesadilla más.

El origen de 'Pixels'

A estas alturas seguro que muchos de vosotros ya sabréis que 'Pixels' se basa en el cortometraje homónimo dirigido por Patrick Jean -lo tenéis justo encima de estas líneas si aún no habéis tenido la oportunidad de verlo- que apareció online en abril de 2010 y que gozó de una gran acogida. Tanto es así que pocos meses después se anunciaba que Hollywood iba a convertirlo en una película avalada por la compañía de Adam Sandler.

Lo que quizá no sepáis es que Jean lo ideó para ser utilizado en un videoclip, pero diversos problemas, entre ellos su elevado coste, hicieron que esa idea quedase finalmente descartada. No obstante, Jean confiaba tanto en su idea, que ya sabemos que original del todo no es, que siguió trabajando en ella y decidió rodarla en Nueva York en apenas dos días -ya lo tenía todo muy pensado- con una Canon5D Mark II y sin tener ningún tipo de permiso para hacerlo.

Canon El "arma" del delito

A otros nos habrían obligado a dejar de grabar o incluso nos hubiesen puesto una multa, pero él consiguió salirse con la suya. El propio Jean reconoce la influencia de su pasado como jugador, sobre todo con juegos de Commodore 64, Amstrad CPC o recreativas, pero también de películas ochenteras tan queridas como 'Los Cazafantasmas' o '¿Quién engañó a Roger Rabbit?' en lo referente a contenido y 'Tron' o 'Starfighter: La aventura comienza' en los apartados técnicos. Un autor que conocía muy bien sus referentes y que supo plasmarlo en imágenes para nuestro deleite.

De hecho, estaba todo tan bien pensado y ejecutado que no tardó en aparecer otra compañía, con la que Jean ya había colaborado con anterioridad, queriendo llevarse el mérito, cambiando la música de 'Pixels' e intentando adjudicarse su autoría. Sin embargo, la ley si funcionó en esta ocasión y todas las copias que aparecieron de esa versión fueron retirándose hasta que sólo permaneció la original. A veces triunfa la justicia, chicos.

¿Cómo se convirtió 'Pixels' en una película?

Donkey

Adam Sandler se interesó muy rápidamente por la idea de convertir 'Pixels' en una película y Jean quedó encantado con la idea, ya que creía que el actor era el más indicado para liderar su visión de la historia, eso le daba más posibilidades a la película de salir adelante y además era un gran fan del protagonista de 'Click', por lo que le vendió los derechos por un millón de dólares. Ya, lo sé, nadie es perfecto por mucho que él pudiera llegar a haberlo parecido hasta que os habéis enterado de esto.

Estaba previsto que el propio Jean dirigiera la película, pero el proyecto fue volviéndose cada vez más ambicioso -se estima que su presupuesto ronda los 110 millones de dólares- y optó por hacerse a un lado para dejar sitio a Chris Columbus, el guionista de títulos como 'Gremlins' o 'Los Goonies' y también director de 'Solo en Casa' o las dos primeras entregas de Harry Potter. A priori una elección que debería dejarnos la mar de contentos y confiando en una joya que uniera el encanto ochentero tanto del cine como de los videojuegos de esa época.

Donkey Kong en

Quizá el primer error fuera precisamente no dejarle participar en el guión y tampoco creo que a muchos le suene demasiado bien que primero se contratase a Tim Herlihy, colaborador habitual de Sandler, y luego a Timothy Dowling, que también había colaborado con el actor en la insípida 'Sígueme el rollo', para reescribirlo. La cosa empieza a ponerse fea, ¿verdad?

No obstante, el fichaje de Dowling vino recomendado por Seth Gordon, al que los amantes a los videojuegos recordarán por haber dirigido el estupendo documental 'The King of Kong' -si no lo has visto, deja de leer y ponte a ello-, y además contó con el apoyo de Jean proponiendo varias ideas cuando estaba realizando su primera versión. ¿Igual habíamos sido un poco injustos empezando a desconfiar tan pronto?

Los videojuegos en 'Pixels'

Carteles de

Estoy convencido de que casi todos vosotros recordaréis el lanzamiento de los llamativos primeros carteles de la película en los que se cedía todo el protagonismo a Donkey Kong, Pac-Man, Galaga, Space Invaders y Centipede. De hecho, toda la campaña promocional de la misma se ha centrado en destacar más ese lado de la película que el hecho de estar protagonizada por Adam Sandler, Josh Gad, Peter Dinklage, Michelle Monaghan y el habitualmente insoportable Kevin James.

Como es obvio, no son los únicos videojuegos que hacen acto de presencia a lo largo de 'Pixels', pero creo que lo peor que podrías hacer es intentar averiguar cuáles son exactamente los utilizados por Sony, ya que muchos de ellos aparecen apenas brevemente y así desaparece lo que algunos llaman el efecto sorpresa y lo que muchos pondrán en palabras diciendo algo tipo: “Mola, ahí está tal, ahí cual y... ¡dios, no puede ser, también está ese otro!”.

Pac-Man

Lo que sí me parece adecuado deciros es que Pac-Man, que este 2015 está de cumpleaños, es, a mi juicio, la gran estrella al protagonizar una gigantesca partida en las calles de Nueva York y manteniendo, dentro de lo que cabe, las reglas originales del juego. Esa secuencia es una auténtica gozada que ni el uso ocasiones de bromas cuestionables logra empañar. ¡Si hasta aparece un actor dando vida a Toru Iwatani para homenajear así al creador de Pac-Man! Sin duda, hubiese sido más especial si fuera él en persona , pero bueno, un cameo sí que hace. Yo confieso que no logré darme cuenta durante el visionado, pero a ver si vosotros si sois capaces de hacerlo.

El otro personaje de videojuegos con gran peso en la trama es Donkey Kong, quien también protagoniza una secuencia espectacular. El problema es que ahí es cuando la película más ignora el intentar mantener las reglas del videojuego original a la peculiar partida a la que han de hacer frente los protagonistas y eso lo desluce todo un poco más. Con todo, la reconstrucción de la pantalla original y el diseño en 8 bits de Donkey son una delicia.

¿Merece la pena la película?

Los protagonistas de

Algunos de vosotros ya habréis tenido la oportunidad de mi leer mi crítica de 'Pixels' en Blogdecine y a estas alturas ya estaréis enterados de que se ha optado por convertirla en una película de Adam Sandler que está a años luz de ser una maravillosa fantasía que muchos teníamos en la cabeza pensando en una unión entre esa excitación que teníamos al ir a jugar a las recreativas de nuestro barrio y esa peculiar magia que transmitían muchas cintas juveniles de los años 80.

Siendo justos, 'Pixels' lo que quiere es ser una versión Adam Sandler de 'Los Cazafantasmas', algo que se percibe especialmente en los uniformes y las armas de luz que usan los protagonistas y también en otros detalles menores. El problema es que el tono y la relación entre los personajes está completamente en las antípodas y que su sentido del humor también es radicalmente diferente. En 'Pixels' abundan los excesos y las salidas de tono, algo que funciona en ocasiones, pero que refuerza el sabor de ser una oportunidad perdida.

Josh Gad en

Además, los videojuegos acaban siendo una excusa que da grandes momentos puntuales pero los auténticos protagonistas son los humanos y ahí 'Pixels' es lo que ya he dicho: Una película de Adam Sandler. Ojo, es una de las más estimables, sobre todo teniendo en cuenta el nivel de algunos de sus últimos trabajos, pero los errores también están ahí, desde ese toque machista inherente a la mayoría de su cine hasta ciertas decisiones erróneas como lo cansino que acaba siendo el personaje interpretado por Josh Gad. A cambio, Dinklage está en su salsa con un personaje muy diferente a su Tyrion Lannister de 'Juego de Tronos' y sabe transmitirlo.

La cuestión es que sé que muchos no era eso lo que queríais y si además su sentido del humor os da ganas de poco menos que haceros una lobotomía para dejar de sufrir -tampoco os culpo si es el caso, que el sentido del humor es algo muy personal y lo tronchante para uno puede ser insultante para otro-, lo mejor será que no vayáis al cine a verla y como mucho hagáis un visionado de escenas seleccionadas más adelante.

En resumidas cuentas

Adam Sandler

Por desgracia, 'Pixels' no es la película que estabais deseando que fuera por mucho que nos regale momentos muy estimables -sí que capta muy bien ese, por así llamarlo, estilo de vida propio de los habituales de las recreativas durante sus primeros minutos- y que los diseños de esos personajes de videojuegos que tanto amamos sean como mínimo curiosos. La cuestión es que la presencia de Adam Sandler ha impactado en la propia concepción de la historia y todo lo demás queda relegado a un segundo plano. Eso sí, tanto como a pesadilla, que es lo que parece si nos fiamos de los críticos americanos, no llega.

En Blogdecine | 'Pixels', los aceptables cazavideojuegos de Adam Sandler

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio