Compartir
Publicidad

El primer animal digital será una copia perfecta de un gusano

20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Crear un animal virtual es un gran desafío. No, no estamos hablando de crear mascotas virtuales para nuestro entretenimiento sino de crear vida artificial que funciona de forma autónoma y pueda llegar a tener incluso conciencia propia de su existencia. Suena a ciencia ficción pero es lo que los creadores de Wormbot quieren hacer.

Bajo este nombre nos encontramos con un cerebro artificial que tiene el mismo número de célula que el cerebro de un nematodo. La estructura es la misma pero en vez de tener un cuerpo compuesto por 95 músculos, Wormbot tiene una carcasa de plástico y dos ruedas.

Un gusano virtual para entender su cerebro

No será capaz de comer, defecar, morir o reproducirse, esas funciones correrán a cargo de una versión que saldrá dentro de poco llamada WormSim. Un modelo completamente digital donde cada célula de un nematodo será recreada en un entorno virtual.

Los motivos para elegir este gusano nematodo son casuales. Tiene el cerebro más simple conocido por la ciencia y fue el primer organismo del que se obtuvo su genoma así como el mapa del cerebro. Tiene 959 células y una red de 302 neuronas conectadas a través de 6393 ramificaciones.

Conocerlo tan bien hace que producir un avatar del mismo sea más accesible que otras especies. Mientras que OpenWorm busca financiación en Kickstarter, WormSim ya está en desarrollo y se ha creado la musculatura y el cerebro para, una vez hecho, lanzarlo a las aguas virtuales para comprobar cómo se mueve.

Si estáis interesados, en Kickstarter podéis invertir 49 dólares y obtener vuestro propio gusano virtual y ver cómo se comporta. Todos los datos que se generan son de libre acceso y podemos utilizarlos como queramos. Ahora bien ¿por qué hay este interés en hacer un animal virtual?

Si partimos del hecho del desafío que constituye crear una forma de vida puramente virtual que actúe como un animal de verdad, ya tenemos un motivo de peso para justificar esta investigación. A todo esto hay que sumarle el estudio de una red neuronal y ver cómo funciona todo teniendo un mayor control de la información. De hecho, aunque se ha mapeado el cerebro todavía no se sabe con certeza cómo funciona en esta especie.

Vía | Kickstarter

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio