El bendito CTRL+Z es uno de los atajos más útiles de la historia. Su origen sigue siendo un misterio

El bendito CTRL+Z es uno de los atajos más útiles de la historia. Su origen sigue siendo un misterio
7 Comentarios

Si te equivocas haciendo algo en el ordenador, no pasa nada. Le das a Ctrl+Z y asunto solucionado. Este atajo, uno de los más extendidos junto a los de copiar y pegar, se ha convertido en una verdadera bendición en nuestro día a día. Lo curioso es que mientras que de estos últimos sí se sabe su creador, el origen del Ctrl+Z es más difuso.

Bendito 'Undo' o 'Deshacer'. El término inglés (que se pronuncia 'andú') es ya un viejo conocido de todo tipo de sistemas operativos y aplicaciones, y se ha convertido en una opción casi obligada de cualquier aplicación moderna, y su bendito atajo (Ctrl+Z en Windows y Linux, Command+Z en macOS) salva muchas situaciones incómodas y es uno de los más útiles y usados en nuestro día a día.

Nadie sabe quién lo creó. Larry Tesler, fallecido en 2020, fue el creador de las funciones de copiar y pegar (Ctrl-C / Ctrl V en Windows y Linux), pero el origen del 'Ctrl-Z' es algo incierto. Según Wikipedia, el primer uso de esta característica de 'Deshacer' la tuvo el File Retrieval and Editing System (FRESS), un editor de hipertexto desarrollado en 1968 en la Universidad de Brown por Andries van Dam y algunos de sus estudiantes, como Bob Wallace. No está muy claro cómo surgió la idea, pero a partir de ahí la propuesta fue tomando fuerza.

El Xerox PARC entra en escena. El célebre laboratorio de investigación de Xerox no solo fue cuna de la interfaz gráfica de usuario: la obsesión por la usabilidad hizo que se avanzara también en ese concepto. El editor Bravo del Xerox PARC ya tenía esa opción 'Undo' en 1974, y en 1976 dos ingenieros de IBM explicaban cómo "sería muy útil permitir a los usuarios 'deshacer' al menos el comando inmediatamente anterior (emitiendo algún comando especial de 'deshacer'). Fue el Xerox PARC el que asignó el atajo Ctrl-Z a ese comando, aunque no se sabe quién tomó esa decisión concreta.

Lisa. No es casualidad lo que pasó después. Larry Tesler, que trabajó en el PARC entre 1973 y 1980 —y por tanto vio nacer el concepto de la función 'Deshacer'—, fue una de las personas presentes durante la célebre visita de Steve Jobs en 1979. Un año más tarde estaba trabajando en el ambicioso Apple Lisa, y junto a otra leyenda (Bill Atkinson) impulsó la integración del comando 'Deshacer' en el sistema operativo.

Deshaz una y mil veces. Aquella primera integración solo permitía deshacer y rehacer ('Redo') una sola vez, pero en los años 80 llegarían múltiples niveles para esos comandos. Era como viajar en el tiempo en tu sesión de trabajo, y se convirtió pronto en una opción muy popular.

De UNIX y el Amiga al infinito y más allá. El editor EMACS de los sistemas UNIX (Linux tardaría unos años en aparecer) fue uno de los primeros, mientras que CygnusEd fue el primer editor que ofrecía múltiples niveles de 'undo' y 'redo' para el Amiga. El resto, como suele decirse, es historia, y de hecho el concepto no se quedó ahí, y se aplicó por ejemplo a otros ámbitos como la gestión de bases de datos con el 'rollback' o reversión', y también a los sistemas de control de versiones software.

Imagen: Apple

Temas
Inicio
Inicio