Hacer una foto en blanco y negro es mucho más que desaturar. Estos consejos nos harán olvidar el color

Hacer una foto en blanco y negro es mucho más que desaturar. Estos consejos nos harán olvidar el color
8 comentarios

Hacer una buena fotografía en blanco y negro es difícil, no consiste en desaturar y listo. Hay que tener en cuenta el contraste, la luminosidad y sobre todo que tenga sentido olvidarse del color. Hoy vamos a ver el mejor flujo de trabajo para conseguir blancos y negros impactantes.

El blanco y negro está con nosotros desde que se inventó la fotografía. El color llegó pronto, pero sus altos costes y la dificultad de conseguir buenos resultados hizo que no llegara su explosión hasta los años 70. El blanco y negro no triunfó por su belleza ni nada semejante, destacó porque era más económico y su revelado solo exigía tres baños.

Blanco y negro
@ferfoto

La clave, y lo más importante, es hacer una buena fotografía, con una buena composición y un mensaje interesante. Pero aquí nos vamos a centrar en los aspectos técnicos para poder centrarse en el disparo y no perderse con los aspectos técnicos.

Hacer la fotografía siempre en color

Nunca hay que hacer una fotografía en blanco y negro disparando en blanco y negro. Parece una incongruencia, pero no. Siempre hay que hacer la fotografía en color para captar toda la información posible. Luego en el ordenador o en el móvil podemos quitar los colores.

Blanco Y Negro
En el color está toda la información para un buen blanco y negro

Simplificando mucho, las cámaras recogen la luminosidad, es decir, ven en escala de grises. Posteriormente, esa información es procesada para generar el color, el modo RGB. Cada canal de color tiene su propia luz, y la combinación de los tres es lo que nos permite conseguir distintas versiones de nuestro blanco y negro. Si nos quedamos solo con uno, limitamos nuestro trabajo.

Una opción interesante sería trabajar con cámaras con un sensor monocromo, como la Leica Q2 Monochrom. La calidad de imagen de estas cámaras es abrumadora, pues la información es pura, sin interpolar. No se tiene que inventar nada como sucede con las cámaras habituales, donde el color es totalmente inventado por el procesador. Pero son modelos minoritarios.

Blanco y negro La vista del espectador se va al paraguas

Hay muchos métodos, tantos como fotógrafos me atrevería a decir. Puedo recomendar este método personal. Pero si lo quieres más rápido, Snapseed tiene la herramienta Blanco y negro. Y En Photoshop podemos ir al menú Capa>Nueva capa de ajuste>Blanco y negro, donde tenemos todos los efectos imaginados.

Snapseed

Snapseed

  • Precio: Gratis
  • Descargar: Android
  • Descargar: iOS

A la hora de disparar en blanco y negro, es importante pensar que lo vamos a pasar a escala de grises, porque así el color dejará de ser un motivo más y nos podemos centrar con más calma en las formas.

Exponer correctamente las luces vigilando el histograma

Hoy en día confiamos en los automatismos para olvidarnos de la exposición. Necesitamos que la fotografía se vea bien y listo. Pero en el blanco y negro es necesario cuidar al límite la exposición, porque el espectador aplaudirá la imagen si ve detalle en las luminosidades que van del negro al blanco.

El método más sencillo para conseguir una exposición perfecta es mirar siempre al histograma, tanto en el móvil como en la cámara. Y si lo podemos ver en directo, mejor. En el momento podemos decidir los cambios que hay que hacer para lograr nuestro objetivo.

Exponer correctamente
La clave es que el histograma toque el extremo de la derecha

Con el histograma a la vista, tenemos que llevar el extremo derecho lo más cerca posible al lado derecho de la gráfica, sin pegarnos, solo hace falta que lo roce. Así nos aseguramos de que las luces no estén quemadas y se conviertan en una mancha blanca en la fotografía.

Histograma
Histograma para la Wikipedia

Es imprescindible no disparar en modo Automático. Entonces, con el botón de Compensación de exposición, el que está representado con un más y un menos, lo iremos moviendo hasta ver cómo el histograma se acerca a la derecha si lo llevamos a puntos positivos.

Es la mejor forma de asegurar detalles en las luces, algo que marcará el resultado final de nuestras fotografías. Fijaos en las grandes fotografías en blanco y negro de los maestros y deteneos en los matices de los blancos...

Controlar el contraste con ayuda de las Curvas

Un buen revelado es, como decía Ansel Adams , aquel que nos da un blanco y negro absolutos y luego toda una gama de grises. Yo añadiría que esa gama de grises depende de la iluminación en el momento del disparo.

El contraste se puede ajustar en el momento del disparo, pero donde tendremos todo el control será en el laboratorio digital de nuestra app favorita o en nuestro programa de referencia. Y la clave de todo es jugar con las curvas.

Contraste en fotografía en blanco y engro
La famosa curva en S en Adobe Photoshop

Es una gráfica de dos dimensiones. El eje horizontal (X) es como está la imagen en ese momento del negro al blanco; el eje vertical (Y) representa cómo quedará del negro al blanco. Si pinchamos en la curva y subimos el punto, ese tono se aclara. Si lo bajamos, se oscurece.

La clave, para lograr un buen contraste, es crear la famosa Curva en S. Solo tienes que hacer clic en un punto del tramo superior y subirlo; y otro clic en el tramo inferior y bajarlo. Y que el punto central de la curva siga pasando por el centro de la gráfica.

Contraste en blanco y negro
El contraste ayuda a ver mejor las figuras

Lo que estamos haciendo es aclarar las luces (al subir el extremo derecho) y oscurecer las sombras (al bajar el lado izquierdo). Así separamos los blancos de los negros y ganamos contraste. Lo más importante, no hacer la curva muy exagerada.

Revelar por zonas para dirigir la mirada del espectador

Aquí está el paso más importante de la fotografía en blanco y negro. El color no está y tenemos que ajustar la luz de las diferentes zonas para conseguir que el espectador mire como nosotros queremos. Aquí no disponemos de la fuerza del rojo o de la tranquilidad del verde. Todo depende de la forma y de la luz.

Aquí Adobe Photoshop o Capture One son los reyes, pero una buena app como Snapseed lo puede hacer igual sin problema alguno. Es más cómodo hacerlo en el ordenador por el tamaño de la pantalla, eso sí.

Revelar por zonas con Photoshop
El zorro se confunde con el fondo

Tenemos que identificar qué es lo más relevante en la fotografía. Luego ver lo que le rodea y ver si tiene más o menos luz que el objeto principal. Para empezar, tenemos que conseguir que el objeto principal destaque más por la luz o por el contraste. No queda más remedio que aprender a seleccionar.

Revelar Por Zonas
Seleccionamos el fondo para oscurecerlo

La manera de hacerlo difiere según el programa, así que voy a explicar cómo hacerlo con Adobe Photoshop porque con GIMP se hace exactamente igual, y matamos dos pájaros de un tiro. Lo importante es el concepto, no cómo se hace:

Revelar Por Zonas con Adobe Photoshop
El zorro destaca ahora
  • Con la herramienta Lazo (L) seleccionamos el objeto. Solo hay que rodearlo, equivocándose por dentro.
  • A continuación vamos al menú Capa>Nueva capa de ajuste>Curvas
  • Modificamos la información como hemos aprendido con las curvas.
  • Abrimos la ventana Propiedades y buscamos Desvanecer. Subimos su valor hasta que no se vean los bordes de la selección.
  • Y seguimos esta rutina hasta que el objeto principal destaque y todo lo demás le acompañe.

Mirar en blanco y negro

Para el final dejo un consejo más personal. Hacer una fotografía en blanco y negro no consiste en eliminar los colores. No funciona así. Hay que pensar de manera distinta que en color. Antes de disparar tienes que saber cómo va a ser la copia final.

En blanco y negro las formas son imprescindibles. Y también el juego de la luz. Por lo tanto tienes que cuidar estos detalles al extremo. Todos los elementos tienen que estar separados por las luces y las sombras para que no se mezclen. El color ya no puede hacer esa función.

Blanco y negro
@ferfoto

A partir de este momento solo nos queda jugar con la creatividad y dominar, como hemos comentado a lo largo del artículo, unos cuántos pasos dentro del mundo del revelado. Es más fácil que hacer un buen color, eso sí, pero en absoluto es sencillo. Al fin y al cabo, estás interpretando la realidad.

Estos pasos nos ayudarán a mejorar nuestras fotografías en blanco y negro. El gran secreto a voces es que hay que practicar sin descanso hasta conseguir una buena fotografía. Pero si está bien expuesta, hay detalles en las luces y en las sombras, y el objeto principal destaca, es que vas por el buen camino.

Temas
Inicio