Compartir
Publicidad
Publicidad
El próximo museo de Seat no será real, pero lo podrás visitar: así vivimos el hackaton para crearlo en 48 horas
Eventos

El próximo museo de Seat no será real, pero lo podrás visitar: así vivimos el hackaton para crearlo en 48 horas

Publicidad
Publicidad

Seat ha celebrado por primera vez un tipo de evento que cada vez es más común entre las grandes compañías: una maratón en la que grupos de estudiantes tienen que cumplir con un objetivo muy ambicioso en muy poco tiempo. Si a finales del 2013 visitamos una hackaton de robótica, ahora hemos visto cómo se ha creado un museo virtual en 48 horas.

Este es el planteamiento que ha hecho Seat: el fabricante de coches quiere añadir una nueva sección en su web, consistente en un museo virtual en tres dimensiones por el que los internautas puedan pasear. 40 estudiantes de arquitectura de toda Europa han compitieron entre ellos formando grupos pequeños para dar con el mejor concepto, y así ganar el primer premio que consiste en convertir su propuesta en la oficial y ganar 5.000 euros.

Ese museo servirá para que los visitantes pudieran repasar la historia de Seat de un modo diferente, viendo los modelos de coches más importantes de la marca de forma cronológica, con una experiencia que vaya más allá de ir desplazándonos por una web estática. Y al buscar a estudiantes de arquitectura, pudimos ver cómo dicha web se ensayaba utilizando antes AutoCAD que no con otras aplicaciones más enfocadas al diseño de una web como Dreamweaver o Coda.

Desde edificios cambiantes hasta museos virtuales con dirección real

Apuntes En la sala de trabajo nunca faltaban dos cosas: papeles con ensayos de conceptos y café con cosas de picar.

Se pensó en todo: Seat eligió el One Ocean Club de Barcelona como lugar de la competición por ser un sitio abierto, al lado del mar, y en el que los estudiantes no se sintieran encerrados como sucedería en la sala de conferencias de muchos hoteles. Lo agradecieron, sobretodo teniendo en cuenta que tenían que trabajar ininterrumpidamente durante dos días.

No todos los días puedes ver a estudiantes de arquitectura trabajando para lo que terminará siendo una web

Algunos ejemplos de propuestas en las que estos estudiantes trabajaron: Aleida y Christian, de Valladolid, formaron equipo con otra estudiante más de Barcelona para llevar a cabo un museo que pudiera cambiar de forma dependiendo de quién era el que lo visitaba. Por ejemplo: si has nacido en 1984 y entras en el museo, éste cambiaría su distribución de salas para destacar y enriquecer todo lo que había ocurrido en ese año y destacar lo que Seat habría logrado durante la vida de ese visitante. Como el edificio es enteramente virtual, no hay límites: bastantes diseños (cambiantes o no) tenían formas que en el mundo real sería imposible construir.

Trabajando

Javier de Murcia y David de Albacete, por otro lado, lo han enfocaron de una forma mucho más realista pensando en un edificio que bien podría construirse, cosa que otros concursantes también hicieron aprovechando diseños como el propio logotipo en forma de letra 'S' de Seat.

Hubo propuestas que incluso se situaban en un lugar concreto de Barcelona para transmitir mejor las sensaciones, como al final de la Avenida Diagonal o incluso seleccionando rutas por los lugares más famosos de la Ciudad Condal; y algunos otros apostaban por las visitas con gafas de realidad virtual como las Oculus Rift o incluso las Cardboard de Google.

Jurado Uno de los equipos muestra su propuesta de museo virtual que se pueda visitar con gafas de realidad virtual ante el jurado...
Contador ...mientras el presentador marcaba las pautas de tiempo aprovechando una aplicación para iPad.

Tras terminar esos dos días de trabajo, cada equipo tuvo tres minutos para presentar su propuesta de museo virtual a un equipo de jueces y dos minutos más para someterse a cualquier pregunta que éstos pudieran tener. No muchos pudieron concentrar todo su trabajo en tan poco tiempo, pero fue más que suficiente para ver que habían invertido bien el fin de semana.

El diseño ganador: un museo en forma de seta gigante

Museo Seat

El equipo formado por Anton Sahler, Ksymena Borczynska y Patricia Loges fue el ganador, con la propuesta que podéis ver en la imagen de aquí arriba: un edificio gigantesco colocado en las alturas, recordando la forma de una nube o una seta gigante si nos fijamos en la base, que puede desplazarse de una ciudad a otra. Estas serían las vistas de este museo si se desplazara a Barcelona:

Museo Barcelona
Ganadores Los ganadores de la maratón, a escasos segundos después de recibir los premios.

Por ser el proyecto ganador, los tres estudiantes alemanes trabajarán codo con codo con los equipos de desarrolladores de Seat para convertir su propuesta de museo virtual en realidad, así que próximamente podremos visitarlo nosotros mismos desde la web oficial del fabricante.

En Xataka | Tu app de tráfico no predice bien la hora de llegada, pero lo hará mucho mejor en ese futuro hiperconectado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos