El metaverso va regular: Meta ya no contratará a 10.000 empleados para desarrollarlo y sugiere despidos

El metaverso va regular:  Meta ya no contratará a 10.000 empleados para desarrollarlo y sugiere despidos
50 Comentarios

La euforia de Meta ha durado apenas unos meses. En octubre de 2021 Mark Zuckerberg ponía el sector tecnológico patas arriba haciendo dos anuncios de envergadura al mismo tiempo: el cambio de nombre de su conglomerado de empresas de Facebook a Meta y la apuesta casi a todo o nada por el metaverso. Una apuesta arriesgadísima de la que se ha tenido que retractar en parte, ya que los números han empezado a no cuadrar.

Tanto es así que hace unos días Zuckerberg anunció, en una sesión de preguntas y respuestas con los empleados a la que ha tenido acceso Reuters, que rebaja su intención de contratar a 10.000 nuevos ingenieros para trabajar en el metaverso a 6.000 o 7.000 incorporaciones, y ha sugerido posibles despidos por no cumplir con el rendimiento esperado.

Mayor exigencia. El CEO de Meta advirtió a sus trabajadores de que debían prepararse para una dura e inminente recesión económica, y que como consecuencia de ello los objetivos que tendrán que cumplir a partir de ahora serán más exigentes.

También señaló que quienes no puedan alcanzar esas metas “probablemente no deberían estar aquí” y se mostró a favor de que aquellos a quienes no les gustasen estos cambios se marchasen. Por último, informó de que van a dejar vacantes ciertos puestos de profesionales que han decidido renunciar a sus empleos en los últimos meses.

La apuesta sale regular. Cuando Zuckerberg presentó su proyecto del metaverso mostró un optimismo desmedido. Anunció una profunda reconversión de su modelo de negocio, inversiones multimillonarias en I+D y miles de contrataciones, con un desembolso en un solo proyecto que superaba ampliamente lo que otras tecnológicas dedican al desarrollo de nuevos dispositivos, aplicaciones y herramientas, como ya explicamos en Xataka.

El optimismo duró poco, ya que los resultados económicos de los últimos seis meses han desbaratado los ambiciosos planes de Meta y han hecho que tengan que marcarse objetivos mucho más realistas. Durante el último trimestre de 2021 la antigua Facebook vio reducidos sus beneficios un 8%, nada demasiado grave teniendo en cuenta la importante inversión en el metaverso si no fuese porque de enero a marzo de 2022 sus ganancias cayeron un 21%. Además, los pronósticos internos de la compañía vaticinan que los beneficios seguirán hundiéndose durante 2022.

No sólo el metaverso. Pero esa caída de los beneficios no sólo tiene que ver con la ingente inversión en el metaverso. Zuckerberg decidió lanzarse de cabeza a este proyecto, que es una máquina de quemar dinero, en un momento en el que su buque insignia, Facebook, está en decadencia, la reputación del conglomerado anda por los suelos como consecuencia de las filtraciones de los Facebook Files y los cambios de privacidad de Apple están perjudicando enormemente su negocio publicitario.

Una serie de contratiempos a los que se ha sumado la guerra de Ucrania, que ha provocado una crisis económica mundial y que, entre otras cosas, ha hecho que el mercado de la publicidad digital, principal fuente de ingresos de Meta por el momento, haya sufrido un fuerte retroceso.

El metaverso se tambalea. Este freno a las contrataciones, de prolongarse mucho, podría poner en peligro el megaproyecto de Zuckerberg. Porque el desarrollo del metaverso es una carrera contrarreloj por varios motivos que precisa de mucha mano de obra: por una parte, Meta no puede permitirse perder entre 3.000 y 10.000 millones por trimestre indefinidamente en su desarrollo sin visos de ingresos, y por otra, porque los rivales van a apretar y la gran apuesta de la compañía para rentabilizar su inversión es llegar primero y comercializar múltiples aspectos de este universo digital.

Imagen | Hellcrisis_619

Temas
Inicio