Compartir
Publicidad

Ahora son los inversores de Tesla quienes demandan a Elon Musk para que no use Twitter porque "está perjudicando a la compañía"

Ahora son los inversores de Tesla quienes demandan a Elon Musk para que no use Twitter porque "está perjudicando a la compañía"
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Elon Musk tiene un nuevo problema que atender y lo peor es que proviene de los mismos inversores de Tesla, quienes están interponiendo una demanda para el CEO deje de usar Twitter por "sus repetidas declaraciones erróneas" que están perjudicando a la compañía y a sus accionistas.

Si esto nos suena familiar es porque no es la primera vez que se le pide a Musk que deje de usar Twitter para transmitir mensajes que pueden afectar el rumbo de Tesla, de hecho ahora mismo la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) está a la espera de la resolución de un juez ante su solicitud de que Elon Musk sea detenido por desacato, esto tras no respetar los acuerdos para el uso de Twitter como medio para dar actualizaciones de Tesla.

Dicen que Elon Musk necesita ser controlado en Twitter

Un grupo de inversores institucionales de Tesla presentó una demanda ante la Corte de Chancery en Delaware, la cual busca bloquear permanentemente el "uso no controlado de Twitter por parte de Musk para hacer declaraciones inexactas sobre la compañía".

Michael Barry, uno de los abogados de los inversores, mencionó:

"El señor Musk ha desatendido continuamente todos los esfuerzos que buscan controlar sus constantes errores e inexactitudes en redes sociales."

De acuerdo a los demandantes, Musk hace "un uso sin control de Twitter" que afecta de manera considerable a Tesla. El más reciente ejemplo es un tweet publicado en febrero pasado donde el ejecutivo aseguraba que este 2019 fabricarían alrededor de 500.000 coches, lo cual fue aclarado más adelante en otro tweet donde mencionaba que la estimación se mantenía en los 400.000 coches.

Según la SEC y su investigación, Musk no pidió la aprobación de Tesla ni del consejo ni del abogado de la compañía, quienes tenían que haber autorizado el primer tweet, como se había acordado entre ambas partes a finales de 2018 tras la primera acusación de fraude en contra de Elon Musk. Hay que recordar que esa primera demanda le costó su dimisión obligada como presidente de Tesla y una multa por 20 millones de dólares.

La SEC también afirma que tras el primer tweet, un abogado de valores de Tesla solicitó una reunión con ejecutivos de la compañía, incluido Musk, para redactar la aclaración que se publicó cuatro horas después en el segundo tweet.

Ante esto, el grupo de inversores busca apoyar la solicitud e investigación de la SEC, ya que temen que Musk cruce la línea nuevamente con algún tweet inapropiado. En caso de que la solicitud de la SEC sea aprobada, Musk podría ir a la cárcel o al menos recibir una nueva multa por desacato, además de restringir su comunicación en Twitter con respecto a Tesla, así como una posible suspensión o hasta prohibición para seguir como CEO de la compañía.

En el caso de la demanda de los inversiones, sólo buscan que Musk deje de publicar cosas en Twitter relacionadas con Tesla.

Hasta el momento, Tesla ni Elon Musk han emitido declaraciones con respecto al caso de la SEC o con respecto a esta nueva demanda por parte de los inversores de Tesla. De hecho, ni el juez federal ha confirmado la fecha para la audiencia que evaluaría la acusación de la SEC por supuesto desacato.

Desde Xataka hemos contactado con Tesla para obtener sus declaraciones a esta noticia, la cual actualizaremos en cuanto tengamos novedades.

Foto de portada | JD Lasica

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio