Compartir
Publicidad

La Comisión de Bolsa y Valores de EEUU exige que Elon Musk sea detenido por "publicar información inexacta" en Twitter

La Comisión de Bolsa y Valores de EEUU exige que Elon Musk sea detenido por "publicar información inexacta" en Twitter
37 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Elon Musk contra la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), round dos. Hoy la SEC solicitó a un juez la detención de Elon Musk por no cumplir uno de los acuerdos a los que llegó con el ejecutivo el año pasado, esto tras las acusaciones de fraude que terminaron en su dimisión obligada como presidente de Tesla y una multa por 20 millones de dólares.

Dicho acuerdo requería que Elon Musk buscará aprobación legal antes de tuitear cualquier cosa que pudiera afectar material y económicamente a Tesla. Según la SEC, Elon Musk publicó un tweet el pasado 19 de febrero que además de contener "información inexacta" no contó con la aprobación previa de la compañía.

Una nueva tormenta para Elon Musk

Según el documento que la SEC presentó ante un juez del Tribunal Federal de Manhattan, Nueva York, Elon Musk, "una vez más, publicó información inexacta y material sobre Tesla a sus más de 24 millones de seguidores en Twitter, incluidos miembros de la prensa, y puso esta información inexacta a disposición de cualquier persona con acceso a Internet".

El tweet al que hacen referencia es uno publicado el pasado 19 de febrero donde Musk menciona que Tesla no fabricó ningún coche en 2011, pero que fabricarán alrededor de 500.000 coches en 2019.

De acuerdo a los funcionarios de la SEC, Elon Musk no buscó la aprobación de Tesla ni del consejo ni del asesor legal de la compañía para publicar el anterior tweet, como se había acordado entre ambas partes a finales de 2018. La SEC menciona que tras tres días de haberse enviado el tweet, confirmaron que ningún abogado de Tesla había revisado lo que publicó Musk en Twitter.

De acuerdo al documento y la propia investigación de la SEC, tras enviar el tweet, un abogado de valores de Tesla organizó una reunión con ejecutivos de la compañía, incluido Musk, para redactar una aclaración, la cual se publicó cuatro horas después. Este nuevo tweet mencionaba que las cifra de 500.000 coches para 2019 era un cálculo basado en una fabricación de 10.000 coches por semana, pero que la estimación real anual se mantenía en los 400.000 coches.

El 20 de febrero, un día después de los tweets, Tesla anunció la salida del abogado general de la compañía, tras apenas dos meses de estar en la compañía.

De hecho, el mismo Musk confirmó en diciembre pasado que seguía publicando en Twitter sin pedir ningún tipo de aprobación. Incluso mandó mensajes desprestigiando a la Comisión al referirse a ella como la "Comisión de Enriquecimiento Shortseller", y hasta afirmó en una entrevista que él mismo eligió cuidadosamente a su reemplazo como presidente de la junta en Tesla.

Hasta el momento, Tesla no ha emitido declaraciones y el juez federal no ha confirmado una fecha para la audiencia que evaluaría esta acusación por supuesto desacato. Eso sí, Elon Musk tuvo tiempo de publicar uno de sus famoso tweets después de que la noticia se empezó a propagar.

Lo que es un hecho, es que Elon Musk está en la mira de la SEC, lo que lo pone nuevamente ante un peligro legal que lo podría dejar fuera de Tesla o de cualquier otra compañía pública o privada en Estados Unidos. En caso de que el juez determine que hubo desacato por parte de Musk ante el acuerdo que tiene con la SEC, podríamos ver una nueva ronda de sanciones en contra de Tesla y por supuesto Elon Musk.

Desde Xataka hemos contactado con Tesla para obtener sus declaraciones a esta noticia, la cual actualizaremos en cuanto tengamos novedades.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio