Compartir
Publicidad

Elon Musk obligado a dimitir como presidente de Tesla, además pagará una multa de 20 millones de dólares

Elon Musk obligado a dimitir como presidente de Tesla, además pagará una multa de 20 millones de dólares
114 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No han pasado ni 72 horas desde que la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos acusara a Elon Musk de fraude y ya han llegado a un acuerdo todas las partes implicadas. Elon Musk está obligado a renunciar como presidente de Tesla, aunque podrá seguir siendo CEO de la compañía. Junto a esto, tanto él como la propia Tesla desembolsarán 20 millones de dólares como multa.

Tal y como ha comunicado la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC en sus siglas en inglés), han llegado a un acuerdo con el CEO de Tesla para resolver la acusación de fraude en la que estaba implicado. El pasado siete de agosto Elon Musk alertó mediante su cuenta de Twitter la posibilidad de hacer de Tesla una compañía privada de nuevo. Nunca se materializó esta idea, pero sí que tuvo efectos colaterales en bolsa. Efectos por los que la SEC ha tomado cartas en el asunto.

Lo sorprendente es lo rápido que han llegado a un acuerdo ambas partes: menos de tres días. Según los informes, antes de la acusación formal del pasado 27 de septiembre había un acuerdo provisional que fracasó. Ese acuerdo implicaba una suspensión como presidente de Tesla durante dos años y una multa de diez millones de dólares. Elon Musk finalmente decidió no seguir adelante, por lo que horas más tarde llegó la acusación formal. Y ahora, llega el acuerdo final, más severo para Tesla y su CEO.

Captura De Pantalla 2018 09 30 A Las 2 05 45 Squashed

Las condiciones que debe atajar Elon Musk

Elon Musk tendrá que dimitir como presidente de Tesla en los próximos 45 días, no podrá volver a asumir este cargo por lo menos durante los próximos tres años. Eso sí, puede seguir siendo el CEO de la empresa, pero Tesla tiene que elegir dos nuevos directores independientes para la junta.

Un abogado supervisará todas las comunicaciones públicas de Elon Musk, incluidos sus tweets.

En cuanto a dinero se refiere, tanto Elon Musk como Tesla (por no actuar correctamente tras las declaraciones de su CEO) tendrán que pagar 20 millones de dólares cada uno. La suma de los 40 millones de dólares se distribuirá entre los inversores que hayan podido ser perjudicados por los movimientos que hizo Elon Musk al anunciar que consideraba comprar Tesla.

Elon Musk

Pero además de todo esto, hay algunas condiciones curiosas más. Por ejemplo, Tesla deberá contratar un abogado que supervise las comunicaciones públicas de Elon Musk, y sí, eso incluye su cuenta de Twitter. El multimillonario ha tenido que aceptar también como condición no admitir ni negar si fue culpable de fraude de valores. Es decir, no puede hacer público si realmente cometió un fraude o no.

En los próximos días seguramente se realicen los cambios en la junta directiva de Tesla, de la cual se bajará Elon Musk y llegarán dos nuevos directores independientes. A medio plazo lo más probable es que veamos a un Elon Musk más cauto, especialmente en su cuenta de Twitter. Ya que un simple tweet le ha costado millones de dólares y un "castigo" de tres años.

Más información | SEC

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio