Compartir
Publicidad
Withings Activité Pop, análisis: gran cuantificador que llega en el peor momento
Análisis

Withings Activité Pop, análisis: gran cuantificador que llega en el peor momento

Publicidad
Publicidad

Junto con Jawbone y Fitbit, la tercera compañía que lleva años en el negocio de la cuantificación es Withings. Suya es la báscula conectada que hace años arrancó con la fiebre de la cuantificación.

Tras sus modelos Pulse destinados a llevarse en el bolsillo, el año pasado se aventuraron con una propuesta arriesgada pero necesaria: un reloj de corte clásico al que añadieron la capacidad de medir nuestro sueño y actividad. ¿Llegan tarde? Os lo contamos en nuestro análisis del Withings Activité Pop.

Withings por fin acierta con el formato

Pese a ser de las pioneras en este de la cuantificación y tener una buena aplicación desde siempre, Withings ha ido siempre a remolque en sus dispositivos, al menos a nivel de posibilidades para llevarlos siempre con nosotros. Su Pulse, que analizamos en su momento en Xataka, era preciso, completo y el primero que incorporaba la medición de nuestras pulsaciones. Hablamos de 2013.

El gran inconveniente de esos modelos de Withings estaba en que no sean dispositivos de pulsera. Lo trataron de solucionar el año pasado de forma burda con una correa, pero ya en esos momentos había productos de muy alta calidad e incluso precio más competitivo que los que tenían la Pulse de Withings.

Activite Pop Analisis En Xataka 4

Así que recurrieron a un clásico: el reloj. Su Withings Activité fue en su momento una idea que se adelantaba al mercado, como ya había hecho la compañía en otras ocasiones. Pero se encontró con un precio nada competitivo para un horizonte plagado de relojes clásicos que añadían acelerómetros o la llegada de smartwatchs absolutamente más completos.

Una salida a ese atasco en el mercado fue la llegada del modelo que hemos analizado: el Withings Activité Pop. Aquí el precio se reducía considerablemente hasta situarse en la franja habitual de otros cuantificadores del mercado, unos 150 euros, pero a cambio de conformarse con un acabado en plástico bastante básico principalmente por la correa, aunque la misma se puede intercambiar fácilmente.

Usando el Withings Activité Pop

Acostumbrado a que cuando estoy probando cuantificadores, estos siempre acaben atrayendo la atención de amigos y familiares, con el Activité Pop no ha pasado nada de eso. Nadie me ha preguntado por lo que llevaba en la muñeca. Quizás lo hubieran hecho por lo extraño que pudiera parecer llevar reloj hoy en día. Pero por nada más.

El Activité Pop es atractivo, se confunde a la perfección con un reloj clásico y es muy cómodo de llevar. No pesa, no irrita la piel y tiene un tamaño de esfera bastante contenido. En una muñeca más bien pequeña queda perfecto.

Activite Pop Analisis En Xataka 2

Pero este Withings Activité es prácticamente todo apariencia. En la esfera tenemos solamente la información de la hora y el tanto por ciento del objetivo de pasos del día. No esperes avisos por notificaciones ni nada por el estilo. No te da información ni de la fecha.

Hazte a la idea de que en realidad están llevando un reloj pero con el añadido de que cuantificar tu sueño y pasos sin que te des cuenta. De hecho, nos ha gustado mucho lo preciso que es para determinar cuando estamos durmiendo, algo que hace de forma automática. Lo hace también con las siestas, y lógicamente cuando no llevamos el reloj puesto.

Img 1935

La Withings Activité Pop también permite el uso de alarma por vibración. Ésta es suficientemente potente para que despiertes por la mañana o de una siesta, o incluso para algún recordatorio. Pero por contra no hay manera de detenerla, así que resulta un poco molesto tener que esperar a que las casi 15 vibraciones de cada alarma acaben. Algo que sí que puedes hacer es conocer a qué hora está la alarma establecida con un doble toque rápido sobre la esfera. Lo mismo se podría haber implementado para detener la vibración.

El reloj de Withings también vibra cuando alcanzamos el 100% de nuestro objetivo, que es de 10.000 pasos de serie pero que podemos cambiar en la aplicación, la cual está siempre sincronizada desde dispositivos iOS y Android (BT LE). En nuestra experiencia, salvo en modelos actuales como el S6 Edge o el One M9, se nota que Withings ha prestado más atención a equipos iOS.

Dicho esto, además de por diseño, la gran baza del Withings Activité Pop es su batería. Es de tipo botón y con autonomía para más de medio año. Para intercambiarla basta una pequeña herramienta incluida pero podemos hacerlo con cualquier objeto pequeño capaz de hacer palanca, como podría ser la punta de un cuchillo.

La pulsera es resistente al agua y sumergible hasta 5 atmósferas, pudiendo usarla mientras nadamos. Pero no hay detección de actividades de forma automática sino que todo pasa por la aplicación correspondiente.

Una aplicación que aglutina tu vida cuantificada

Con este punto de partida, el valor del Activité Pop hay que dárselo a su poder de cuantificación sin temer por que se acabe la batería. Toda esa información que queda recogida la gestionamos desde la aplicación de Withings.

Pop Varias App

Allí disponemos de una especie de timeline donde se van recogiendo los datos de nuestra cuantificación procedentes de diferentes dispositivos de la compañía o de marcas que pueden integrar sus datos. Tenemos por ejemplo el peso, distancia recorrida, sueño e incluso alimentación. De todos ellos hay estadísticas diarias o semanales, con indicaciones de las veces que hemos cumplido con nuestro objetivo.

También ha incluido Withings una clasificación para competiciones con amigos, pero aquí la compañía no tiene la comunidad que otras como Fitbit, así que sirve de muy poco. También se incluye gamificación con insignias y logros que vamos acumulando en nuestro historial.

Withings App Ios 1

En el registro de pasos, que sirve para el día a día pero no es muy fiable cuando tratamos de registrar ejercicio en serio, por ejemplo correr, la aplicación divide cada día en diferentes momentos en que ha habido algún cambio relevante de nuestra actividad. Si se trata de pasos, el sistema de Withings es preciso.

Pero llegados a este punto, cuesta imaginarse un desembolso de 150 euros para conseguir un reloj de pulsera con el que medir nuestros pasos y sueño, por mucha batería de 6 meses que incluya. Si con eso te conformas, también debo decirte que pocos modelos cumplen tan bien con su cometido.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio