Compartir
Publicidad

Atravesar Marte con un autobús escolar: así es la realidad virtual para grupos

Atravesar Marte con un autobús escolar: así es la realidad virtual para grupos
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La conquista de rincones del espacio parece uno de esos objetivos a larguísimo plazo mientas vamos enviando nuestras sondas tan lejos como podemos, como el caso de la misión Juno. Aunque hemos avanzado mucho en la carrera espacial, de momento la idea de viajes tripulados hasta Marte aún es algo que vemos sólo en películas o libros, pero si la realidad pone trabas para eso tenemos la imaginación y la tecnología. Y ahora viajar a Marte en autobús es posible.

Obviamente no es un Marte real, sino una simulación del planeta rojo dentro de un autobús escolar que forma parte de la iniciativa Generation Beyond de Lockheed Martin, una empresa dedicada a la ingeniería aeroespacial y a la seguridad. Una idea que recuerda a esas salas de proyecciones en 360º, pero con el aliciente de que vamos subidos en un vehículo y podemos recorrer el entorno virtual que vemos a nuestro alrededor.

De gafas VR a autobús VR

Las gafas de realidad virtual están de moda y está claro que queda mucho por ver en este formato, pero pese a que veamos más cascos y más tipos de contenido se trata de un dispositivo individual, y para ambientes como un aula se plantea casi como un recurso imposible. Quizás esto motivó a que alguien pensase que debería haber una manera de tener una experiencia inmersiva para colectivos.

Puede que lo primero que se visualice para esto sea una de las salas de cine que comentábamos y no un autobús, y de hecho Alexander Rea, director creativo de tecnología de Framestore, lo describe en el vídeo que ponemos a continuación como la propuesta más loca que había recibido. Incluso Gary Marshall (desarrollador senior) se negó en un principio a llevarlo a cabo.

Teníamos que crear una experiencia VR en grupo. Es decir, ¿cómo diablos haces para transformar un autobús en un casco?

La pregunta de Jon Collins, presidente de la empresa, tiene una respuesta tan obvia como curiosa; estaba claro que la clave tenían que ser unas ventanas, pero éstas tenían que ejercer tanto de cristal para el exterior como de pantalla. Y justo eso es lo que se hizo: se instalaron ventanas que contienen en su interior un panel 4K y un film que vira de opaco a transparente o viceversa según convenga, con una tecnología que según dicen es nueva y aún está muy poco disponible (y no especifican).

Lo que se proyecta en estos paneles no es un simple vídeo, sino que se trata de un recorrido con el que se interactúa en todo momento

Lo que se proyecta en estos paneles no es un simple vídeo, sino que se trata de un recorrido con el que se interactúa en todo momento (si el autobús gira a la derecha, en los paneles se verá esto mismo, pero en el Marte virtual). Explican que mapearon toda Washington D.C. de modo que se superponen los escenarios real y virtual, por lo que el escenario varía según dónde esté el autobús físicamente (no hay un punto de inicio estándar o fijo). Para tener datos del desplazamiento combinan un GPS, un acelerómetro de tres ejes, un magnetómetro y un velocímetro de superficie por láser.

El sonido aquí es un componente importante, y no en vano instalaron altavoces por todo el vehículo. Pero el punto clave es que el sonido está acorde con el contenido que se muestra en la proyección, es decir, que si el autobús atraviesa una tormenta de arena ésta suene en el interior.

Autobús escolar

Una preparación divertida para futuros astronautas

De momento se trata de una experiencia que forma parte del programa educacional de Lockheed Martin y, aunque en el vídeo nos cuentan que los niños lo pasaron bien, sobran las palabras viendo cómo gritan cada vez que el autobús cambia el aburrido escenario urbano por las dunas y montes de Marte (entre los que hay instalaciones que nos provocan déjà vu de cierto libro o película basado en el Planeta Rojo).

Sería curioso empezar a ver esto en otros autobuses e incluso coches, si esta nueva tecnología se va expandiendo y si se crea otro nicho de entretenimiento virtual para grupos en paralelo a los cascos. ¿Un monovolumen familiar con proyecciones? ¿Una limusina? Quién sabe.

Vía | The Next Web
En Xataka | La guerra de la realidad virtual 2016 ya está aquí: comparativa a fondo de todas las opciones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio