Compartir
Publicidad

Discos duros híbridos, y el por qué no comprarlos

Discos duros híbridos, y el por qué no comprarlos
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Interesante artículo en CNet donde hablan sobre los discos duros híbridos, que deberían ser el paso adelante de nuestros discos magnéticos (que siguen con el mismo funcionamiento desde hace, al menos, un par de decenas de años). En él comentan las razones por las que los híbridos no son rentables, al menos por ahora.

Tan sencillo como el tamaño de la memoria flash, todavía muy pequeño, y que hace que apenas existan diferencias frente a discos duros más tradicionales. Generalmente una parte de memoria flash, más rápida y con un menor consumo, debería generar menores tiempos de carga y mayores velocidades de transferencia de datos, aunque es necesario que el sistema operativo sea compatible (por ejemplo, el gran Vista sí lo es. O eso se dijo). Sin embargo según Richard New, de Hitachi, los actuales discos híbridos tienen unos 256 MB de memoria flash que es un dato muy pequeño para ver resultados con claridad, para lo que se necesitarán unos 4 GB de dicha memoria. Joel Hagberg, de Fujitsu está de acuerdo con su colega New, aunque afirma que la diferencia entre un tipo de disco y otro podría ser de un 25%, que no está nada, pero que nada mal. Curiosa contradicción.

Detalle de un disco duro
Pero claro, que todo lo que sube baja y, en otras palabras, todo lo que mejora algo tiende a ser más caro. Desde luego que un aumento en la capacidad flash de los discos duros híbridos conllevaría un gran, gran incremento en los precios de estos dispositivos. ¿Merece la pena?. Si actualmente la evolución de los discos magnéticos apenas tiene un hueco en las estanterías de las tiendas... con un mayor precio sería más dificil que llegase a la gente, incluso aunque su rendimiento sea mayor.

Y en esto coincido con Richard Rutledge, de Western Digital, fabricante que no dispone de discos híbridos en su catálogo. Según él no merecen la pena dado que son más caros y el aumento en el rendimiento tampoco es algo sobrenatural (aunque según Hagberg sí lo sea, quizá habría que plantearse otro tipo de benchmarks), puntualización en la que coincido totalmente.

Y es que quizá ahora todavía estemos en los primeros pasos de la evolución hacia los híbridos y quizá sea demasiado pronto para pensar en pasarnos a esta nueva tecnología. En lo que sí coincidimos la mayoría es en que serán el siguente paso. Pues sí, pero cuando bajen de precio.

Vía | CNet News. Imagen vía Flickr y Flickr.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos