Compartir
Publicidad

La antena del Empire State: lo que pudo ser el aparcamiento de dirigibles más alto del mundo

La antena del Empire State: lo que pudo ser el aparcamiento de dirigibles más alto del mundo
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las antenas de los rascacielos son una parte importante sobre todo cuando se trata de batir récords, siendo un recurso habitual para arañar unos metros más y pasar por encima de la competencia en los cielos. Y hay una que tiene una curiosa historia y además es, junto al perfil del edificio, uno de los símbolos de Nueva York: la antena del Empire State.

Este edificio, diseñado por William F. Lamb, se construyó entre 1930 y 1931 para ser el rascacielos más alto del mundo. Y lo fue hasta la construcción de las desaparecidas torres gemelas, pero ¿qué función se pensó para su gran antena más allá de ser un protagonista del skyline neoyorkino?

Emitir desde lo más alto

Lo habitual es que estos puntos tan altos se destinen a la colocación de pararrayos y antenas de telecomunicaciones. El Empire State no es una excepción y en su punto más alto han estado las antenas desde un principio, empezando a retransmitir en diciembre de 1931 por parte de la NBC. En Early Television recogieron unas cuantas fotografías del año 1946, cuando esta compañía instaló tres antenas: para televisión (66-72 mHz), para la emisora comercial y para experimentos con el transmisor de 288 mHz.

Antena del Empire State Vista de la antena desde el tejado (izquierda) y colocación de la antena de 288 mHz (derecha).
La NBC tenía el monopolio de retransmisiones desde la antena del Empire State hasta 1950

La NBC la única protagonista de esos primeros años de retransmisiones desde el Empire State y la responsable de las remodelaciones y estaciones experimentales. Fueron quienes empezaron a emitir la señal de la que ahora es la WNBC-TV en 1941 tras haberse recomendado unos nuevos estándares para el la televisión. Pero el monopolio se rompió en en 1950 cuando lo exigió la FCC, y más adelante la construcción del World Trade Center causaría problemas de recepción haciendo que muchas emisoras pasasen a este mismo (y volviesen tras su destrucción).

Interiores de la antena del Empire State Interiores del sistema de antenas del Empire State.

Ese año además empezó la instalación de la antena múltiple para televisión y radio, finalizando en 1951. La estructura fue diseñada y construida para que cada una de los canales y radios pudieran emitir empleando el máximo espectro permitido por la FCC. Así, la antena del Empire State también fue la elegida para empezar a probar y retransmitir en UHF.

Empire State: antena Distribución de las comunicaciones.

Un parking en las nubes

Pero no sólo de radios y televisiones se habló para la utilidad de la antena que, hasta 1972, fue la que logró rascar el cielo desde el punto más alto en cuanto a construcciones por el ser humano. Si los barcos tienen amarres en el mar y los carros los tienen en el suelo, ¿por qué no iba a serlo el Empire State en el cielo neoyorkino?

A colación de un fake fotográfico del dirigible de la Armada estadouniense y el Empire State, el New York Times recordaba el uso que se planteó de la gigantesca antena como amarre de estos vehículos. Esto se supo cuando Alfred E. Smith (líder de un grupo de inversores del Empire State) anunció que la altura final no quedaría en 320 metros, sino en 381 metros.

Empire State

Desmintiendo que se tratase de la competición por superar en altura a lo presente (entre otros un vecino, el edificio Chrysler con 318 metros), sino que estaban estudiando las posibilidades de inversión que daría su altura. Así, esos 40 metros extra servirían para amarrar dirigibles que pudiesen estacionarse en el edificio y que los pasajeros accediesen por allí al edificio (y finalmente a la calle).

Pero la idea no fue más allá por dos factores: no había ninguna solicitud por parte de la empresa Zeppelin de tener ahí un "puerto" y la cantidad de viajeros en ese medio era muy reducida. Así que no podía ser una de esas ideas potencialmente rentables para la altura, además de que según Hugo Eckner, experto en dirigibles de la época, la idea era muy poco práctica dado que no había una superficie adecuada para aterrizar un dirigible ahí.

El Empire State y el cine

Ser uno de los puntos más altos de Nueva York no pasa desapercibido para los turistas ni para la fantasía del cine. El icónico edificio ha hecho algo más que aparecer en skylines y planos aéreos, siendo muchas veces protagonista y víctima de personajes y ataques en películas sobre todo de ciencia ficción.

Una de las más conocidas es también de las más antiguas, cuando en 1933 el King Kong de Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack escalaba el famoso edificio y es atacado por las avionetas. De hecho, la escena tuvo tanta fama que la versión de 2005 recurre de nuevo a la lucha contra los aviones en el Empire State.

La suerte de la antena y del edificio entero es muy distinta en 'Independence Day' (1996), donde es uno de los edificios destruidos por los extraterrestres. En 'El día después de mañana' (2004), la antena y todo el edificio aparecen congelados junto al resto de la ciudad.

Imágenes | Wackradio, Early Television
En Xataka | https://www.xataka.com/energia/este-impresionante-rascacielos-contara-con-mas-de-3-000-metros-cuadrados-de-paneles-solares

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos