En marzo un satélite chino fue dañado inesperadamente, una nueva investigación sugiere que impactó con basura espacial rusa

En marzo un satélite chino fue dañado inesperadamente, una nueva investigación sugiere que impactó con basura espacial rusa
13 comentarios

El 18 de marzo de este año las Fuerza Espacial de los Estados Unidos reportó un incidente en la órbita terrestre baja. El satélite chino Yunhai 1-02 perdió una serie de piezas tras lo que parecía ser un impacto o mal funcionamiento del artefacto. Cinco meses después se ha encontrado el problema: los restos de un cohete ruso de 1996 dañaron el satélite, demostrando el problema que puede suponer la basura espacial.

Yunhai 1-02 se lanzó en septiembre de 2019 desde el desierto de Gobi. Su propósito en el espacio es recoger imágenes satelitales para investigaciones meteorológicas, ambiéntales y otros experimentos. Cuando fue lanzado sin duda no se esperaba que su vida útil acabase un año y medio después. Pero ocurrió. El satélite fue dañado el 18 de marzo de 2021 de forma inesperada. No está claro si aún sigue funcionado o la Agencia Espacial China ha pedido el control de él.

Object 48078

Debido a la seguridad de estas operaciones, generalmente no se reporta al público qué ha ocurrido realmente. Las agencias espaciales no suelen tratar de forma pública asuntos como estos a no ser que tengan un impacto directo en la sociedad. En este caso, sólo se supo que el satélite había sufrido un daño, pero poco más.

Por lo tanto, hay que recurrir a astrofísicos y astrónomos aficionados para descubrir más pistas de qué ocurrió realmente. El astrofísico y rastreador de satélites Jonathan McDowell parece haber encontrado el motivo del accidente del Yunhai 1-02: el Object 48078.

Story 3 Main

¿Qué es Object 48078? Se trata de una pieza de apenas unos centímetros del cohete Zenit-2 de Rusia, lanzado en 1996 para llevar el satélite espía Tselina-2 ruso. Durante años los escombros de este cohete y muchos miles más que hay en órbita se rastrean en Space-Track.org para conocer sus trayectorias. Jonathan McDowell descubrió recientemente algo curioso en la información de esta pieza, un comentario indicando "Collided with satellite".

Tras investigar más a fondo los datos del Object 48078 el astrofísico pudo ver que sólo había datos sobre él desde marzo de este año. Esto indicaba que probablemente chocó con algo para poder ser detectado. Así mismo, su trayectoria desvela que el 18 de marzo a las 7:41 GMT pasó a menos de un kilómetro de la trayectoria del satélite Yunhai 1-02. Teniendo en cuenta el margen de error que estas trayectorias tienen, es más que probable que se hubiese producido una colisión entre ambos.

La colisión hizo que se produjeran un total de 37 objetos nuevos de basura espacial. Al menos 37 detectados hasta la fecha, pues que sean más. Esto, en cierto modo, revela el problema que implica la basura espacial. Muchos temen que este tipo de actos produzcan un efecto Kessler, donde una serie de colisiones en cascada pueden provocar que más y más escombros se generen y en consecuencia más colisiones se den. De ahí que los programas de limpieza de basura espacial sean tan necesarios.

Vía | SCMP

Temas
Inicio