La ESA se propone limpiar el espacio: se ha gastado 86 millones de euros para quitar de órbita un sólo objeto

La ESA se propone limpiar el espacio: se ha gastado 86 millones de euros para quitar de órbita un sólo objeto
36 comentarios

Desde hace prácticamente un lustro la Agencia Espacial Europea ha estado trabajando en proyectos para hacer limpieza en el espacio. Los satélites y diferentes artefactos que ya no se utilizan han estado acumulándose durante las últimas seis décadas en la órbita de la Tierra. Y es momento de deshacerse de ello. Es por ello que la ESA ha firmado su primer contrato para quitar de órbita un antiguo objeto. Y le va a costar 86 millones de euros.

Según ha anunciado la propia agencia, el pasado 26 de noviembre firmó un contrato con la compañía ClearSpace por un valor de 86 millones de euros. La misión a cumplir por ClearSpace es eliminar un objeto específico que se encuentra en órbita pero ya no operativo y por lo tanto clasificado como "basura espacial". Una misión cara, pero también compleja de realizar.

Lanzar, capturar, quemar

Se podría decir que son las tres fases que ClearSpace busca completar para llevar a cabo su misión. ClearSpace-1, el nombre que recibe tanto la misión como el vehículo que usarán, se llevará a cabo en 2025. La idea es lanzar el cohete a órbita, atrapar el ítem que se desea eliminar y dirigirse ambos a la atmósfera para quemarse y desintegrarse en el proceso de caída a Tierra.

Screenshot 2

El objetivo a capturar y desintegrar es Vespa, un antiguo objeto de la ESA que ha dejado de utilizarse desde 2013, cuando una segunda generación fue puesta en órbita. Vespa es acrónimo de Vega Secondary Payload Adapter, una herramienta utilizada por las misiones Vega. Su peso es de aproximadamente 112 kilogramos y actualmente orbita a una altitud de entre 664 y 801 kilómetros de altura de la Tierra.

Los 86 millones de euros, aunque parezcan mucho, de hecho no son suficientes para llevar a cabo la misión. ClearSpace financiará el resto a través de inversores comerciales. Esta es una de las primeras contrataciones de ESA en la que no diseña su propia nave, en su lugar ayudará a ClearSpace ofreciendo experiencia y conocimientos técnicos para el desarrollo.

Distribución de la "basura espacial" que actualmente está siendo rastreada. Vía ESA.

La agencia señala que con 60 años de actividad espacial y miels de lanzamientos ahora hay decenas de miles de objetos que son considerados basura espacial. Con los escombros aumentando de forma constante, diferentes proyectos se están llevando a cabo para acabar con ellos y hacer un poco de limpieza en la órbita terrestre. Esta misión de la ESA es una de ellas, en Japón plantean satélites que se autodestruyen.

Vía | ESA

Temas
Inicio