Compartir
Publicidad

Así será el Tesla para el gran público, el Model E

Así será el Tesla para el gran público, el Model E
44 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El coche geek del momento y seguramente una buena representación de por dónde va a ir el futuro del coche a corto plazo es el Model S de Tesla. En la pasada edición del MWC 2014 Telefónica lo estuvo luciendo aprovechando la conectividad que ofrece, pero en Xataka pudiste conocerlo con todo lujo de detalles el verano pasado en exclusiva.

El Tesla Model E apunta a ser el próximo año el nuevo modelo de referencia de la compañía en busca de un modelo más asequible. Se presentará en 2015 en el salón de Detroit pero no será hasta 2017 cuando se pueda comprar por la mitad de lo que cuesta ahora mismo el que será su hermano mayor. Conozcamos lo que hasta ahora se ha confirmado del futuro Tesla Model E.

Tesla Model E, un S más pequeño y asequible

El Tesla Model E, aunque se barajó que fuera idéntico al Model S, será finalmente un 20% más pequeño según ha confirmado recientemente el propio Elon Musk en la California Public Utilities Commission. Esto de entrada ya va a permitir que el futuro coche eléctrico sea más asequible pero parece que se se cuidarán de mantener el mismo diseño que en actual.

Y es que el por qué de este model complementario del Model S solo hay que buscarlo en el precio, especialmente tras el fiasco de un Model S más económico y con menor batería. Un coche de referencia como el Model S con precio de 70.000 dólares necesita un compañero más asequible y la empresa está dispuesta a que sea presentado en enero de 2015 en el salón de Detroit, aunque con una llegada masiva al mercado no antes de 2017.

¿Y qué precio podría tener este Tesla Model E? Pues Musk ha determinado que de entrada la base del futuro coche debería suponen ya un ahorro del 20% respecto al precio de referencia del Tesla Model S, pero que diferentes innovaciones y la fabricación completa por parte de Tesla de las baterías permitiría reducir otro 30% ese precio y establecer un coste para el consumidor de más o menos la mitad de lo que cuesta el Model S. Esto significa que podríamos tener un Tesla completamente eléctrico por unos 35.000 dólares.

La batería, la clave del nuevo modelo

Una de las modificaciones que se esperan en el nuevo Tesla E está relacionada con la batería. Y no habrá sorpresas negativas en forma de una reducción radical de su tamaño. Según Musk, la batería del futuro Tesla Model E se movería en el rango de los 48kWh (80% la del Tesla Model S), dotándolo de una autonomía de 320 kilómetros, lo que casi triplica lo que rivales eléctricos del segmento de los "utilitarios" pueden ofrecer ahora mismo.

Su fabricación se realizaría íntegramente en unas instalaciones que la compañía va a construir en un lugar todavía por determinar y que solo sería ahora mismo posible con la emisión de bonos o quién sabe si una inversión de una empresa interesada.

Tesla Model S

Este modelo contará con un apoyo incondicional en forma de red de cargadores rápidos, justo la que Tesla está construyendo y que permitirá al modelo S llega de una costa a otra de EEUU recargando solo en las estaciones especiales cada más o menos 300 kilómetros gracias a la super-recarga rápida que debe ser el futuro del coche eléctrico.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio