Hoy en 'Grandes inventos de la humanidad': los auriculares con cancelación de ruido activa

Hoy en 'Grandes inventos de la humanidad': los auriculares con cancelación de ruido activa
30 comentarios

¿Qué tienen en común los auriculares con cancelación de ruido activa y el dedo meñique del pie? Que no los echas de menos hasta que te los quitan. No tengo pruebas ni tampoco dudas de que los auriculares con cancelación de ruido son, junto a la freidora, el aire acondicionado y la fibra óptica uno de los grandes inventos de la humanidad.

Llevo tiempo probando auriculares con esta tecnología y me parecen pura fantasía. ¿Y por qué? Os preguntaréis, o quizá no, pero yo os lo cuento igualmente: porque no soporto trabajar con ruido. Me gusta el silencio, poder concentrarme en lo que estoy haciendo y, afortunadamente, con los modelos actuales del mercado, conseguirlo es más fácil que nunca.

El silencio

¿Cómo funciona eso de la cancelación de ruido activa? Ya lo hemos explicado detenidamente en Xataka, pero os hago un resumen rápido. Los auriculares con ANC tienen una serie de micrófonos repartidos a lo largo y ancho de su chasis que recogen el ruido ambiente. Para anularlo, generan una señal igual pero de fase opuesta. Eso provoca una interferencia destructiva que elimina total o parcialmente el ruido.

En términos mundanos, si las ondas del ruido valen diez y las exponemos a ondas contrarias que valen menos diez, el resultado será cero. Se anulan. Eso en la práctica, claro, porque el sistema no es perfecto. Lo habitual es que la ANC funcione bien con ruidos de baja frecuencia, por eso el efecto es tan impresionante en los aviones, trenes y coches.

Dicho eso, ¿qué tal es la experiencia con esta tecnología? Como en todo, hay experiencias y EXPERIENCIAS. Depende en gran medida de cada modelo, pero normalmente en los dispositivos de gama alta como los AirPods Max, los Sony WH-1000XM4 y algunos TWS, como los Sony WF-1000XM4, los Jabra Elite 85t o los AirPods Pro es alucinante.

Jabra

Yo, personalmente, los uso mientras trabajo con música lo-fi o bandas sonoras (las voces me desconcentran). Me aíslan casi por completo y me ayudan a estar centrado en lo que estoy haciendo. Con algunos, como los Sony WF-1000XM4, los AirPods Max y los Jabra Elite 85t consigo incluso olvidarme del sonido del teclado mecánico que uso para escribir esto.

Cuando más los he agradecido es cuando he estado en entornos ruidosos, como un aeropuerto, un autobús o en casa, ahora, que están haciendo una obra en el bajo y no veas el suplicio que ha sido trabajar con el ruido de las máquinas. La ANC ayudan muchísimo a resolver ese problema, a centrarte y a evitar esos ruidos tan típicos del día a día que pueden sacar de quicio.

Hay gente a la que el silencio total le parece desconcertante y raro, pero yo lo agradezco muchísimo. Quizá sea una cuestión de costumbre, pero nunca me he sentido completamente aislado del mundo cuando voy por la calle o desorientado. También hay gente que se marea o que siente que los oídos se les taponan, algo que puede pasar pero que se soluciona normalmente con un conducto para liberar presión.

A mí no me ha pasado nunca y la experiencia con la cancelación de ruido activa siempre ha sido buena (dependiendo del auricular, claro está). Pero para los que valoren el silencio y desconectar un poquito bastante del mundanal ruido de la calle, es algo que merece la pena probar. Demos gracias al Dr. Lawrence Jerome Fogel, que ideó el concepto de auriculares con cancelación de ruido allá por los cincuenta.

Este artículo forma parte de una sección semanal de Jose García dedicada a abordar la tecnología desde un punto de vista más distendido, personal e informal que publicamos en Xataka todos los sábados.
Temas
Inicio