Compartir
Publicidad

"Escucha mi voz... Alexander Graham Bell": Así sonaba una grabación de audio en 1885

"Escucha mi voz... Alexander Graham Bell": Así sonaba una grabación de audio en 1885
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Esta grabación se ha hecho por Alexander Graham Bell en presencia del doctor Chichester A. Bell el 15 de abril de 1885..." Así comienza uno de los testimonios en audio más antiguos de los que se tiene constancia. El antecesor del vinilo y el CD fue un experimento de Alexander Graham Bell, 133 años después hemos podido reproducirlo de nuevo.

En el año 1880 el inventor A. Graham Bell creó el laboratorio de investigación Volta Associates, con el objetivo de mejorar la transmisión y grabación de sonido conseguida por Thomas Edison tres años atrás con el fonógrafo. Con tal de evitar futuras peleas de patentes, decidieron documentar y guardar en el Instituto Smithsonian ejemplos de todos los avances en el desarrollo del grafófono (la respuesta de Volta Associates al fónografo de Thomas Edison).

Material Algunos materiales que el Instituto Smithsonian posee del laboratorio Volta Associates.

Reproduciendo lo irreproducible gracias a una cámara 3D

Actualmente el Instituto Smithsonian cuenta con importante material proveniente del laboratorio de investigación de A. Graham Bell. Documentos explicando los métodos utilizados, máquinas para capturar y reproducir el audio y sobre todo "discos" donde se almacenaba el sonido. Son variados y de distintos materiales: placas de vidrio fotográfico, cera sobre un disco de bronce, papel de aluminio con cartón y yeso, discos de grafito... Lamentablemente más de 130 años después ni se han conservado bien ni tenemos los aparatos originales con los que reproducirlos.

Captura De Pantalla 2018 05 07 A Las 9 41 11 IRENE captura con un sensor de profundidad la superficie de los discos.

¿Cómo reproducir estos discos sin dañarlos? No tocándolos. La opción más viable que han encontrado los investigadores es utilizar el sistema IRENE (Image, Reconstruct, Erase Noise, Etc.), que en líneas generales se trata de una cámara con detección de profundidad capaz de analizar los surcos de los discos e interpretarlos. El IRENE fotografía cada milímetro del disco para crear una imagen tridimensional de la superficie. Una vez obtenida, ésta imagen se procesa para recrear el sonido que almacena como si estuviese reproduciéndose en su aparato de reproducción original.

El resultado final de todo esto son diversas grabaciones con más de 130 años de antigüedad. La mayoría de ellas se centran en la locución y claridad del audio, a fin de cuentas era un laboratorio de investigación de sonido. Personas contando, mejorando la dicción, recitando a Shakespeare... Incluso hay una grabación musical.

De todos los discos escaneados y analizados, tan sólo en uno se puede reconocer la voz de Alexander Graham Bell. Tras varios minutos de grabación en los que el sujeto está contando, A. Graham Bell dice su nombre, la fecha y el lugar en el que se encuentra, finalizando con un "En fe de lo cual, escucháis mi voz".

Vía | IEEE Spectrum
En Xataka | Así es como el alambre de espino sirvió como cable telefónico y cambió América para siempre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio